La devaluación del peso respecto del dólar se comenzó a sentir en la región a partir del aumento de precio en algunos alimentos, como la carne, que ya registró una suba del 10% al por mayor. Lo mismo sucedió con las verduras y frutas que tienen origen importado, como banana, kiwi y palta.

Te puede interesar...

A ello se sumó la suba de otros productos por cuestiones de estacionalidad o demanda, como es el caso de la cebolla, y la casi no entrega de harina por la falta de precio en el Mercado Concentrador de Neuquén. De hecho, a nivel nacional los molinos mantienen suspendida la venta desde el martes, hasta que se estabilice el precio del dólar o haya un valor de referencia, pese a que ya comunicaron a algunos clientes que se aplicará un incremento de entre el 20% y el 30%.

El gerente del Mercado Concentrador, Diego Molina, informó que el impacto de la corrida no se había visto reflejado ayer pero que hoy iban a empezar a regir los primeros aumentos en productos importados con mayor rotación y consumo. “Se van a acomodar al valor del dólar, por lo que se espera una suba de entre un 15% y 20%”, precisó Molina.

Respecto de otros productos, como la cebolla, indicó que alcanzó un pico de precio el viernes, de casi el 100%, porque casi toda la cosecha fue comprada por Brasil, pero que esta semana comenzó a bajar.

También hay otros productos que subieron su valor de venta por problemas climáticos vinculados al frío, que quemó producciones como las de algunas lechugas. Lo mismo sucedió con los pimientos rojos, cuyo cajón se comercializaba en $600 o $700 y que en la actualidad alcanzó los $1000.

“Estamos en una época de transición, sobre todo el norte del país, donde deja de haber verdura de invernadero y entra la de campo. Después, el precio baja naturalmente, ya que esto es por oferta y demanda”, advirtió Molina.

SFP_Mercado-Concentrador-frutas-y-verduras-(10).jpg

Cautela

Dentro del Mercado Concentrador las ventas no disminuyeron en estos días con relación a los clientes que compran para tener stock, pero desde el lunes comenzó a registrarse menos presencia del público en general. “Muchos están esperando que se terminen de acomodar los precios para ver el impacto real de todo esto”, señaló el titular de la entidad.

Molina recordó que el año pasado, con la anterior corrida del dólar de mayo, ocurrió lo mismo. “El mercado generalmente se maneja por oferta y demanda, y se va normalizando a medida que la situación se aclara”, dijo, y aseguró que al comparar precios del año pasado y de este, teniendo en cuenta la estacionalidad, se trata de valores “más o menos parecidos”, además de que los aumentos registrados los absorbieron los intermediarios.

A su vez, en manzanas y peras se mantiene un precio estable. “No se ha tocado, no hay variación en el precio hasta que se agote el stock. Después, en diciembre-enero se modifica el precio por el costo del frío”, apuntó Molina.

SFP_Mercado-Concentrador-frutas-y-verduras-(3).jpg

Es inminente la suba del pan

Si bien los productores de panificados todavía no recibieron las bolsas de harina con el aumento, se sabe que los molinos aplicarán una suba del 20% al 30% en este insumo. Incluso, eso fue lo que comunicaron algunos proveedores.

Por esta razón, y más allá de la intención de la mayoría de los panaderos de retrasar la suba, tarde o temprano se verán obligados a trasladar el incremento al mostrador.

Por ahora, el pan se mantiene a $90 el kilo en promedio y, hasta el momento, nadie se animó a remarcar a las apuradas porque la situación es muy complicada y podría generar una caída en las ventas.

El último incremento de la harina fue hace apenas un mes y, ya entonces, la mayoría prefirió absorber esa suba.

En las fábricas de pastas y las pizzerías locales también se optó por mantener los precios, hasta tener el aumento de la harina encima.

La mayoría estima que los clientes verán reflejada esa suba durante este fin de semana.

SFP_Mercado-Concentrador-frutas-y-verduras-(2).jpg

Cayó el ingreso de mercadería y el nivel de venta

Desde el Mercado Concentrador de Neuquén informaron que el mes pasado se registró una caída de la actividad, que tiene que ver con el ingreso de mercadería, del 17% de modo interanual. Respecto del nivel de venta, Diego Molina aseguró que es el más bajo de los últimos 10 años, tomando un promedio de la comercialización de los productos en general.

En cuanto a precios, en los productos nacionales se registran valores similares a los del año pasado (contrario a los importados, que sí aumentaron), pero eso es a consecuencia de que la inflación fue absorbida por los intermediarios y mayoristas. “El 50% de inflación interanual no se vio reflejado en los precios, sino que esa pérdida se repartió entre el mayorista local y el proveedor”, explicó Molina. En este sentido, puso como ejemplo que un cajón de cítricos de Concordia sale $120 y que de gastos tiene otros $140 para poder traer ese producto a la región, que incluye el flete y la desinfección. “Eso es mayor al valor del producto mismo y lo han absorbido la gente de la finca, el proveedor y el mayorista del mercado”, advirtió el titular del Mercado Concentrador.

Por otra parte, y volviendo al tema aumentos, otro insumo esencial que se disparó con el dólar fue el aceite, que tuvo un incremento a nivel mayorista superior al 20% y en varias provincias se había cortado el abastecimiento. En Neuquén no hubo faltantes, aunque sí algunos hipermercados ya empezaron a remarcar los precios en sus góndolas.

LEÉ MÁS

Impactante video: así se escapó el puma que apareció en barrio Hipódromo

Nación pone a Vaca Muerta entre interrogantes para que no suba la nafta

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído