Las Grutas tiene al pochoclero de los precios cuidados

Pyter forma parte de la postal veraniega del balneario rionegrino, donde vive hace 20 años.

Las Grutas.- Los precios de los productos que se venden en la playa tuvieron un aumento este verano. Un ejemplo: los tradicionales churros que costaban 120 pesos la docena la temporada anterior, en esta los venden a 200 pesos. El incremento se explica en que también aumentaron los insumos y los servicios.

Sin embargo, hay excepciones. El conocido pochoclero Pyter, al que se lo suele ver por la Tercera Bajada, afirma que mantuvo el cono de pochoclos a 50 pesos, igual que el año pasado.

Te puede interesar...

“Yo defiendo los precios cuidados”, dice a toda voz. “No se les puede romper la cabeza a los turistas en todo”, en alusión a las demás actividades comerciales que suelen ser criticadas por esta cuestión por los que verano tras verano llegan al balneario de la costa rionegrina.

Por más que no modificó los precios, asegura que tiene un margen de ganancia que hace redituable el negocio, pues además de adquirir la materia prima debe pagar un canon al municipio de San Antonio Oeste. Y mal no le va con su promoción, ya que en pocos minutos vendió varias unidades de la crujiente confitura.

El comedor de pochoclo encontrará tentadora la oferta, pues en otros carritos colegas se pide entre 20 y 30 pesos más.

“Defiendo los precios cuidados. No se les puede romper la cabeza a los turistas en todo”, dijo Pedro Antonio, pochoclero en Las Grutas

Pyter (Pedro Antonio su verdadero nombre) ya es parte de la postal veraniega del balneario rionegrino. Vive aquí desde hace poco más de 20 años. Llegó en 1998 desde la ciudad bonaerense de San Nicolás para trabajar en ALPAT (Alcalis de la Patagonia), empresa productora de carbonato de sodio, la única de Sudamérica.

De profesión soldador, estuvo en los años en que se montaba la fábrica de carbonato de sodio, sustancia básica para producir vidrio, plástico, cosméticos y otras múltiples utilidades.

Un día le avisaron que no requerían más de sus servicios y lo despidieron. Pero nunca se le cruzó por la cabeza marcharse. Se había enamorado de la paz que regala el mar y especialmente de Las Grutas.

Solo, pues está divorciado, y ya con edad de jubilarse, decidió radicarse en la villa balnearia y buscar un empleo para fatigar las horas de ocio. Buscaba algo no muy sacrificado, pues ya tenía experiencia en eso, y en lo posible que lo mantuviera ligado al entorno natural.

Surgió la alternativa de vender pochoclos en la playa para una firma local y se tentó, porque reunía lo que buscaba.

Eso fue hace 18 años y aún sigue en la tarea, aunque ya no de empleado, sino que tiene dos carros que él mismo fabricó con sus propias manos, porque la habilidad como soldador no la perdió.

Un arranque a toda orquesta

Aunque no se cumplió el pronóstico de lleno total, la ocupación durante el fin de semana largo -del 29 de diciembre al 1° de enero- alcanzó el 92% de las 20.000 plazas ofrecidas en Las Grutas, San Antonio Oeste y Puerto San Antonio Este, según informó la Secretaría de Turismo del municipio de San Antonio Oeste. Los datos indican que en este período ingresaron un total de 18.085 turistas. La mayor afluencia de fue de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro y Neuquén, de los cuales el 53% ya conocía la zona y el 47% restante no.

LEÉ MÁS

Las Grutas recibió el año con shows y playa colmada

Detuvieron a dos hombres que vendían pirotecnia en plena calle

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído