La niña de 11 años que no para de envejecer

Adalia Rose sufre el síndrome de Hutchinson-Gilford y se muestra en su canal de Youtube.

El caso de Adalia Rose es un buen ejemplo para remarcar la importancia de aprovechar cada día como si fuera el último. Esta joven de apenas 11 años sufre un trastorno muy extraño de envejecimiento prematuro. Quienes padecen la enfermedad conocida como síndrome de Hutchinson-Gilford, la forma más severa de progeria, tienen una esperanza de vida de 13 años.

La joven, lejos de encerrarse y esconderse por su rara enfermedad, decidió, junto con su madre, crear un canal en Youtube en el que va mostrando sus aficiones, su día a día y su vitalidad. La acogida fue sorprendente. Rose suma más de 1,5 millones de suscriptores en su canal y más de 238.000 seguidores en Instagram, donde se acumulan numerosos comentarios de admiración y gratitud por su alentador testimonio.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído