El clima en Neuquén

icon
23° Temp
34% Hum
La Mañana lenguaje

Las señales del Trastorno Específico del Lenguaje

El TEL afecta a entre el 2% y el 7% de toda la población infantil. Familias y especialistas buscan visibilizarlo para promover el diagnóstico precoz.

La "Ya va a hablar". Muchas madres y padres reciben como respuesta esa frase cuando manifiestan preocupación porque notan que sus hijos chiquitos tienen dificultades con el lenguaje, pese a que escuchan bien y no tienen ninguna discapacidad intelectual. Y sí, en algunos niños y niñas es solo cuestión de tiempo para que todo empiece a fluir. Pero no en todos los casos. Y restar importancia a las señales de alerta puede retrasar el diagnóstico de un potencial trastorno y el acceso a un tratamiento adecuado.

En las últimas tres décadas se incrementaron las patologías de la comunicación y del lenguaje en la infancia. Una de ellas es el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) o Trastorno del Desarrollo del Lenguaje (TDL) que se estima que afecta a entre el 2% y el 7% de la población infantil. Los niños con TEL suelen tener problemas para comprender y expresar el lenguaje, dado que no lo desarrollan de manera espontánea y natural pese a no presentar dificultades neurológicas, auditivas, intelectuales, ni psicológicas. Familias y especialistas buscan visibilizarlo para promover el diagnóstico precoz y el acceso a tratamientos. Bajo la consigna #nosomosinvisibles, la campaña creada por padres y madres en Argentina nucleados en "Familias Unidas por el TEL/TDL Argentina" advierte cuáles son las señales de alerta que pueden presentar un niño y que deben motivar una consulta temprana con un fonoaudiólogo y/o neurólogo:

Te puede interesar...

-No dice ninguna palabra inteligible a los 2 años además de mamá y papá.

-Dice primeras palabras que después se pierden o se pierden todos los sonidos.

-Tiene un vocabulario limitado a pocas palabras, no arma frases.

-Emite enunciados de solo dos palabras a los 4 años.

-Juega demasiado tiempo solo.

-No habla o habla poco (es "tímido/a").

-Dice o repite palabras pero no entiende su significado.

-Le dan órdenes o lo llaman por su nombre y parece ignorarlos.

p19-f01a-CyV.jpg

Verónica Maggio, directora de la Diplomatura en Trastornos del Lenguaje Infantil desde una perspectiva Neurolingüística, de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, precisa en un artículo difundido por la institución cómo se expresan las pautas de alarma más significativas del TEL en los primeros años de vida:

-A los 18-24 meses, dificultad para seguir ordenes como "Dame, tomá, vení, sentate, etc".

-A los 2 años y 6 meses, dificultad para comprender órdenes como "Abrí la puerta", "Traé el pañal". Ocasionalmente, puede responder con múltiples repeticiones o si se señala lo solicitado.

-Entre los 18 y 23 meses, uso de menos de 10 palabras entendibles.

-A los 24-30 meses, uso inferior a 50 palabras.

-A los 30 meses, uso persistente de gestos para hacerse entender en lugar de producir palabras. Dentro de ese mismo período, repetir todo lo que escucha sin demostrar entender lo que repite.

-A los 30-36 meses, no lograr unir dos palabras. Puede decir palabras aisladas, pero no combinarlas.

-Puede ocurrir que el niño hable, pero no se entienda lo que dice, a veces sólo la mamá puede entenderlo, y otras veces, ni siquiera ella. En otras ocasiones, intenta producir palabras, pero sólo le salen algunas sílabas desdibujadas.

-A los 3 años, falta de seguimiento de rutinas del jardín de infantes.

-Dificultades para vincularse con pares, muestra interés, pero no sabe cómo relacionarse.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario