LMNeuquen martilleros

Le bajan las persianas a Remax: ¿cuál es el impacto en Neuquén?

Dice que tiene operadores que no se matricularon. La empresa apeló. El impacto en nuestra Capital.

Tras un fallo de la Inspección General de Justicia, las subfranquicias de la cadena inmobiliaria Remax que funcionan en la región podrían quedar cerca del cierre definitivo. Desde el Colegio de Martilleros de Neuquén señalaron que la denuncia surgió por parte de los profesionales de Buenos Aires, sin participación de los neuquinos, pero recordaron la importancia de hacer negocios inmobiliarios con el asesoramiento de martilleros matriculados.

“El principal problema de Remax es que permite que ejerzan la profesión de martilleros personas que no tienen capacitación y no están matriculadas”, expresó Guillermo Reybet, integrante del Colegio de Martilleros de la provincia. Según indicó, las personas que operan en Remax no trabajan en relación de dependencia sino a través del pago de un monotributo y no tienen el título universitario que los habilite para ejercer.

Te puede interesar...

Reybet indicó que los que hacen negocios de alquiler y venta de propiedades a través de Remax se dan a conocer como agentes inmobiliarios. Sin embargo, remarcó que la ley provincial 2538, que regula la profesión, no incluye esta figura como personal habilitado para ejercer el corretaje. Así, la ley no les permite cobrar comisiones por estas transacciones.

Los martilleros consideraron que la participación de los agentes inmobiliarios en el mercado implica una competencia desleal para aquellos que cursaron los tres años de carrera universitaria, pagan su matrícula profesional y cumplen los requisitos para estar habilitados por el Colegio. Esto incluye, por ejemplo, el pago de una póliza que resguarda a los clientes en caso de que haya “mala praxis” o errores que se traduzcan en perjuicios para los propietarios o compradores de propiedades.

Como esta situación se repite en todo el país, el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cuciba) presentó una demanda judicial para impedir el funcionamiento de la cadena de origen norteamericano en Argentina.

Subfranquicias prohibidas

El principal argumento es que la firma trabaja con un sistema de subfranquicias, algo que no está permitido por la legislación local.

“La exteriorización de la marca Remax por parte de esas subfranquiciadas genera en favor de éstas la falsa apariencia de pertenecer a un grupo económico, lo que las beneficia en base a una publicidad engañosa”, afirma el fallo. Aunque parezca que todas las oficinas de Remax son del mismo grupo, se trata de negocios independientes pero bajo el mismo nombre comercial.

“Cada inmobiliaria adherida a Remax cuenta con un martillero o corredor público inmobiliario responsable, al igual que todas las inmobiliarias”, señaló la firma en un comunicado. Agregó: “La red cuenta con más de 500 profesionales recibidos de corredores y martilleros, convirtiéndose en la marca inmobiliaria con más representantes colegiados”. Reybet reconoció que todas las filiales cuentan con martillero a cargo de la franquicia, pero aclaró que cada uno de ellos ofrece subfranquicias a los agentes, que son personas no capacitadas para los negocios inmobiliarios.

La empresa resiste y apela la medida

A través de un comunicado, los representantes de Remax Argentina señalaron que la denuncia será apelada porque demuestra un desconocimiento de cómo funciona realmente la sociedad. Según señalaron, esta es una más de las estrategias que usa el Colegio para impedir el exitoso funcionamiento de la cadena inmobiliaria, que apunta a “traer modernidad al mercado y dar un mejor servicio al cliente”.

“Cada Inmobiliaria adherida a Remax cuenta con un martillero o corredor público inmobiliario responsable, al igual que todas las inmobiliarias”, señalaron.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.230179028133% Me interesa
54.219948849105% Me gusta
4.0920716112532% Me da igual
2.0460358056266% Me aburre
29.411764705882% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario