La NASA presentó un robot que puede ir transformándose

Shapeshifter, conformado por pequeños dispositivos llamados cobots, puede volar, flotar o nadar de acuerdo a la superficie que atraviese.

La NASA compartió imágenes e información de su nuevo robot, llamado Shapeshifter, que se transforma para rodar, volar, flotar o nadar. Estará abocado a misiones de mundos lejanos, como las lunas de Saturno.

A través de un video en Youtube, la Administración de la Aeronáutica y del Espacio estadounidense reveló su innovación. El dispositivo tiene la cualidad de dividirse y elevar sus pequeñas hélices, convirtiéndose efectivamente en drones para la exploración aérea. Estas piezas impresas en 3D son solo el comienzo: el equipo imagina una serie de hasta 12 robots que podrían transformarse en una sonda de natación o en un equipo de exploradores de cuevas.

Te puede interesar...

Este “transformer” es parte del programa de investigación de Conceptos avanzados innovadores de la NASA (NIAC), que ofrece varias fases de financiación para conceptos visionarios, ayudando a convertir ideas que suenan a ciencia ficción en hechos científicos.

Ali Agha, el creador de Shapeshifter, lo imagina en una misión a la luna Titán de Saturno, el único otro mundo en el Sistema Solar que tiene líquido en forma de lagos, ríos y mares de metano en su superficie “Tenemos información muy limitada sobre la composición de la superficie. Terreno rocoso, lagos de metano, criovolcanes. Posiblemente tengamos todo esto, pero no lo sabemos con certeza”, manifestó el especializado en robótica, en un comunicado. A raíz de esto, contó: “Pensamos en cómo crear un sistema que sea versátil y capaz de atravesar diferentes tipos de terreno, pero también lo suficientemente compacto como para lanzarlo en un cohete”.

A Agha y sus coinvestigadores, que incluyen científicos de las Universidad de Stanford y la de Cornell, ambas de Estados Unidos, se les ocurrió el concepto de un robot autoensamblable hecho de robots más pequeños llamados “cobots”. Estos podrían moverse independientemente uno del otro para volar a lo largo de acantilados, podrían hacer espeleología, formando una cadena de margaritas para mantener el contacto con la superficie, o transformarse en una esfera para rodar sobre superficies planas y conservar energía.

Por ahora, Shapeshifter es semiautónomo pero su diseño futuro dependerá de cobots que puedan ensamblarse automáticamente sin necesidad de comandos.

La visión definitiva de Agha incluye un módulo de aterrizaje como la sonda Huygens de la Agencia Espacial Europea, que llegó a Titán después de ser desplegada en paracaídas por la nave espacial Cassini de la NASA. Esta “nave nodriza” serviría como fuente de energía para los cobots y transportaría los instrumentos científicos para realizar análisis de muestras en profundidad.

LEÉ MÁS

Regresa al elenco original de Jurassic Park en Jurassic World 3

Estos son los estrenos de Netflix para octubre

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído