Lo encontró con su esposa y le extirpó los genitales

Un futbolista brasileño fue brutalmente asesinado: tres detenidos.

Tres personas fueron detenidas en las últimas horas por el homicidio del joven futbolista de San Pablo Daniel Correa Freitas. Los arrestados son el empresario Edson Brittes Júnior, su esposa y su hija de 18 años, quien había invitado al futbolista a su fiesta de cumpleaños en la localidad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil. Las autoridades buscan además a otros tres sospechosos por su supuesta participación en el asesinato del jugador, según informó el comisario Amadeu Trevisan, encargado del caso.

De acuerdo con las investigaciones, el futbolista, de 24 años, “habría sido sorprendido en la cama” con la mujer de Brittes, principal sospechoso del crimen. A partir de ese hecho, el futbolista fue golpeado y luego trasladado dentro del baúl de un auto hacia una vivienda cercana donde se cometió el crimen. “Fue torturado porque recibió una paliza dentro de la casa y después le cortaron el cuello y le extirparon los órganos genitales”, afirmó Trevisan, encargado del caso.

Te puede interesar...

Correa estaba a préstamo en el club Sao Bento, de la segunda división brasileña, y había llegado el viernes pasado a Curitiba para asistir a la fiesta de cumpleaños de la hija de Brittes, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Concluida la celebración, el futbolista y otra decena de personas, incluidos los tres detenidos, fueron a la residencia de la familia en Sao José dos Pinhais.

“Estamos identificando quiénes son esas personas que estaban en la casa junto con el principal sospechoso. Sabemos que tres entraron con él y el jugador dentro del vehículo para matar a Daniel”, indicó el comisario. El principal sospechoso es precisamente Brittes Júnior, quien fue detenido el jueves por las autoridades, junto con su esposa y su hija.

P16-F02-asesinato-futbolista-brasil.jpg

La defensa de Brittes alegó que el futbolista habría intentado violar a su esposa -algo que la Policía no confirma- y que por eso perdió el control y agredió al futbolista hasta matarlo. Según las autoridades, antes de ser sorprendido, el joven mediocampista mandó fotos a sus amigos en las que aparecía con la esposa del principal acusado, quien al parecer estaba dormida. “Fue una exageración por parte del autor por más que (Daniel) hubiera tenido una relación con su esposa, algo que aún no sabemos. Fue un exceso, totalmente desproporcionado. No había necesidad de haberlo exterminado, y mucho menos de esa forma insidiosa y cruel”, señaló Trevisan.

--> Los policías no entendían nada

Cuando apareció el cuerpo torturado del futbolista en un descampado, la semana pasada, faltaban detalles que con el correr de las horas se fueron aclarando. “Desde la aparición del cuerpo, fue una situación muy violenta. El hombre tenía dos cortes profundos en el cuello, la cabeza estaba decapitada y los genitales estaban cortados”, señaló a los medios locales uno de los primeros policías en llegar. Según las primeras pericias, las heridas fueron provocadas por un arma blanca, pero todavía no se confirmó si los genitales fueron cortados antes o después de su muerte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído