"Lo llaman abuso policial, pero es un plan represivo"

Lo afirmó la socióloga Emilia Alfieri respecto de las últimas golpizas.

POR AGUSTINA BENATTI / policiales@lmneuquen.com.ar

En un contexto nacional y local donde diariamente trascienden más casos de violencia policial y de jóvenes víctimas de gatillo fácil, la socióloga Emilia Alfieri analizó la trama que se pone en evidencia y los discursos que se generan desde el poder político, principalmente en los casos de nuestra provincia.

Emilia Alfieri es neuquina, licenciada en Sociología y magíster en Criminología. Además de haber escrito artículos y ponencias, es docente universitaria e investigadora.

Con claridad y desde su extensa formación en la temática, Alfieri destacó la importancia de ver los abusos policiales como “miniviolencias que son permanentes y que en realidad forman parte de un plan represivo destinado a garantizar el orden social. Estamos hablando de mecanismos de subordinación y dominación”.

La brutal golpiza por parte de efectivos policiales que sufrió Facundo Agüero (22) el 8 de marzo pasado trae a la memoria colectiva los asesinatos de Matías Casas (19) y Brian Hernández (14), ambos en 2012 y efectuados por policías.

“Los tres casos tienen similitudes y nos muestran que es una realidad que se vive cotidianamente, aunque no siempre tomen visibilidad mediática”, afirmó la socióloga. Además, destacó los discursos que se producen después de los hechos de violencia policial.

“La solución que proponen es señalar a esos policías y sacarlos de la institución, presentándolos como un exceso de un individuo particular. Es lo que se llama la teoría del loco suelto o de la manzana podrida”, explicó la profesional tomando como ejemplo las últimas declaraciones del ministro de Seguridad, Mariano Gaido, luego de que LM Neuquén publicara el video de la golpiza a Facundo.

“Fragmentar los hechos represivos, presentarlos como cosas aisladas hace que no podamos pensarlas como un plan sistemático sino como excesos a los que le ponemos nombre y apellido”, sostuvo Alfieri y explicó que ese mismo discurso se replica metódicamente en todo el país: “El nuevo gobierno de Mauricio Macri significó un cambio cualitativo en relación con la criminalización de la pobreza y de la protesta social”.

De este modo, la socióloga afirmó que “no quiere decir que antes no había (violencia policial), la diferencia está cuando el discurso ya es explícito y va de la mano con la práctica”. En este sentido, Alfieri destacó lo ocurrido después de que el policía Luis Chocobar asesinara a un delincuente.

“Hay que pensar qué implicancia tiene que un presidente reciba a un policía que está imputado por haber matado por la espalda a una persona, como ocurrió con Chocobar. El discurso que están teniendo es que el policía puede matar y el Estado lo va a respaldar”, indicó la profesional.

--> La corrupción tiene consecuencias sociales graves

“Hay determinados sectores sociales que reclaman por mayor punitividad, castigos más altos, nuevos tipos penales y muchas veces se usan argumentos que no son ciertos pero circulan”, afirmó Emilia Alfieri respecto de la opinión pública y los discursos que se instalan tras casos de violencia policial.

“Esta idea de la meritocracia lo que genera es un rencor muy fuerte hacia el de abajo que nos está amenazando, que está ahí y puede romper esta frágil estabilidad en la que vivimos”, sostuvo la socióloga. Además, agregó que la solución que se plantea frente a estos reclamos es una sobresaturación de policías.

“Cuando decimos que el problema es la inseguridad, se piensa en que te roben el celular o que atenten contra tu vida o la de tu familia. No la de las coimas o la corrupción, que tiene una consecuencia social mucho más grande”, explicó Alfieri.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído