Las esperadas obras del aeropuerto no arrancan

Una observación del ORSNA, que solicitó más metros cuadrados, generó que se atrase el inicio de los trabajos.

Neuquén. Las obras de remodelación del aeropuerto Presidente Perón de Neuquén se encuentran atrasadas respecto del plazo que se había establecido en la adenda del contrato de concesión firmado a fines del año pasado. La razón, según explicó una fuente del gobierno provincial que participó de ese convenio, es una modificación del proyecto original, a partir de una observación que hizo el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), que pidió ampliar en 1600 metros cuadrados la nueva nave en construcción que hoy se encuentra cercada.

Por esta razón, recién el mes pasado el organismo nacional avaló los nuevos pliegos, en los que debieron adecuarse todos los planos que se habían presentado originalmente.

En esa nave se construirá en planta baja un espacio para el embarque internacional de los vuelos a Chile (que hoy se hace fuera del edificio del aeropuerto), sanitarios nuevos, espacios para control de seguridad, aduana y migraciones. A su vez, en la planta alta estará la sala de preembarque de cabotaje, con baños, espacios de gastronomía y locales comerciales.

También se modificó el presupuesto, que superará los 300 millones de pesos.

La firma de las obras de remodelación con la concesionaria Aeropuertos del Neuquén SA -compuesta en un 80 por ciento por Aeropuertos Argentina 2000 y en un 20 por ciento por RIVA SA, que es la encargada de los trabajos- establecía un tiempo de ejecución de 300 días corridos a partir del 1° de diciembre del año pasado. El cambio del proyecto modificó el plazo de culminación pero también el inicio del grueso de la obra, que ahora se estima que será en 10 días. Hasta el momento, en lo único en que se avanzó fue en la instalación de la planta de líquidos cloacales y en la contratación del balizamiento con iluminación led y las mangas telescópicas.

Problemas

Las incomodidades que hoy genera el aeropuerto neuquino es la principal razón para que las obras de remodelación comiencen cuanto antes. En la actualidad, el aumento en la cantidad de vuelos y de pasajeros que transitan por el Presidente Perón no se condice con el muy mal servicio y la escasa infraestructura que presta.

Lo complejo de la situación se vive en horas pico ya desde el ingreso al aeropuerto, dado que al existir una sola cabina de cobro, las colas de vehículos para entrar se extienden al menos hasta la rotonda, mientras que en sentido opuesto (para salir) la aglomeración genera demoras de hasta 40 minutos que muchas veces obligan a levantar las barreras para poder descongestionar el tránsito. Los domingos, entre las 19:30 y las 21, representan la máxima expresión del caos dentro y fuera del edificio del Presidente Perón.

En ese lapso se juntan los vuelos que vienen y parten a Buenos Aires, tanto de Aerolíneas como de Latam, que se suman el arribo del servicio aéreo (también de Latam) proveniente de Santiago de Chile.

Afuera el desorden es total, sin personal que pueda organizar la salida y entrada de vehículos, mientras que en el hall las filas que se forman para embarcar se entremezclan por la cantidad de vuelos en simultáneo para partir, además de la gente que sale de la sala de arribos. Para controlar el equipaje existe un solo escáner por donde deben pasar unos 300 pasajeros al mismo tiempo y por una sola puerta.

Una vez pasada esta instancia, sucede otro problema dentro de las salas, que no tienen asientos suficientes para la cantidad de personas por vuelo, además de la falta de personal que informe respecto de la situación de cada servicio.

300 millones de pesos se estima que costará la remodelación del aeropuerto neuquino.

aeropuerto

LEÉ MÁS

Por fin mejorarán las instalaciones del aeropuerto

Gutiérrez firmó una adenda para obras en el aeropuerto de Neuquén

Avanzan con las obras para ampliar el aeropuerto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído