La superluna de sangre, un fenómeno que atrajo al mundo

Por TV o en vivo, el espectáculo lunar se llevó la atención del día.

Millones de personas observaron entre la mañana y el mediodía de ayer el eclipse total de la llamada superluna azul, la segunda luna llena del mes y que se encontró en su posición más cercana a la Tierra -de ahí su apariencia de mayor tamaño-. En Argentina fue más difícil de ver, debido al horario, por lo que se pudo apreciar principalmente en la costa oeste de Estados Unidos, en Asia, Oceanía y en el este de Rusia. De todos modos, la transmisión de la NASA permitió que Sudamérica, Europa occidental y África fuesen testigos a través de la TV del particular fenómeno astronómico.

luna
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.

En los lugares en los que las condiciones atmosféricas acompañaron, se pudo observar también cómo la luna se tiñó de un color rojizo sin la necesidad de tener que ponerse anteojos especiales, como sí suele ocurrir en los eclipses de sol. El espectáculo que ofreció el cielo fue, además, muy especial porque hubo un cuádruple acontecimiento que hacía 152 años que no se daba: la combinación de un eclipse lunar total, una superluna, una luna azul y una luna de sangre. La última vez que algo así se vio desde la tierra tuvo lugar en el siglo XIX, en 1866; y para volver a observar un fenómeno similar no habrá que esperar un siglo y medio aunque un par de décadas: recién el 31 de enero de 2037 volverá a producirse.

luna
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.

Una superluna ocurre en el momento de máximo acercamiento del satélite natural de la Tierra. Además, al haber luna llena en dos ocasiones en el mismo mes, se la denomina luna azul (la vez anterior en que hubo luna llena fue entre el 1° y el 2 de enero). Y todo esto se dio mientras la Tierra, el Sol y la Luna se alinearon, dando lugar a un eclipse lunar total, esto quiere decir que la luna llena coincide con el momento en que entra en la sombra de la Tierra produciéndose así un eclipse.

A su vez, durante el transcurso del eclipse, la atmósfera de la Tierra filtró la luz azul y verde de los rayos solares, dejando pasar la roja, generando la luna de sangre y el cuarto fenómeno vinculado con la luna que se dio al mismo tiempo, en un espectáculo que algunos disfrutaron personalmente y otros por TV.

luna
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.
En Buenos Aires, el Gobierno permitió que en la pantalla gigante frente al Teatro Colón se emitiera la transmisión del eclipse. Asia, Oceanía, el este de Rusia y el oeste de EE.UU. lo vieron en directo.

Desde lejos sí se ve...

En la Ciudad de Buenos Aires, en la puerta del Teatro Colón, estaba la pantalla gigante frente a la cual se pararon cientos de curiosos, turistas y también fanáticos de la astronomía. “Soy curiosa y deseo que el eclipse nos dé más vida y menos inundaciones. Si la luna puede influir en las mareas, puede hacer que haya menos lunáticos”, comentó la abuela Angela, de 89 años, quien se detuvo un rato largo a ver el fenómeno. Según datos de la NASA, en 2018 se iban a producir dos eclipses totales de luna: uno fue el de ayer y el otro será el 27 de julio.

Gigante

¿Por qué la luna estaba tan grande?

Uno de los cuatro fenómenos que se dieron en los últimos días, y el más fácilmente visible en todo el mundo, fue la superluna. Esto es porque la órbita de la Luna es elíptica y un lado (apogeo) está 50.000 km más alejado de la Tierra que el otro (perigeo). Por lo tanto, en los 28 días de ciclo lunar, la Luna se encuentra a veces más cerca. La Superluna ocurre cuando, al momento de máximo acercamiento, hay luna llena. A simple vista podemos apreciarla entre un 10% y un 15% más grande de lo habitual.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído