El clima en Neuquén

icon
Temp
92% Hum
La Mañana Chos Malal

La posta atlética que unió a Chos Malal con Viedma hace 35 años

La hazaña que completó un grupo de estudiantes secundarios quedó en la historia y le dio una impronta única al primer centenario de la primera capital neuquina, en 1987.

Chos Malal, 1987. En esta ciudad del norte neuquino se respiraban aires de festejo y celebración. En el centenario de su fundación, pueblo y gobierno tiraban del mismo carro. La primera visita de un presidente de la Nación le daba más distinción al cumpleaños. Un día antes de que el doctor Raúl Alfonsín pisara este suelo dejando un sinnúmero de anécdotas, un grupo de adolescentes escribía su propia historia.

A su manera y con esfuerzo también celebraron el cumpleaños del pueblo. Fueron 33 alumnos del CPEM 4, la primera escuela de nivel medio de Chos Malal, los que se propusieron realizar una posta atlética para completar los 960 kilómetros entre Viedma y Chos Malal. “La intención era unir la que se pensaba que entonces sería la nueva capital federal con nuestro querido Chos Malal, que como todos saben fue la primera capital del territorio neuquino”, recordó Horacio “Beto” Fuentes, al cumplirse 35 años de aquella travesía.

Te puede interesar...

En este sentido, el hoy docente rural en la escuela albergue N° 70 del paraje Naunauco, recordó que a la delegación de Chos Malal se sumaron tres jóvenes que representaron a Viedma. “Fue una travesía deportiva llena de momentos lindos, de camaradería, de unidad y sobre todo de mucho orgullo por representar a nuestros dos pueblos. Fue algo único e inolvidable”, relató.

Chos Malal Posta Centenario Carrera (2).jpg

La posta atlética de integración

En 1987, la Posta Atlética Centenario movilizó a todo el pueblo. Duranta una semana, todos estuvieron expectantes de este desafío que integró a dos ciudades de la Patagonia argentina. “La actividad fue organizada por la escuela secundaria y por los profesores Javier Pallero y Pedro Maleandi. Todos juntos trabajaron en este proyecto. Se trabajó fundamentalmente con los últimos cursos de la escuela. Entrenamos durante todo el año dos o tres veces por semana. En algunas ocasiones el entrenamiento era de noche”, relató Fuentes.

"Para comenzar a hacer realidad nuestro sueño viajamos todos hasta Viedma y desde allí comenzó la posta atlética. La estrategia empleada para completar el recorrido fue que cada participante corriera por 10 minutos y en ese tiempo teníamos que lograr hacer mínimamente 2500 metros. Así íbamos pasando la posta. Los relevos se hacían desde un auto. Éramos dos grupos, uno de ellos se adelantaba varios kilómetros y esperaba a que el grupo que estaba realizando la actividad llegara a ese lugar y retomaba la posta. Así fue de forma sucesiva hasta que recorrimos los 960 kilómetros que separaban ambas ciudades”, agregó.

Chos Malal Posta Centenario Carrera (1).jpg

Una llegada inolvidable

Horacio Fuentes recuerda que la llegada a Chos Malal fue algo excepcional y que aún los recuerdos gratos lo embargan. “La idea de nuestrosprofesores y de toda la comunidad era rendir un homenaje por el centenario de nuestro pueblo uniendo la futura capital del país con la antigua capital del Neuquén”, contó.

Además, agregó que “fue una semana de travesía y de correr todo el tiempo. La verdad que se trabajó muy bien en equipo. El apoyo logístico fue gigante porque estaban los profesores, los que cocinaban y todos los que en determinados lugares preparaban lo necesario para almorzar o cenar. Es bueno destacar que gran parte del recorrido se hizo en horarios de noche”.

El día de la llegada fue toda una fiesta. Aún quedan muchos recuerdos de aquel 3 de agosto de 1987 cuando cerca de las 16 todos los compañeros de la posta atlética llegaron a destino. “Cuando llegamos pude ver cómo lloraban muchos de mis compañeros y a mí me pasó lo mismo al día siguiente. La emoción fue inmensa y traerlo hoy a la memoria nos da nostalgia pero me vuelve a llenar de satisfacción y orgullo haber estado en aquel día del centenario de Chos Malal ofreciéndole nuestro pequeño y humilde obsequio”, precisó Fuentes.

“Han pasado 35 años de esa posta atlética y de aquel día 3 de agosto cuando llegamos a Chos Malal cerca de las 16 horas. El recibimiento fue multitudinario ya que estaba todo preparado para el festejo del centenario que se hacía al otro día, cuando vino Raúl Alfonsín y quedaron un millón de anécdotas de aquella visita del presidente de la Nación”, dijo Horacio “Beto” Fuentes.

El alumno que supo replicar la iniciativa

Aquel joven de 17 años hoy es maestro rural en la escuela albergue N° 70 del paraje Naunauco. Siempre mantuvo el contacto vigente con sus profesores y heredó la estirpe deportiva. Es así que replicó aquella gesta deportiva con todos los alumnos primarios que ha tenido en su carrera docente. Su escenario siempre fue recorrer el norte neuquino a través de competencias atléticas.

“Desde mi lugar de docente rural tuve la posibilidad de volcar esta misma actividad no tan extensa sino que nos movíamos a lo largo y a lo ancho del norte neuquino con los alumnos de mi escuela y de otras escuelas de la región”, contó. Al respecto Fuentes comentó que en el marco del centenario de su escuela de Naunauco viene organizando una posta atlética con los alumnos de esta escuela y otras dos que también han cumplido 100 años. “El martes 16 de agosto vamos a correr una distancia de 50 kilómetros con los nenes de todas las escuelas que han llegado a su centenario. Estarán los alumnos de las escuelas de La Salada, Tres Chorros y la de Naunauco. Esta es la posta número 20 que venimos organizando”, finalizó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario