El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana regularización

Le piden a Pechi meter un cambio con las tomas

Concejales de la oposición lo acusaron de frenar el proceso de regularización.

Neuquén.- Las 46 tomas de la ciudad se convirtieron ayer en un botín electoral entre la oposición local y el frente Cambiemos. Concejales contrarios al intendente Horacio Quiroga lo acusaron de frenar la regularización de los asentamientos prevista por ordenanza. Indicaron que en 2016 se legalizaron cinco y en lo que va de 2017 no se avanzó con ninguno. Lilian Zambrano, funcionaria del Municipio, les respondió que el trabajo continúa, sólo que los ediles faltan a las reuniones.

No es la primera vez que los concejales opositores se cruzan con el Ejecutivo por las tomas. Hace tres años, para poner orden al debate, se creó por ordenanza una Unidad de Regularización de Asentamientos Urbanos (UGRA), que obligó a todos a sentarse a una misma mesa y trabajar juntos.

Te puede interesar...

En 2015, la UGRA apenas funcionó y el año terminó con dos regularizaciones. En 2016, se avanzó a buen ritmo y aprobaron otras cinco. Y en los ocho meses de este año aún no hubo novedades.

Para el MPN, Libres del Sur, Frente Renovador y FPN, el responsable de la demora es Quiroga, a quien acusaron de no convocar a reuniones de la UGRA. En conferencia de prensa, los ediles recordaron que quedan 39 tomas pendientes, con más de 6 mil familias que esperan ansiosas el trámite.

“Esto es una decisión política del intendente; acá hay una clara decisión de dejar las cosas como están”, recalcó Mercedes Lamarca (Libres del Sur) y pidió al Ejecutivo que cumpla con la ordenanza que creó la UGRA. Informó que el organismo no se reúne desde noviembre de 2016.

Marcelo Marchetti (MPN) dijo que entre las tomas que no tienen avances se encuentran Ruca Antú, La Familia y Polvorines. “Avanzamos el año pasado a partir de la presión que generamos como Concejo Deliberante. Si no hubiésemos hecho una denuncia pública entonces, no se habrían aprobado los cinco asentamientos que tenemos”, afirmó.

Comentó que muchos de los boletos de compra-venta de terrenos que entrega por estos días Quiroga corresponden a ordenanzas previas a la UGRA, de hace ocho años. Añadió que eso demuestra la falta de interés en un trabajo serio con los sectores de menores recursos.

Zambrano salió rápidamente a responder a las acusaciones. Afirmó que la UGRA tuvo al menos tres reuniones este año, en mayo, julio y agosto, pero los ediles no asistieron ni mandaron a sus asesores.

También el intendente Quiroga habló del tema y salió a defender la actuación del Municipio frente a las objeciones (ver aparte).

La UGRA está trabajando para regularizar el sector 5-10-11, de Cuenca 16, y los sectores Paimún, Tres Arroyos y Despo, de Confluencia. A dos meses de las elecciones, difícilmente se aprueben esos nuevos barrios sin que queden metidos en la batalla proselitista.

Cómo hacen para que no queden flojos de papeles

La UGRA está formada por funcionarios municipales, concejales, el IPVU y, como invitados, EPAS, CALF y Camuzzi. Es la que pide el primer informe técnico del área a regularizar.

Cuando el informe sobre una toma está listo, la UGRA emite un dictamen que aconseja regularizarla. Ese documento va al Deliberante.

Los concejales deben dar tratamiento preferencial al proyecto para aprobarlo en el menor tiempo posible. Cuando culmina el análisis político y legal, votan la ordenanza y autorizan al Municipio a iniciar las mensuras y obras de agua, luz y gas.

“Nos demoramos porque Confluencia es complicado y el EPAS no presenta el plano de su planta para la parquización, pero se trabaja normalmente”.Lilian Zambrano. Subsecretaria municipal de Tierras y coordinadora de UGRA

Para Quiroga, la oposición no resiste un archivo

El Municipio entregó ayer 40 boletos de compraventa y 5 escrituras traslativas de dominio a vecinos de diversos barrios de la ciudad. El intendente Horacio Quiroga aprovechó el acto para responder las críticas de los concejales de la oposición por la regularización de tomas (ver nota central).

“Si siguen la cronología de hechos públicos que han tenido difusión periodística, van a encontrar un montón de las respuestas de los interrogantes que tienen. En vez de tener tanta duda que investiguen lo que hicimos, que pidan una reunión y vean lo que hemos hecho”, dijo Quiroga.

Desde 1999, la Municipalidad resolvió la situación dominial de los terrenos a más de 12 mil familias en diferentes asentamientos en condiciones de ser regularizados, según se anunció oficialmente.

“El ejercicio de construir ciudadanía también hace al derecho de propiedad porque mientras son ocupantes se saca a la gente del sistema. Normalizamos y construimos ciudadanía, ordenamos el desorden. Esto forma parte de la tarea cotidiana”, indicó el intendente.

Trabajo

La secretaria de Desarrollo Humano, Yenny Fonfach, por su parte, informó que el Municipio está trabajando con más de 3000 familias de los asentamientos más grandes.

La funcionaria municipal detalló que una primera etapa, por la cantidad de gente que habita en la zona de Islas Malvinas se trabajó con 900 familias, en Villa Ceferino con 650, en Valentina Sur con 120 aproximadamente y en el barrio Confluencia con 246.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario