Lo acusaron por matar al amigo de una puñalada al corazón

La Justicia acusó a Matías Quiñiñir por el crimen de Facundo Almirón en el barrio Colonia Nueva Esperanza.

POR JULIETA CONTRERAS - policiales@lmneuquen.com.ar

Matías Quiñiñir, de 23 años, fue acusado de haber asesinado a Facundo Almirón, de la misma edad, de una puñalada al tórax, que le afectó el corazón en el barrio Colonia Nueva Esperanza. Fue en el medio de una pelea donde discutieron porque el acusado le quemó la casa a su ex pareja, quien tenía una amistad con la víctima.

Te puede interesar...

En una audiencia realizada este martes, la fiscal Eugenia Titanti solicitó que Quiñiñir sea acusado del delito de femicidio transversal, bajo el argumento de que éste asesinó a su amigo Almirón por “celos”, ya que pensaba que la víctima era actual pareja de su ex.

“Así te quería encontrar, te voy a quemar tu casilla”, habría amenazado el acusado a su ex la madrugada del lunes, al encontrarla en compañía de su sobrina y Almirón, y luego, la hizo efectiva, tal como relató la fiscal. La víctima emprendió camino tras de él para evitar su accionar y fue así, que al darle alcance, se enfrentaron en el patio de la casilla de la mujer. Quiñiñir lo atacó con un cuchillo tipo Tramontina causándole la muerte. La defensa aseguró que Almirón hirió a Quiñiñir con una botella de vidrio en su cuero cabelludo.

Titanti, enumeró la existencia de denuncias por violencia de género contra Quiñiñir por parte de su ex, que datan de octubre de 2019, y la declaración de ésta, quien aseguró que “la amedrentaba” y “la golpeó en varias ocasiones”, por lo que “mantenía relación de amistad” con él para que no le hiciera daño a ella ni a sus pequeños hijos.

Tras ello, solicitó que se le imponga una prisión preventiva de seis meses por riesgos de entorpecimiento, de fuga y para proteger la integridad de la víctima (su ex pareja a quien le quemó la casa) y sus tres hijos.

MUERTO-COLONIA-NUEVA-ESPERANZA.jpg
Lo mató de una puñalada y fue acusado de femicidio transversal.

Lo mató de una puñalada y fue acusado de femicidio transversal.

Sin embargo, a su turno, la defensora oficial Verónica Zingoni sostuvo que la propia mujer, quien sufrió daños totales en su casilla por el incendio, declaró que “Almirón era solo un amigo”. Además, argumentó que su defendido tiene heridas producto de un forcejeo con la víctima y que en la escena se hallaron dos cuchillos que hablan de otra teoría sobre las circunstancias del crimen.

En cuanto a la medida cautelar, la defensora se opuso a la preventiva y solicitó que sea bajo la modalidad de prisión domiciliaria, al considerar que no se encontraba acreditado el riesgo de fuga.

Finalmente, la jueza Ana Malvido indicó que la fiscalía no presentó "pruebas de peso suficiente" para la calificación de femicidio transversal y acusó a Quiñiñir de homicidio simple. En cuanto a la medida cautelar sí hizo lugar a la prisión preventiva por seis meses, respecto a la cual expresó que “es la única medida capaz de neutralizar el riesgo”. Por último, fijó en cuatro meses el plazo de investigación de la causa.

Audiencias muerto meseta (9).jpg

Hubo represalias tras el crimen

A raíz del crimen, horas más tarde se desató un confuso incidente perpetrado por el padre de la víctima junto a un amigo de la familia, en el que ambos dañaron una casa y habrían amenazado a la ex pareja de Quiñiñir.

La fiscal Silvia Moreira solicitó en una audiencia posterior a la formulación de cargos por homicidio, que ambos hombres sean acusados por los delitos de daños, amenazas y resistencia a la autoridad, al argumentar que ambos acudieron al domicilio donde la ex pareja de Quiñiñir estaba, con intenciones de agredirla a ella, a su sobrina y a sus hijos. Además, indicó que los habrían amenazado de muerte.

A su vez, Moreira pidió que se apliquen prisión preventiva a Almirón padre, para proteger la integridad de las víctimas, y una prohibición de acercamiento hacia ambas mujeres al otro hombre, de apellido Álvarez.

Por su parte, la defensa de Almirón y Álvarez explicó que todo había sido una confusión, que las amenazas de muerte mencionadas no habían existido y que los hombres habían acudido al lugar buscando al presunto asesino.

Finalmente, la jueza Malvido decidió avalar los cargos por los daños a la vivienda y por resistencia a la autoridad, y no hizo lugar a los de amenazas. Además, consideró que no estaban argumentados los riesgos procesales y ordenó liberar a los dos hombres, quienes quedaron sujetos a la causa, para la que fijó dos meses de plazo de investigación.

LEÉ MÁS

Lo mató de una puñalada al corazón y lo detuvieron

Andacollo: piden prisión preventiva para el docente acusado de abuso

Discutió con su esposo y lo mató de una puñalada

En un día, atraparon a tres prófugos: dos por homicidio

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído