El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum
La Mañana papá

"Le empezaron a pegar entre los dos y mi papá sacó el cuchillo para defenderse"

Lo aseguró Romina sobre su papá que fue acusado de apuñalar a un joven en el pulmón. Ese joven es su ex novio y padre de su hijo, quien ejerció violencia de género hacia ella.

Luego de que se hizo publico la formulación de cargos contra su papá por apuñalar a un vecino, Romina, una adolescente de 17años de San Martín de los Andes, quiso contar todo lo que sucedió esa noche en el barrio Chacra 32 y lo que venía sucediendo desde hace tres años de noviazgo con el padre de su bebé y la víctima de la acusación de la fiscalía. El joven está fuera de peligro, pero también fue denunciado por violencia de género.

"Yo le pedí a mi papá que me viniera a buscar y cuando llegó, Joaquín salió a atacarlo. Le empezaron a pegar entre los dos con su hermano, en eso se metió mi hermanito y fue ahí cuando mi papá sacó el cuchillo y en el forcejeo para sacar a mi hermano, lo apuñaló", recordó Romina sobre la noche del 1 de marzo en la vivienda del papá de su hijo y ahora ex novio, un joven de 18 años.

Te puede interesar...

Es que, días antes del ataque, Joaquín le había pedido a su papá si le prestaba una yegua para el cumpleaños de su sobrina. El hombre accedió, pero le dijo que no la paseara mucho porque estaba preñada y que se la devolviera pronto. Sin embargo, ante la no devolución, cuando su hija y su nieto acudieron a la casa del joven porque se celebraba el cumpleaños de la sobrina, le pidió que le recordara que le devuelva la yegua. "Yo le dije a Joaquín. Al rato me llamó mi papá y se lo pasé para que hablaran, pero él le empezó a faltar el respeto a mi papá y cuando cortó me amenazó con que no le escriba a mi papá porque lo iba a conocer enojado", relató Romina y agregó que el hermano de quien era su novio le dijo que matara a la yegua.

Ante esa situación, Romina volvió a escribirle a su padre y le pidió que la pasara a buscar porque "Joaquín me estaba maltratando delante de toda su familia". Así, cuando a los minutos arribó su padre, Joaquín le dijo a ella que no saliera a la vez que la amenazaba con pegarle si salía.

Joaquín le entregó el rebenque al papá de Romina, quien le preguntó "¿Qué te pasa boludo?", por la forma en que lo había tratado por teléfono, explicó la joven. Pero ello, enojó aún más al joven que le respondió con un "¿Que qué?" y comenzó a agredir al hombre. A la agresión se sumó su hermano y por ello, se metió el hermano más chico de Romina a defender a su papá, pero también lo golpearon y fue en ese contexto, que "cuando viene toda la familia de él, mi papá sacó un cuchillo para defenderse y al intentar sacar a mi hermano, Joaquín quedó debajo y ahí fue cuando lo apuñaló".

"Yo tenía al nene en brazos, tratando de separarlos y le pegaron un codazo en la cabeza al nene y después Joaquín me empujó contra la pared con el nene", expresó Romina, quien en ese momento le indicó a su padre que la espere que buscaba sus cosas para irse con ellos, pero ahí se dio cuenta que su bebé estaba inconsciente. Con una de las mujeres que estaba en la vivienda, lo pudieron despertar, pero cuando salió, su papá y su hermano ya estaban en la camioneta rodeados y lo seguían amenazando. "A Joaquín se lo llevaron al hospital y mientras el hermano lo amenazaba con un machete".

El hospital Ramón Carrillo en San Martín de los Andes.
El hospital Ramón Carrillo en San Martín de los Andes.
El hospital Ramón Carrillo en San Martín de los Andes.

Romina le pidió a alguna de las mujeres que la lleve al hospital para que vean a su nene, pero lo que recibió fue reproches de que todo pasó por su culpa. "Me decían que me joda que era culpa de mi papá", contó y ante ello, llamó a su hermana para que le avise a su mamá. Finalmente su madre la llevó a la guardia, donde revisaron al nene. "Me dejaron internada un día y medio con el nene, me dijeron que tuvo una herida de grado uno, pero que cómo aún era chiquito y su cabeza blandita iba a estar bien", sostuvo sobre el golpe que sufrió su hijo de seis meses y que al momento de la agresión tenía tres meses.

Cuando les dieron el alta, se enteró que la fiscalía le había iniciado una causa contra su padre por lesiones; así como su mamá también presentó una denuncia contra la familia de su novio por la agresión hacia su hermano. Pero no solo eso, "me enteré que Joaquín estaba re bien, subía historias y todo".

La separación y la violencia de género

"A los tres días me escribió amenazándome por mensaje, por lo que fui con mi mamá a denunciarlo. Me seguía escribiendo y lo bloqueaba", contó Romina, pero después indicó que en estos meses tuvo que coordinar visitas para que vea a su hijo, y eran los abuelos quienes pasaban a buscarlo.

Por otro lado, Romina indicó que fue al Juzgado de NIños y Adolescentes para pedir la manutención. "El dice que es su hijo y lo otro, pero no le quiere dar el apellido, yo lo anoté con el mío nomás", explicó y luego recordó las palabras que le dijo el abogado que la recibió: "El abogado me dijo que ponele una mamadera y mandalo, pero ahí le dije que no podía hacer eso porque quien me aseguraba que Joaquín no se iba a drogar cuando se lo llevara, y me respondió que si no quería hacerlo así, el proceso es más largo y tenía que ir a juicio".

Cuando ella le pidió a través de los abogados la manutención, las amenazas volvieron. "Nos decía que ya sabe dónde vivimos. Que lo va a cagar a tiros a papá", expresó Romina y agregó que tras la audiencia de formulación de cargos contra su padre, su ex "siguió tirando amenazas por Internet y decía que se iba a reír cuando se lleven preso a mi papá".

Pero ahí fue cuando Romina confió que la violencia no es algo nuevo. "Esto venía desde hace más tiempo. Yo comencé una relación en 2018 y el año pasado quedé embarazada. Tuve un embarazo de riesgo y en diciembre nació mi bebé prematuro de 28 semanas y estuve dos meses internada en Neuquén, porque tuve una trombosis", explicó. Durante su tiempo internada, "a Joaquín no le gustaba que los médicos me revisaran. Me ponía cara de enojado. Se iba y por mensajes me insultaba. Yo estaba tirada en la cama con fiebre y me golpeaba en la cabeza. Las enfermeras lo echaban, me decían que no me convenía estar con alguien así".

Además, contó que cuando estaban en Neuquén, él "se la pasaba de fiestas" y que cuando volvieron a San Martín, ella tuvo que estar dos semanas más internada. Recién a mediados de febrero le dieron el alta y el 1 de marzo fue el hecho por el cual su papá terminó acusado.

Violencia-de-género-culpable-por-darle-una-golpiza-a-su-pareja.jpg

Pero esas amenazas, actitudes y golpes no eran los primeros. Ya en febrero de 2019, Romina lo había denunciado por violencia de género porque "me agarraba del cuello, me apretaba las piernas y las manos. Me pegaba cachetadas. Tampoco quería que le escribiera a mi papá y siempre me hacía pensar que yo estaba mal como echándome la culpa a mi, incluso al frente de su papá también me trataba así". Sin embargo, esa denuncia no avanzó porque ambos eran menores de edad. "Fue como un aviso, la de ahora si, que si llega a volver a amenazarme pueden llegar a detenerlo me dijeron".

Para peor, luego de que se publicara en los medios la audiencia donde acusaron a su padre, Romina hizo público en su Facebook todo lo sucedido. "Cuando subí la publicación, al otro día me fui a la oficina de violencia y me enteré de que Joaquín me había hecho una denuncia a mí, y me contaron que con esas acciones, Joaquín demostraba lo que decía y que mi papá tiene las de ganar", expresó y agregó que en la última denuncia pidió que le pongan una restricción de acercamiento hacia el nene también, pero aún aguarda la respuesta de la jueza. "Por ahora solo tiene una restricción hasta septiembre hacia mi y hacia toda mi familia", indicó.

148-provincial.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.4054054054054% Me interesa
5.4054054054054% Me gusta
8.1081081081081% Me da igual
5.4054054054054% Me aburre
75.675675675676% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario