La torturan por no bailar para el marido y amigos

Una mujer fue desnudada, golpeada, rapada y colgada del ventilador.

Una vez más Pakistán vuelve a ser noticia por un caso de violencia de género. Esta vez le tocó a una mujer de nombre Asma Aziz quien pasó por el desagradable momento de que su marido le pidiera que bailara para él y sus amigos. Aunque lo más desagradable, en realidad, estaba por llegar una vez que ella se negó: los hombres la torturaron, desnudándola, golpeándola, rapándola y hasta colgándola del ventilador. La historia se conoció porque la misma Asma la denunció a través de un video que subió a sus redes sociales y que se viralizó, en el que se la ve rapada y en muy mal estado. Por esa razón su marido, de nombre Mian Faisal, quedó bajo custodia policial en un tema que tiene cada vez más preocupadas a las autoridades.

“Él me pega, me encierra, me espía el teléfono”, dijo la joven, quien describió con detalles cómo fue el momento en que la maltrataron: “Me quitó la ropa frente a los los otros hombres. Éstos me sujetaron mientras mi marido me rapó el pelo y lo quemó. Mi ropa tenía sangre. Después me ataron a una tubería y me colgaron del ventilador”. En Twitter, Amnistía Internacional tomó el tema e hizo un llamamiento a “un cambio sistémico. Observamos con preocupación el alarmante aumento de casos de violencia contra mujeres. Se necesita un cambio sistémico para proteger a las mujeres. Las acciones no pueden ser tomadas caso por caso”, señaló la ONG internacional.

Te puede interesar...

La víctima relató que fue a la policía para presentar una denuncia pero aseguró que ahí le retrasaron el procedimiento -algo que los efectivos niegan-, explicando que tras su visita un equipo policial fue a su vivienda pero estaba cerrada y los trabajadores del edificio les impidieron entrar a las instalaciones. La policía solo actuó después de que el video llamara la atención del viceministro del Interior, Sheheryar Afridi, que ordenó a registrar la denuncia. Un informe médico preliminar concluyó que Aziz presentaba múltiples hematomas e inflamaciones, en los brazos, sus mejillas y alrededor de su ojo izquierdo. Sus abogados pidieron que el caso fuera revisado bajo la ley antiterrorista, más estricta que el procedimiento criminal habitual, argumentando que el caso causó una gran preocupación e intranquilidad en la sociedad”.

En tanto, el acusado no sólo que negó el cargo sino que argumentó que su mujer comenzó a cortarse el pelo bajo la influencia de las drogas, y que él, que también consumió drogas, tan solo le ayudó a terminar el trabajo.

Un problema grave y nacional

El caso de esta mujer torturada estalló en las redes sociales que puso al país en el epicentro de las críticas por la situaciones de violencia de género que suelen sufrir las mujeres pakistaníes. El problema es grave y no involucra sólo a chicas adultas sino también a adolescentes e, incluso, niñas. El Índice de Igualdad de Género de la ONU de 2016 situó a Pakistán en el puesto número 147 de una lista de 188 países, en base a su deficiente nivel de salud, educación, empoderamiento político y estatus económico de las mujeres en el país. Y los grupos de activistas aseguran que los datos no muestran la dimensión real del problema dado que, por temor, muchos casos no se denuncian.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído