La nueva ruta amenaza con matar de sed a los animales

Caballos y vacas no podrán cruzar la 51. Crianceros, en alerta por la obra.

Adriano Calalesina

adrianoc@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Nadie tuvo en cuenta el dato: la nueva ruta petrolera amenaza con dejar en la lona a un grupo de crianceros que hace más de 50 años vive en la zona de la meseta, cerca de Centenario y Vista Alegre.

El motivo es simple: los animales, en este caso algunos caballos perdidos y vacas flacas, ya no podrán cruzar la Ruta 51 para tomar agua y pastorear en cercanías del río Neuquén y el lago Mari Menuco.

Algunos vieron con buenos ojos el hecho de que ya no habrá más accidentes por cruce de animales sueltos y la falta de alambrados. Pero para los habitantes de esta zona vasta, la ruta será una puñalada mortal a su identidad. Sin agua, las manadas se mueren de sed.

Avanza: La duplicación de la ruta está en marcha. Crianceros piden retornos hacia sus campos.

La ampliación de calzada ya está en marcha, y los cuatro carriles con un islote de hormigón en el medio serán una pared mortal para los caballos, que suelen trotar de un lado a otro de una ruta que hoy es un verdadero peligro.

Además, suman otro drama. La nueva ruta tendrá dos retornos y algunas familias tendrán que recorrer varios kilómetros extra para ingresar a sus campos. De lo contrario, tendrán que hacerlo en contramano y por la banquina.

La obra de ampliación de la calzada empezó en enero, en el cruce con el desvío hacia el dique Compensador de San Patricio del Chañar y está llegando a la Ruta 7. Son 27,5 kilómetros, donde hay varios campos de crianceros.

Luis Hernández nació en la zona de Planicie Banderita y su preocupación llegó al límite. Tiene un campo con unos tres kilómetros de costa, cercano al río Neuquén. Allí cría caballos, vacas y ovejas, como una actividad que empezó su padre a mediados de los 40.

1000 animales hay en los campos cercanos a la Ruta 51.

Pertenecen a crianceros que viven hace más de 50 años ahí. Si bien son un peligro al cruzar la ruta, necesitan tomar agua de los ríos y lagos. Además, pastorean en campos de sus vecinos.

Pedido a la empresa

“Los animales directamente no van a poder pasar la ruta. En ningún momento se habló del paso de los animales del río al lago. Fuimos a ver a la empresa Rovella Carranza (a cargo de la obra) y nos dijo que la ruta tendrá sólo dos retornos”, dijo Hernández a LM Neuquén, quien además preside la Asociación de Fomento Rural (AFR) de Planicie Banderita.

Lo mismo les sucede a otras familias que viven en los alrededores de una ruta que va hacia la Villa Mari Menuco, los desarrollos del istmo de Los Barreales y el yacimiento Loma La Lata. Se trata de las familias Asaad, Moya, Barra y Sabatel, que viven hace décadas de la cría de animales.

Los crianceros piden un sendero para los animales y al menos tres retornos más para poder ingresar a sus campos. Pero esas modificaciones no están contempladas en la obra, de la que ya tomó posesión hace meses Vialidad Nacional.

“Esto nos perjudica y ya hablamos con el gobierno provincial. Si esto sigue, los crianceros vamos a desaparecer”, indicó Hernández.

La nueva traza traerá más seguridad y progreso, pero pocos pensaron en un detalle: asfixiar a toda una actividad por colocar una “pared” en medio de la calzada.

Un amparo frenó la obra a pedido de ambientalistas

La obra de ampliación de la Ruta 51 se frena, al menos por 48 horas. Así lo resolvió al Juzgado Civil N°4, que hoy subroga Ana Virginia Mendos, tras un pedido de amparo del diputado por Unión de los Neuquinos (UNE), Mariano Mansilla.

La Justicia declaró admisible al pedido del diputado a través de una asamblea ambientalistas de Centenario y el oficialismo tiene dos días para contestar.

Se trata de un pedido de informe sobre el contrato que tiene la Unión Transitoria de Empresas (UTE), Rovella Carranza-CN Sapag con Vialidad Nacional para la duplicación de la ruta del petróleo. “Queremos ver el estudio de impacto ambiental, porque el informe que la empresa presentó, no fue aprobado”, dijo Marcela Escobar, una de las integrantes de la asamblea socioambiental.

Tanto Mansilla como los vecinos que participan activamente de la asamblea le piden a la empresa hacer una audiencia pública para evaluar el impacto de la obra de duplicación, en Centenario.

Hoy, los mismos vecinos presentarán en el Concejo Deliberante de Centenario un proyecto para declarar “avenida urbana” la Ruta 7. De ese modo, se suma a la declaración para proteger los eucaliptos de la vera de la calzada (ente la segunda y tercera rotonda) y el pase Néstor Kirchner.

El objetivo de los vecinos es que la nueva traza no divida aún más la ciudad entre el Casco Viejo y los barrios. Además, que se priorice al peatón por sobre el flujo vehicular, teniendo en cuenta el gran tráfico que hay de camiones hacia la zona de yacimientos petroleros.

El gobierno provincial, a través de Vialidad, tendrá que responder en estos días y evitar así que se paralicen los trabajos.

Los puntos que generan polémica

Desaparece un paseo

Es el Néstor Kirchner, en el acceso a Centenario. Los vecinos pidieron a Vialidad modificar el proyecto ejecutivo.

Cruces peatonales

Los vecinos piden que los peatones tengan prioridad. Y que se declare avenida urbana a la ruta llegando a Centenario.

Ancho de rotondas

Los integrantes de la asamblea ambiental no quieren que se tiren alamedas por el ancho de las mismas en un tramo.

Cruce de animales

Si bien la ganadería está casi extinta, hay crianceros que piden un cruce en la ruta para que las vacas y caballos puedan tomar agua de los ríos y lagos. Esto no figura en el proyecto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído