Las Ovejas: los cuñados de Muñoz siguen bajo radar

Extendieron 2 meses la causa del encubrimiento.

Onofre Merino y Luis Fuentes, los dos cuñados del femicida de Las Ovejas, están acusados de encubrimiento por facilitar, supuestamente, la huida de Lorenzo Muñoz luego de asesinar a Karina Apablaza (31) y su hija Valentina (11) el 22 de febrero.

El 3 de marzo detuvieron a Merino porque los perros marcaron el rastro de Muñoz en su camioneta. Tres días después cayó Luis Fuentes. Los perros marcaron su casa en Varvarco y hasta hallaron un bolso con ropa. Ambos fueron acusados por encubrimiento y quedaron con prisión preventiva.

El 17 de marzo se encontró el cuerpo de Muñoz a 200 metros de la escena del doble crimen y luego se comprobó que se había suicidado a menos de 24 horas de haber asesinado a Karina y Valentina.

Esto permitió que los abogados defensores de los cuñados, Diego Vazquez y Javier Adaglio, consiguieran primero el beneficio de la prisión domiciliaria y luego la libertad de ambos.

El plazo de los cuatro meses de investigación concluyó hace unos 10 días y recientemente la fiscalía solicitó una extensión del plazo, por dos meses más, a la espera del resultado de dos pericias. Una climatológica de Las Ovejas en la fecha del crimen y la otra, de una llamada telefónica que habría recibido uno de los cuñados.

Lo cierto es que la fiscalía dependiendo de estas pericias deberá contar una historia lógica y creíble de cómo en un plazo de 20 horas, como mucho, Merino y Fuentes ayudaron a Muñoz, ya que según los informes de la data de muerte se confirmó que el femicida se mató entre el mediodía del 22 de febrero y la madrugada del 23.

De caerse la causa por encubrimiento, los abogados de los cuñados anunciaron que demandarán al Estado en unos cuatro millones de pesos por daños y perjuicios ya que sus clientes sufrieron daño moral, social, psicológico y económico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído