La osteoporosis también hace sufrir mucho a los hombres

Se la asocia a las mujeres, pero las fracturas azotan a los varones

La osteoporosis se caracteriza por un aumento de la fragilidad ósea que predispone a fracturas y ha sido ampliamente divulgada como una enfermedad femenina. Sin embargo, la osteoporosis representa un importante problema de salud ya que las fracturas de vértebras y cadera ocurren también en varones, causando una importante morbi-mortalidad.

En 1991, Bagur y colaboradores realizaron el primer estudio epidemiológico de osteoporosis en la Argentina. Con el registro de fracturas de cadera, se evidenció que, aunque en menor grado, los hombres también tienen osteoporosis. Se observó una incidencia de 101 fracturas de cadera por cada 100 mil habitantes por año. Datos similares, que oscilan entre 50 y 100 casos por 100 mil habitantes por año, se han publicado en diferentes poblaciones del mundo hasta la actualidad.

Te puede interesar...

Seis puntos clave del estudio:

1. La proporción de fracturas de cadera en la población masculina representa el 30% de todas las de cadera en el mundo

2. La morbi-mortalidad por fracturas de vértebras y cadera es mayor en hombres que en mujeres.

3. El 25% de los hombres con facturas de cadera mueren dentro el primer año de ocurrida.

4. Un tercio de las fracturas vertebrales suelen ser asintomáticas, motivo por el cual deben ser investigadas ante la sospecha de osteoporosis. Las deformaciones vertebrales tienen un impacto negativo sobre la salud: ocasionan dolor de espalda, capacidad funcional disminuida y cifosis, entre otros.

5. La fractura de muñeca a edad temprana es un marcador de fragilidad esquelética en los hombres.

6-La etiología de la osteoporosis en los hombres es en un 50 a 60% identificable. Entre otros, se destaca el hipogonadismo (disminución de hormonas sexuales masculinas), la ingesta crónica de corticoides, el alcoholismo, la inmovilización prolongada y ciertas enfermedades crónicas como la obstrucción pulmonar crónica, enfermedades gastrointestinales, entre otras.

¿Cómo se diagnostica? Se realiza mediante la medición de la masa ósea por densitometría, análisis del metabolismo óseo que permite interpretar el funcionamiento del hueso y radiografías o morfometría vertebral para investigar la presencia de deformaciones vertebrales que pueden pasar desapercibidas. Como primera medida, hay que investigar si existe una enfermedad o medicación que esté ocasionando la patología o si se está en presencia de lo que denomina osteoporosis primaria, por predisposición genética o por un menor pico de masa ósea (el capital máximo de hueso que se adquiere en la juventud)

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído