El clima en Neuquén

icon
19° Temp
36% Hum
La Mañana clubes

Los clubes se reunieron con la AIC y esperan que llegue el agua a mediados de agosto

Elías Sapag aseguró que el 15 ó 16 del mes que viene, se podrá empezar a ver agua en el cauce del brazo del Limay que rodea la Isla 132.

Los clubes ribereños esperan con ansias que llegue el 15 de agosto, día en el que la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) comenzará a erogar agua para el riego, lo que permitirá - en forma paulatina- el crecimiento de los cauces del río Limay, en especial del brazo que rodea la Isla 132, que desde hace meses está completamente seco.

Este martes 26 de julio Elías Sapag, referente de la AIC por Neuquén, se reunió con las autoridades y miembros de los clubes apostados sobre la calle Río Negro para dar precisiones de cómo será el proceso y evacuar dudas al respecto.

Te puede interesar...

"Fue una charla informativa a raíz con los socios y padres de alumnos de canotaje que querían saber qué iba a pasar. Como nosotros no teníamos el conocimiento suficiente, invitamos a una personas idónea en el tema, como es el ingeniero Elías Sapag, que habló de la emergencia hídrica y respondió las preguntas que le hicieron los chicos. Además, informó que a partir del 15 de agosto va a empezar a haber un poco más de agua. Nos aclaró que no será inmediato, pero que en un lapso de 48 a 72 horas va a ir subiendo el nivel", contó Patricia Martínez, presidenta del Club Ceppron.

La titular de la entidad deportiva recordó que, por la sequía, los chicos de las categorías menores de canotaje recién pudieron volver a tener contacto con el agua hace unos días. "Los pequeños hacía un mes y medio que no remaban. Los llevamos a 600 metros del club donde han hecho una contención. Quedó como un piletón, a la altura del Santafesino, que nos permitió retomar en parte la actividad. Hasta el momento venían trabajando en máquinas y haciendo planificación en tierra y complemento en gimnasio", precisó.

"Claramente ir hasta ese piletón que está a la altura del Santafesino requiere una organización. Implica comprometer gente para cuide y lleve a los chicos, contar con un vehículo para poder trasladar los kayaks", comentó al subrayar las dificultades sortean para mantener la actividad.

SFP Bajante Rio Limay (4).JPG

"Los más grandes se manejan de otra manera. Generalmente ponen sus botes arriba de los autos y se van Gatica al fondo o a La Herradura o Balsa Las Perlas. Los que no tienen, en general optaron por no venir directamente porque tienen que trasladar los botes 600 metros para empezar a hacer algo. Para algunos es un trastorno porque les duele la espalda, el hombro o porque -cuando tienen que arrancar la actividad- ya están cansados al hacer todo ese operativo. Las clases se hacen, pero con menos cantidad de personas. Esa es la realidad", señaló al reconocer una merma en la asistencia de un 60 por ciento.

"Más allá de eso, esta situación nos afecta porque tenemos competencias a nivel mundial y, por otro lado, está la cuestión del uso diario del recurso para el mantenimiento del predio y el riego. Recordemos que tenemos baños, oficinas, una guardia, gimnasios, salones de eventos y que las tres bombas que hacen el abastecimiento desde el río, hoy por hoy no funcionan. Utilizamos agua de red pero no da abasto porque también está el Santafesino, El Biguá, El Municipal, el Italiano y toda la red domiciliaria", enumeró.

"Estamos expectantes. Una vez que empiecen a largar el agua y la situación se normalice, haremos una campaña para promocionar de alguna manera el canotaje para que la gente regrese", concluyó Martínez.

Limay sequía (7).JPG

Por su parte, Elías Sapag consideró que el encuentro con la comunidad de los clubes fue positiva porque el contacto cara a cara permitió tener un fructífero ida y vuelta y explicar cómo es el manejo del recurso hídrico que hace la autoridad de cuenca."Lógicamente fuimos al tema que nos convocaba -la sequía-, y precisamos cómo íbamos a actuar a partir de ahora. Evidentemente el mes de julio fue el mejor en los últimos 15 años", dijo el ingeniero -en diálogo con LMNeuquén-, celebrando las nevadas y las lluvias que tuvieron lugar a lo largo del mes.

"Esto nos permitió acumular dos metros de agua más en El Chocón y un metro más de agua en Piedra del Águila. Decidimos otorgarle a la energía, durante 15 días, 100 metros cúbicos por segundo por El Chañar y 450 metros cúbicos por segundo por Arroyito. Lo pusimos a disposición a la Secretaría de Energía y a Camessa, que tienen que manejar el sistema interconectado de energía eléctrica y su distribución. Ellos sabrán qué hacer. Más allá de eso, el 15 de agosto se larga el riego", sentenció, cumpliendo así la previsión que había hecho en junio.

El funcionario detalló que, a mediados del mes entrante, "el río Neuquén va a pasar de 100 a 125 metros cúbicos de agua por segundo; el Limay de 170 a 320 metros cúbicos de agua por segundo y el Río Negro, de 200 a 450 metros cúbicos de agua por segundo". "Obviamente que progresivamente", aclaró.

"El 15 o el 16 de agosto van a ver que empieza a circular agua por el brazo de la Isla 132 que da a los clubes. Ellos quedaron satisfechos porque comprendieron qué es la sequía", enfatizó Sapag, para luego recalcar: "Los clubes pasaron la temporada primavera-verano 2021/2022 con 300 metros cúbicos por segundo, entonces no veían la sequía". "La sequía se palpaba en el centro y norte de la provincia de Neuquén donde había que transportar agua por camión, donde había que hacer perforaciones y entubar vertientes. Los que vivieron la sequía verdadera eran los que estaban aguas arriba de las represas", advirtió.

rio limay cauce seco

"Ahora no es que el problema se terminó, pero si mejoró.Estamos felices de que haya nieve para los turistas de invierno, que haya humedad para los crianceros, que haya agua y humedad en las veranadas para que hay buenos pastos. Estamos felices de que, más allá de la complicaciones en las rutas, tengamos agua en los ríos. Pero todavía estamos con los tanques al 50 por ciento y eso hay que mejorarlo", subrayó haciendo alusión a los temporales de nieve y los embalses.

"Estamos administrando el agua y dándole a todos los usuarios lo que corresponde. En la medida que llueva y que los caudales sean suficientes, vamos a ir cambiando. De lo contrario vamos a mantenernos así", agregó.

Por último Sapag insistió en el cuidado del recurso al pedirle a los ciudadanos que sean "prudentes y ahorrativos". "Hay que usar el agua y no abusar. Usar la energía y no abusar. Eso siempre es bueno. Es bueno para el bolsillo, para el ambiente y para todos porque una acción individual, comunitariamente hace a la solución general. Todos tenemos que usar el aire acondicionado en 24 grados y no en 22, y no dejar la canilla abierta. Esas pequeñas cosas, cuando las hacen todo el mundo, aportan enormemente. Tenemos que ser solidarios entre nosotros. Todos podemos tener una buena calidad de vida, siempre pensando que hay otro que necesita de nuestra actitud solidaria. Fijemosnos en lo que está pasando en Europa, en California. Se incendia todo, temperaturas de 44 grados, gente que se muere de calor. Pensemos que nosotros no estamos pasando por eso, pero que no estamos exentos. Estemos preparados, en alerta, reflexionemos y seamos solidarios", recalcó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario