El clima en Neuquén

icon
19° Temp
33% Hum
La Mañana pandemia

Las terapias naturales y espirituales, un boom en la pandemia

Los neuquinos se vieron más atraídos por estas prácticas durante la pandemia. Se trata de herramientas que complementan la medicina y que no la reemplazan.

La pandemia de coronavirus marcó un antes y un después en la vida de la población mundial. En este contexto, la gente encontró en las herramientas terapéuticas naturales y espirituales (a veces llamadas terapias alternativas) una oportunidad para descubrir nuevos caminos y calmar la ansiedad. También se trasladaron las preocupaciones por familiares enfermos, la pérdida de trabajo y ruptura de relaciones amorosas producto de la cuarentena. Así, las Constelaciones familiares, Flores de Bach, Tarot y limpiezas espirituales, incrementaron notablemente la demanda en Neuquén.

Natalia Ormazábal se dedica a las constelaciones familiares e individuales en el Centro Holístico Alma, y también tiene formación en coach ontológico. Al igual que en la mayoría de los rubros, cuando se decretó la cuarentena por la pandemia de coronavirus, su actividad se vio paralizada y luego se pudo readaptar con la virtualidad. Pero no solo eso: las inquietudes de las personas se modificaron radicalmente.

Te puede interesar...

“Más allá de las inquietudes generales que tienen que ver con los vínculos familiares o del amor, a partir de la cuarentena salió a la luz el tema del trabajo y la economía. Hubo gente que se quedó sin trabajo y eso le hizo replantearse otra forma de buscar una salida económica. A muchos los llevó a replantearse qué cosas querían para la vida y eso los llevó a buscar ciertos cambios”, explicó Ormazábal a LM Neuquén. “Quizá fue una excusa externa y eso los obligó a buscar otra posibilidad, entonces muchos pudieron conectarse con sus dones y empezar emprendimientos o iniciarse en otra actividad o aprender a hacer otra cosa”, agregó.

“La cuarentena llevó a la gente a un espacio de reflexión y de empezar a mirar qué estilo de vida tenían y qué propósitos tenían. Mucha gente tuvo un primer acercamiento a estas herramientas”, remarcó la especialista en constelaciones.

En un sentido parecido se expresó el trabajo de María López, quien se dedica a la terapia floral con Flores de Bach. Con la virtualidad y un contexto de incertidumbre generalizado, sus consultas se duplicaron en época de pandemia y la demanda se mantiene. Según su percepción, los estados emocionales como angustia, ansiedad y miedo “se agudizaron y profundizaron” desde la cuarentena y, ahora, la mayor cantidad de consultas que recibe son por ansiedad, aunque las causas fueron variando.

“Se desataron muchas consultas por ansiedad, justamente producto de la incertidumbre. Por un lado, lo que provoca el aislamiento que nos llevó a vivir un encuentro con nosotros y nosotras mismas, y a muchas personas eso le generó un impacto emocional muy grande. Y también muchas personas comenzaron a tener angustias. Ahora, la ansiedad es por volver a conectar con el mundo externo”, explicó López.

En este contexto, también recibió “por primera vez” muchas situaciones de mujeres que padecieron violencia de género con maltrato verbal por parte de sus parejas. “En general tenían que ver con cuestiones preexistentes a la pandemia, pero durante la pandemia se pusieron de manifiesto”, explicó.

La terapeuta floral relató que este año, durante la segunda ola de coronavirus, cuando el sistema de salud se vio totalmente colapsado, "hubo mucha angustia y miedo a que los seres queridos les pase algo y miedo por sí mismos". Sin embargo, "eso se alivió cuando se incrementó el tema de las vacunas". Según reconoció, "el 95% personas de las personas que atiendo se han vacunado y eso generó un gran alivio".

¿Terapias alternativas?

Las Flores de Bach, las Constelaciones familiares y otras prácticas terapéuticas que no se encuentran en los centros médicos tradicionales suelen ser identificadas como formas de “medicina alternativa”. Pero en los últimos años, algunas terapeutas de las distintas ramas no se identifican con este concepto, insisten en que se trata de herramientas complementarias y aclaran que no sustituyen a las ciencias médicas.

“La terapia floral complementa un proceso terapéutico psicológico, no lo suplanta en lo más mínimo, lo apoya desde remedios naturales. Por eso me gusta aclarar que no suplantan el psicólogo ni la consulta con el médico”, explicó María López.

La gran mayoría de sus asistentes son docentes y personal de salud, todas mujeres, justamente un grupo poblacional que sufrió de sobremanera el contexto pandémico. “Las personas que tienen poca capacidad de adaptación sufrieron mucho, porque si hay un aprendizaje que nos está trayendo el Covid es a tener capacidad de adaptación. Las personas mayores que se dedican a la docencia tuvieron que adaptarse a la tecnología y a todas en general les resultaba difícil congeniar la parte laboral con lo familiar”, señaló, y contó que muchas veces trabaja de forma complementaria con derivaciones de pacientes que iniciaron tratamientos psicológicos o pisquiátricos.

“Consultaban si existía el virus”

La demanda en las consultas también se incrementó significativamente para el brujo Atahuallpa, quien es vidente, astrólogo y hace magia blanca y negra. En diálogo con LM Neuquén, también coincidió en que las inquietudes y pedidos de la gente variaron desde el inicio de la pandemia de coronavirus e incluso se modificaron desde marzo del 2020 hasta la fecha.

“Cuando empezó la pandemia todo era una incertidumbre. Se había formado pánico en la población. Las primeras consultas eran si existía el virus, si era verdad o no, y se había dejado de lado el tema del amor y el dinero. Algunos también consultaban si se iban a morir”, contó Atahuallpa. También le preguntaban si tendrían algún familiar muerto y hasta le pedían saber si estaban enfermos de Covid-19.

Más allá de los dones del Brujo, Atahuallpa fue certero en sus respuestas sobre este tema: “El virus existe y siempre mi recomendación era que hay que protegerse, resguardarse, escuchar a Salud y seguir las recomendaciones”. Incluso reconoció que "la gran mayoría" de quienes lo consultan se vacunaron contra el coronavirus y él también aclaró: "No estoy en contra de la vacunas".

Brujo Atahualpa

Unos seis meses después, el tema del trabajo y el aspecto económico comenzó a ser el principal motivo de consulta. Y un año después, se trasladaron los problemas familiares y psicológicos. “La misma cuarentena y el encierro, y luego el tema de no tener plata, llevó a que haya muchas separaciones de noviazgo. Hoy el 70% de las consultas son relacionadas con el amor”, señaló.

Muchas personas también recurren a Atahuallpa para un "cambio de suerte" y, en lo que respecta el amor, notó que en las relaciones hubo "mucho desgaste y se descubrieron muchas infidelidades", por lo que "la mayoría pide armonizaciones, unión de pareja, ayuda en problemas judiciales o piden llevarse bien después de la separación".

Además, sobre todo ante la llegada de nuevas cepas del virus, notó que se incrementaron exponencialmente los pedidos para hacer oraciones y pedir por la salud de familiares o allegados.

En su caso, cuando la atención era presencial (pre pandemia), atendía entre seis y diez consultas diarias; mientras que cuando se abrió la posibilidad de la consulta virtual, empezó a recibir entre veinte y cuarenta consultas diarias.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.636363636364% Me interesa
22.727272727273% Me gusta
0% Me da igual
4.5454545454545% Me aburre
59.090909090909% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario