Llevan 20 días sin clases por una obra

La Escuela 223 de Valentina Sur fue cerrada y está en reparaciones por una pérdida de gas.

NEUQUÉN
Los alumnos de la Escuela 223 de Valentina Sur permanecen sin clases desde el viernes 27 de mayo porque la empresa Camuzzi Gas del Sur retiró el medidor luego de encontrar pérdidas en las cañerías.

Una vez que finalicen las obras, que aún se están llevando a cabo, desde la institución anhelan poder volver a las aulas antes del inicio del receso invernal.

358 alumnos del nivel primario concurren a la escuela y pierden sus clases.

"La obra que se está haciendo es muy importante y lleva su tiempo. Soy la primera que quiere que finalice para tener a los chicos nuevamente con clases. Aunque a partir de la próxima semana dependerá de los tiempos de Camuzzi porque tendrá que hacer varias pruebas antes de conectar el medidor", dijo la directora de la primaria 223, Anahí Montoya.

Según explicaron en la escuela, se tuvo que hacer una red de gas nueva porque acusaba una pérdida en las cañerías y la empresa proveedora se llevó el medidor al constatar que no soportaban la presión.

En la primera semana de la suspensión de actividades, personal de Obras Públicas hizo un diagnóstico y pasó el presupuesto; en la segunda se removieron todas las cañerías de la escuela, incluida la cocina y los 25 calefactores; y durante esta semana se terminaron de montar las nuevas cañerías.

"Estuvieron trabajando hasta los sábados. A partir del próximo lunes se estará en condiciones para que Camuzzi pueda constatar cómo quedaron las cañerías y en caso de aprobar el tendido se podrá montar todos los artefactos (calefactores y cocina). Luego se los someterá a otra prueba, una vez que esté todo bien, podremos volver a tener gas. Esperemos que estemos en el orden de prioridad de la empresa", se esperanzó la directora.

Finalmente restarán las tareas de terminación de obra: tapar el zanjado alrededor de la escuela y cubrir las nuevas cañerías, además de darle una mano de pintura.

Si bien no tienen la certeza de la fecha de inicio de las clases, la directiva se mostró esperanzada en que puedan hacerlo la semana previa a las vacaciones de invierno, previstas para el 11 de julio.

Montoya comentó que para no perder el contacto con los alumnos, están dejando tareas en el kiosco más cercano para que los chicos puedan hacerlas y llevarlas a la escuela donde siempre podrán encontrar docentes de 8 a 17.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído