Las ofertas revivieron a una librería

Por tres meses, Factotum liquidó miles de libros para no cerrar.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Después de varios meses de incertidumbre y desazón, a Javier Fernández le volvió el alma al cuerpo. En julio había anunciado el cierre de su librería Factotum, ubicada en Alcorta 219 de esta ciudad, a causa de una baja del 50 por ciento en las ventas, el aumento de las tarifas de luz y gas y la imposibilidad de hacer frente a las deudas con proveedores. El joven de 32 años, que además es escritor con varios premios nacionales e internacionales en su haber, confirmó ayer a LM Neuquén que continuará con la librería tras lograr atravesar la compleja situación económica.

“Por suerte, pude acordar con el dueño del local para mantener el precio del alquiler por un año, y además las ventas que tuvimos con la liquidación que ofrecimos en estos meses más lo que vendimos en la Feria Internacional del Libro de Neuquén me permitió cancelar las deudas con proveedores. De este modo, decidí seguir con la librería ya que vender libros es lo que sé hacer”, explicó Fernández, quien cuenta con 12 años de trayectoria en el rubro.

En su momento, el cierre de esta reconocida librería del Bajo neuquino movilizó a gran cantidad de vecinos no sólo de esta ciudad, sino de localidades vecinas que se acercaron para aprovechar la liquidación de más de 25 mil libros.

7 años hace que Javier Fernández abrió su librería. Antes había trabajado 5 años en otra.

“Muchos clientes, amigos y desconocidos colaboraron aprovechando las diversas promociones y ofertas en libros nuevos, antiguos y usados que pusimos para juntar el dinero suficiente para pagar las deudas. A todos ellos les estoy muy agradecido porque me dieron una gran mano para enfrentar la difícil situación”, expresó.

Comentó que desde que anunció el cierre a través de las redes sociales, todos los días la librería se llenaba de gente de todas las edades, hojeando y buscando libros, incluso hacían cola para comprar. “No parábamos de vender”, agregó.

Señaló que había anunciado el cierre porque la situación en el último tiempo se había agravado y no vislumbraba mejoras. “Cuando anuncié el cierre venía de cuatro o cinco meses de pérdida, con una fuerte baja en las ventas. Por suerte pude remarla”, precisó.

Algo más tranquilo, el librero y escritor neuquino explicó que para mantener un buen caudal de ventas seguirá ofreciendo promociones y ofertas “que me han dado un buen resultado y es lo que en definitiva la gente actualmente está buscando”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído