El hecho salió a la luz cuando la madre de la menor revisó el celular de la nena y descubrió la perversa situación, que involucra a su propio cuñado, de 30 años.

El abusador, aprovechándose de la confianza de la menor, la tomó como víctima y logró que se sacara selfies pornográficas. El pedófilo le exigía las imágenes en distintas poses sexuales y la pequeña accedía a sus pedidos, hasta que la madre, alertada por un cambio de actitud en su hija, le revisó el celular y descubrió la aberrante situación.

La mujer, hermana de la esposa del acusado, radicó la denuncia policial y el caso llegó a la fiscalía temática en delitos informáticos de Berazategui, a cargo del fiscal Daniel Ichazo, quien junto con la secretaría fiscal del doctor Rafael García y el gabinete de cibercrimen de la Jefatura Distrital de Berazategui realizaron este miércoles un allanamiento en la vivienda del sujeto, donde lograron secuestrar su teléfono celular y una computadora que utilizaba exclusivamente en su habitación.

Fuentes judiciales confirmaron que ambos aparatos serán sometidos a pericias tecnológicas, con el objetivo de corroborar la existencia de las fotografías de su sobrina, ya que al momento del operativo las había borrado. No obstante, los peritos tienen la posibilidad de recuperar el material eliminado gracias a los nuevos programas de investigación.

En ese sentido, no descartan que el acusado haya incurrido en el mismo delito con otros chicos, en el marco de la modalidad conocida como “grooming”, que es la captación de menores de edad con fines sexuales por medios tecnológicos, un delito que contempla penas que van de los seis meses a los cuatro años de prisión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído