Los comerciantes de calle Sarmiento están que trinan

Por las obras en el Bajo, el nivel de sus ventas disminuyó hasta un 70%.

Los comerciantes del Bajo pusieron el grito en el cielo por las obras pluviales que realiza la Municipalidad sobre la calle Sarmiento. En diálogo con LM Neuquén, aseguraron que las ventas bajaron hasta un 70 por ciento desde que cortaron el tránsito.

Los trabajos son parte de un plan para evitar las inundaciones en esta zona de la ciudad, donde los comerciantes sufren cada vez que las nubes asoman, tras registrar pérdidas millonarias por los temporales de 2014 y 2016. Se trata de un canal subterráneo que conectará con el arroyo Durán que, según las autoridades, mejorará la capacidad de desagote de la ciudad.

Si bien las tareas que lleva adelante el Ejecutivo municipal comenzaron el lunes, los trabajadores ya sintieron el impacto en la actividad. “Nosotros lo notamos muy fuerte en el día a día. Antes pasaba mucha gente a pie, pero ahora no pasa nadie y las ventas cayeron hasta un 70 por ciento”, comentó un kiosquero.

Los comerciantes creen que el cierre al tránsito de la calle Sarmiento, entre Don Bosco y Láinez, generó que circule menos gente por el Bajo. Sostuvieron que es un sector que se mantiene vivo gracias a la gente que “chusmea” al pasar. “Yo creo que la caída de ventas está relacionada con que la gente transitaba mucho esta calle. Estacionaba en esta cuadra, recorría la zona a pie y se llevaba algo”, contó Edgardo.

Momar, un vendedor de accesorios y artículos de cuero, comentó que se vio obligado a alterar su horario laboral porque la actividad cayó estrepitosamente. “Hasta la semana pasada venía de 9 a 20, pero ahora trabajo de 12 a 18. Se me complicó porque sólo tengo permitido trabajar en este lugar y la verdad es que no pasa nadie”, detalló.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído