Los alquileres están igual de caros en toda la región

En Centenario o Plottier se paga casi lo mismo que en Neuquén.

Georgina Gonzales
gonzalesg@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
En las ciudades de Plottier, Centenario y Cipolletti ya no hay diferencias de precios con la capital a la hora de alquilar una vivienda. La mayor oferta en Neuquén, por la caída de la actividad petrolera, junto al crecimiento de esas localidades, colaboró en que los valores se igualen.

Los precios se determinan por la ubicación, el tamaño, si cuenta con cochera y varios ítems más. Pero, en promedio, actualmente se puede alquilar una vivienda de dos dormitorios en el centro neuquino por unos 10 mil a 12 mil pesos. Con ese mismo dinero también se alquila una casa o un dúplex en las ciudades cercanas.

Hace unos dos años muchas familias optaban por alejarse de sus puestos de trabajo pero reducir de manera importante los costos del alquiler. De a poco, eso desapareció, ya que los precios son altos en todos lados.

Juan Pinotti, martillero de la inmobiliaria Kümer de Plottier, consideró que si bien Neuquén sigue teniendo los alquileres más elevados de la región metropolitana, ya están casi “equiparados”.

Según el martillero, en Plottier la demanda de alquileres se mantuvo estable e indicó que cuando entra una vivienda para alquilar no pasan más de dos semanas hasta que le consiguen inquilinos.

En esa localidad, los precios de los dúplex con dos dormitorios rondan los 10 mil pesos, los departamentos, también de dos dormitorios, unos 7 mil, y los monoambientes arrancan en los 4500.

“Normalmente es gente que vivía en Plottier, ya que una vez que están instalados es muy difícil cambiar, por los colegios de los chicos, la organización y también por los costos que implica”, manifestó Pinotti.

Para Sonia Barros, de la inmobiliaria Centenario, los alquileres de viviendas de dos dormitorios en esa localidad también rondan los 10 mil pesos, los departamentos 7000 y los monoambientes 5000.

“Ya no hay mucha diferencia con Neuquén capital. Tenemos contacto con varias inmobiliarias y los precios son iguales. Lo que por ahí aún es más caro en Neuquén son los departamentos”, consideró Barros.

Por su parte, Nicolás Fundaro, martillero de la inmobiliaria Rezzonico de Plottier, consideró que la baja del mercado petrolero generó más oferta de alquileres en la capital, por lo que se equipararon los precios con las localidades aledañas.

“Antes sí pasaba que llegaban a la ciudad a alquilar para abaratar costos. Hoy ya estamos bastante equiparados, además en Plottier el mercado es más acotado, no hay tanta oferta”, indicó.

Casas vacías
Ricardo Villar, de la inmobiliaria RV & Asociados, comentó que en la capital por la caída del rubro del petróleo muchas casas grandes, destinadas generalmente a gerentes, se encuentran vacías.

El martillero aseguró que hay mucha oferta en la ciudad. Su inmobiliaria trabaja en la zona del Bajo donde comentó que el impacto se sintió en los alquileres altos y también en los monoambientes.

En cuanto a las casas grandes, por las que aseguró se estaba pagando hasta 40 mil pesos por mes de alquiler, quedaron vacías al irse varios gerentes o personas que ocupaban puestos altos en distintas empresas.

“Tiene que ver mucho también la especulación de los dueños. Conozco un caso en un barrio cerrado que se alquilaba la vivienda por 40 mil pesos y las expensas eran de 10 mil”, detalló.

En el otro extremo, Villar contó que mucha gente joven que había conseguido trabajo y había logrado independizarse, ahora, por la falta de capacidad adquisitiva, debieron dejar sus alquileres de viviendas. Remarcó que, en general, eran chicos solos o parejas jóvenes que de repente se quedaron sin trabajo o que la inflación les deprimió sus salarios, por lo que no pudieron continuar pagando un alquiler.

CIFRA
42 mil inquilinos se calcula que tiene Neuquén.
El último número que arrojó el Censo 2010 habló de 32 mil familias. Mucha gente optaba en los últimos años por otras ciudades más baratas, pero hoy ya no hay diferencia de precios.

Mercado en Neuquén
Hay más oferta de departamentos y casas por la crisis en el petróleo

Guillermo Reybet, ex presidente del Colegio de Martilleros de Neuquén, consideró que la baja del trabajo en el petróleo pero también la reducción de la capacidad adquisitiva por la inflación generaron que haya más departamentos sin alquilar en la ciudad.

“Más que nada se nos encareció el vivir diario. Si yo tengo un ingreso que se vio afectado por la inflación, voy a tratar de pagar lo menos posible de alquiler”, explicó el martillero.

Reybet comentó que históricamente el alquiler representaba el 1% del valor de la propiedad en forma mensual y que hoy se está cobrando el 0,4%. “Si un departamento de un dormitorio sale hoy 1.700.000 pesos, no le puedo cobrar a nadie 17 mil pesos”, ejemplificó.

Esa tendencia de descenso del porcentaje de cobro del alquiler para Reybet seguirá bajando.

Altos valores
Expensas, el otro gran problema

En la capital de la provincia de Neuquén lo que encarece muchos alquileres son las altas expensas que se pagan en los edificios céntricos, que pueden rondar desde los 2000 hasta los 4000 pesos. Que los edificios tengan seguridad u algún otro servicio aumenta el cobro de expensas y con ello el valor final que se paga por un departamento en la capital.

“Un monoambiente en el centro hoy arranca en los 5 mil pesos, pero a eso hay que sumarle las expensas, que nos condicionan mucho porque son demasiado altas”, aseguró el martillero Ricardo Villar. A este elemento hay que sumarle, con el ingreso a una propiedad, el pago del depósito.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído