Lo enjuician por intentar matar a tiros a su vecino

La víctima y el agresor mantienen un enfrentamiento desde hace unos seis años. El baleado admitió haber disparado una vez contra la casa de su atacante.

Neuquén.- “Pasé frente a su casa en moto y él salió atrás mío disparando. Seguí andando hasta que sentí el cuerpo adormecido, llegué a lo de mi padrastro y me desmayé”. Esas fueron las palabras de Juan Javier Urueña, el joven que se salvó de milagro luego de recibir un balazo en la espalda, a metros de su casa.

El acusado es un vecino, César “el Salvi” Fuentes, con quien mantenía un enfrentamiento desde hace seis años.

Ayer comenzó el juicio por el que Fuentes está acusado de tentativa de homicidio calificado por el uso de arma de fuego.

Durante la primera jornada, la víctima declaró sobre lo sucedido y aseguró que el Salvi ya lo había amenazado de muerte a él y a su hermano en otras oportunidades.

El hecho ocurrió el 20 de febrero de 2016, alrededor de las 23:45, cuando Urueña salió en su moto a comprar unas cervezas a un almacén del barrio Parque Industrial.

“Escuché unos cinco o seis disparos”, afirmó la víctima y especificó que uno le dio en la espalda.

“Lo conozco a Fuentes del barrio, desde hace muchos años”, aclaró la víctima y evitó en todo momento dirigir su mirada al acusado. Luego aseguró que tienen una mala relación, aunque dijo desconocer el origen del malestar.

Además, Urueña recordó que hace tres años, Fuentes en compañía de su hermano y “otros más”, lo agarraron, le sacaron la campera y le quisieron pegar con un arma.

Por su parte, la defensa dejó claro que si bien su defendido, el Salvi, admitió haber disparado, lo hizo por razones muy distintas.

“Fue por las intimidaciones que sufrió, en defensa de su familia”, afirmó el abogado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído