Llegó al mundo Olivia y no tardó en hacerse notar

Nació en Cipolletti y pesó más de seis kilos. Está en observación.

Cipolletti.-Sin darse cuenta, Olivia llenó de alegría a su familia y casi al mismo tiempo sorprendió a todo el país. La beba nació el lunes y se hizo famosa en pocas horas, cuando se viralizó por las redes sociales una imagen que evidencia los 54,5 centímetros de su cuerpo y los ¡6,130 kilogramos! que acusó en la balanza.

La enorme recién nacida se encuentra en observación en cuidados intensivos en el Sanatorio Río Negro, aunque los médicos adelantaron que está en buen estado de salud, pero quizás un poco incómoda: apenas cabe en la incubadora.

Fernanda Basly, la madre, tiene 36 años y vive en el barrio Luis Piedrabuena. El lunes a las 8:43 de la mañana tenía programada la cesárea en el Policlínico Modelo debido a las grandes dimensiones que ya registraba la beba durante los controles de rutina. "Esperaba un bebé grande, porque se notaba en la panza, pero nunca pensé que iba a pesar más de 6 kilos", contó.

Agregó que según las indicaciones médicas previas estaban esperando una criatura que de máximo pesaría 4,5 kilos, pero cuando llegó al mundo causó el asombro no sólo del personal médico de Neonatología, sino también de la propia madre que no podía creer las dimensiones de su hija. "Cuando la vi parecía una beba de dos meses", relató sorprendida.

Record: Los parteros cipoleños aseguran no recordar el nacimiento de un bebé del tamaño de Olivia.

Olivia fue derivada de inmediato al sector de terapia neonatal del Sanatorio Río Negro para poder ser controlada. Según explicaron desde el centro asistencial, la beba está internada bajo control constante por posibles complicaciones.

Su tamaño y peso son descriptos como un cuadro macrosómico, lo que acarrera diversos riesgos. Se explicó que la beba nació con el corazón grande y puede llegar a presentar complicaciones cardíacas, aunque hasta el momento se encuentra bien. El lunes por la noche la beba presentó un cuadro de hipoglucemia que fue tratado rápidamente y pudo ser corregida.

La madre también se encuentra bien y hoy podría ir a visitar a su hija. Los médicos esperan que pueda amamantarla para estabilizar el azúcar en el cuerpo de la nena.

La mujer explicó que las grandes dimensiones pueden estar vinculado a la diabetes grado uno que le diagnosticaron hace tres años y por el que su embarazo fue monitoreado especialmente por los médicos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído