La suerte de LM Neuquén peregrina por todos los barrios repartiendo alegrías

Iris y Agustín fueron los ganadores del sorteo de la edición del lunes 23

Iris y Agustín participaron de Código Amigo y resultaron ganadores. Esta vez, la suerte salió de Neuquén capital y visitó a vecinos de Plottier y Centenario.

Con el código 6K3F4V de la edición de LM Neuquén del lunes 23, Iris Norma Segura se llevó los 3000 pesos. La vecina del barrio Viñas del Río participa todos los días del Código Amigo y lee todo el diario, aunque sus secciones favoritas son Mundo y Ciencia y Vida.

Contó que va a usar el premio para ir a visitar a una amiga a Buenos Aires y que, como es fiel seguidora de LM Neuquén, también participa del sorteo del crucero con el cupón que viene sábados y domingos por el 12º aniversario.

El otro ganador fue Agustín Castro, que se llevó los 2000 pesos con el código KRZYWT. El vecino de Centenario, que vive en el Casco Viejo, tiene 22 años y cursa el profesorado en Historia en la Universidad del Comahue.

Contó que en su casa siempre compran LM Neuquén, pero esta vez él mismo lo compró interesado en el tema de las elecciones. Agregó que fue la primera vez que él enviaba el mensaje, ya que su familia participa siempre y todavía no habían ganado. Sus secciones favoritas son Neuquén, Política y Deportes, y todavía no sabe en qué se va a gastar el premio.

En el sorteo de anteayer, la fortuna se repartió así: los 3000 y 2000 pesos que sortea el diario se fueron a los barrios Carnaghi y 7 de Mayo. Y en la edición del 24 de noviembre las ganadoras fueron María Adela Sulpisio y Miriam Mendoza.

María Adela es dueña de un mercadito en barrio Carnaghi, se ganó el premio mayor de Código Amigo y lo va a utilizar para comprarles regalos en estas fiestas a sus tres hijas y sus cuatro sobrinos. Además, la ganadora también está participando del sorteo del crucero y en más de 50 premios que sorteamos el 21 de diciembre con motivo del 12º aniversario.

La ganadora de los 2000 pesos es Miriam, madre de cuatro hijos: tres mujeres y un hombre. Ella es empleada en un geriátrico y su marido es taxista. Él era el encargado de enviar el mensaje con el código pero, como nunca ganó, dejó de hacerlo. A partir de ese momento fue Miriam la que empezó a participar. Va a utilizar el premio para pagar cuentas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído