Lo encuentran decapitado en una pecera

Los restos de un hombre de 65 años, que era buscado desde hace dos meses, fueron hallados dentro de su casa. Su muerte es un verdadero misterio.

Estados unidos. Cuando la familia y vecinos de Brian Egg denunciaron su desaparición, lo primero que hizo la policía fue ir hasta su casa en San Francisco. Pero no hallaron nada raro. Pasaron semanas hasta que lo encontraron decapitado en una pecera, en la misma casa donde no lo habían detectado la primera vez.

Ante la desaparición de Egg, de 65 años, lo que más llamó la atención de los vecinos fue la camioneta de un servicio privado de “limpieza de escenas criminales” parada en la puerta de la casa de Egg días atrás. La policía regresó, esta vez con perros. El cuerpo no pudo ser inmediatamente identificado, y ahora se espera el resultado de una autopsia. Se descuenta que es Egg.

Te puede interesar...

La primera vez que la policía acudió a su casa fue en julio. Tocaron el timbre tres veces. Pero no advirtieron nada sospechoso. Hablaron con una persona que dijo vivir allí y que Egg estaba de vacaciones, una historia que la policía creyó. Pero durante la noche del 14 de agosto, los vecinos no podían creer lo que veían: detenida frente a la casa de Egg estaba la camioneta de limpieza, junto a una persona sospechosa. La policía arrestó a esta persona y entró a la vivienda. No había señales de Egg pero los investigadores hallaron productos de limpieza y “olores sospechosos (a descomposición) en la residencia”. El hombre que detuvieron es Robert McCaffrey, de 52 años.

Al día siguiente encontraron restos humanos dentro de una pecera. “Esto es espantoso. Hubo una persona muerta adentro de la casa todo este tiempo”, dijo uno de los vecinos. Además de McCaffrey, también fue detenido Lance Silva, de 39 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído