El clima en Neuquén

icon
Temp
75% Hum

Los helados de Cuore Di Panna llegan al Paseo de la Costa y se expanden hacia el oeste

José María Herrera contó la historia de la heladería estilo italiano que conquistó Neuquén y dio detalles de las próximas inauguraciones.

Si al standupero Luciano Mellera se le hace difícil elegir entre diferentes gustos de helados, realmente estaría en verdaderos problemas si entra al mundo de tentaciones que ofrece Cuore Di Panna, la heladería estilo italiano que desde el 2003 convoca a los neuquinos a darse un gusto en todas las estaciones del año.

¿Se quedaría con el clásico Dolce latte con striacciatella (dulce de leche granizado) o preferiría jugársela y animarse a probar la deliciosa crema de chocolate blanco con coco y almendras llamada Rafaello o Cookies lemon meringa, la sublime crema helada con galletitas tipo Lemon pie? ¿Se enredaría en dudas al intentar elegir un chocolate al ver el merengue que cubre el Marquise, las almendras tostadas del Piamonte o la salsa de naranja del Cioccolato Marroqui? Una verdadera encrucijada de sabores que invita a volver una y otra vez para probar y repetir.

Te puede interesar...

Detrás de las deliciosas cremas de Cuore Di Panna, se encuentra José María Herrera, un sanjuanino que toda la vida se dedicó a "los fierros" y que - tras su paso por Bahía Blanca - llegó a la ciudad atraído por las oportunidades que ofrecía un pujante mercado y la alta demanda de motos y productos derivados.

Heladeria-Cuore Di Pana (2).JPG

"Yo arranqué con San Juan Motos y vinimos a Neuquén para poner otra sucursal que terminó siendo un punto más importante que el de Bahía Blanca mismo. Habíamos hecho un estudio de mercado pensando también en irnos a Viedma o Santa Rosa, pero todo daba que era mejor Neuquén. Vine por tres meses y me terminé quedando porque conocí a la gente del Neuquén Rugby Club - jugué para ellos y después seguí entrenando a los chiquitos- y en 1997 conocí a Ana Capriolo, mi señora con la que armé una familia. Así que fue una muy buena decisión de vida", resumió el licenciado en Geofísica que optó por el mundo de los negocios para tratar de no depender de la industria del petróleo. "

"En Bahía Blanca me había ido muy bien, ese momento coincidió con el que mi papá se sacó el Quini 6", comentó al pasar. Ante la sorpresa de su interlocutora, acotó: "Si, se ganó el Quini, estuvo con Susana (Giménez) y todo eso". Todo un capítulo aparte que quedó en una suerte de paréntesis lleno de curiosidad, suspendido en el aire...

Heladeria-Cuore Di Pana (6).JPG

Retomando el hilo de la historia de su arribo al Alto Valle, José María manifestó: "Aquí me empezó a ir muy bien importando motos de Estados Unidos y de Japón y poniendo un nuevo concesionario de las marcas más importantes". Hoy seguimos con tres negocios de motos y dos bicicletas en Neuquén y uno en Bahía blanca", añadió sobre su marca Kando Motos. Y agregó: "Puse la heladería en su momento para incursionar en otro tipo de negocios que no sea de fierros ni de financiar algo".

Tras pactar una sociedad y poner buena parte del capital, en 2003 nació Cuore Di Panna, que en italiano significa "corazón de crema". "La idea siempre fue trabajar un helado de calidad superior con productos italianos. Empezamos en la calle Brown y Belgrano con fabricación a la vista, pero cuando empezó a crecer el volumen, pusimos la fábrica en Combate de San Lorenzo en un espacio más grande y nos mudamos a Santa Fe y San Juan. Era una esquina que en principio no funcionaba nada. Antes había una librería, una verdulería. Nosotros aceptamos el desafío y empezamos a trabajar ahí", señaló. Claramente, la suerte cambió con la heladería.

Heladeria-Cuore Di Pana (1).JPG

"Después de mucho tiempo estando asentados, estamos con muchas ganas de crecimiento. Desde el 25 de junio de este año hay una nueva administración que la estoy manejando yo, siempre manteniendo la calidad del helado y los mejores productos", sostuvo, antes de precisar los planes de expansión de la heladería que está llevando adelante con los familiares que son parte de la empresa, en especial su hijo Franco Llopart.

Helados casi a la orilla del río

En apenas unos días, Cuore Di Panna cortará las cintas de inauguración de una nueva sucursal en el Paseo de la Costa. El moderno local permitirá coronar paseos a orillas del rio Limay con un helado o degustar un postre luego de disfrutar de una comida en el espacio de food trucks.

cuore di panna paseo costa proyecto 2.jpeg
El proyecto de Cuore Di Panna en el Parque de la Costa.

El proyecto de Cuore Di Panna en el Parque de la Costa.

"En una semana o diez días vamos a abrir este nuevo punto de venta que está en la entrada del Centro de Convenciones. La idea es que te puedas comer un postre en la casita de Cuore. Realmente el lugar es muy lindo. Tenemos muchas esperanzas, pero es solo el comienzo. Hemos comprado equipamiento nuevo, estamos haciendo un montón de inversiones y mejoras porque creo que Cuore Di Panna no tiene techo todavía", postuló.

"La heladería tiene un potencial de creatividad enorme. Es fantástico lo que podés hacer: sabores nuevos, packaging, otras formas de atender. Ya empezamos con el proceso de cambio de imagen y vamos a apuntar a una venta más popular y agresiva conservando la calidad", remarcó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCLjoVMinOnG%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAP3m4e0f2TXabDyk3xmuJn8BKLYDdLsuPbdRvAMhKsI44U8DZAV9TkJTZBE3RwzkNlZCGyoVf6kriUmvJIDTQSYluuvJn7DTYp5Jup01FdcAWOKE23QMhZBemBQZCJbU1pZCoBnTzuUuOTdtV2K7YqitqBFQMPGC09CScZBqpvMDaCr4idEoLAZD

"En un momento se pensó abaratar costos bajando la calidad pero dijimos que no y siempre nos fue muy bien con esa tónica. Antes éramos el helado más caro, ahora hay otras opciones más caras. Nosotros seguimos manteniendo la calidad, participamos en ferias internacionales para innovar con los gustos y la gente reconoce ese esfuerzo. Creo igualmente que hay lugar para todos", señaló en alusión a la competencia, antes de anticipar los próximos pasos a seguir tras el desembarco en el paseo costero.

Heladeria-Cuore Di Pana (4).JPG

"Tenemos planeado mudar la fábrica a un lugar propio y en un futuro expandirnos hacia el oeste. Queremos que nuestro helado llegue a más gente, por eso estamos buscándole la vuelta para estar presentes en todos lados. La idea es abaratar el producto final en función del volumen, pero conservando la calidad. El crecimiento que va a tener Cuore Di Panna en estos dos años va a estar bueno", aseguró.

Más allá del éxito y el auspicioso camino recorrido con Cuore Di Panna y Kando en Neuquén, José María se mantiene con una actitud humilde y cauta. "Yo siento que estoy arrancando y que hay muchas cosas para hacer. El concepto es la mejora continúa en todo sentido", concluyó.

Heladeria-Cuore Di Pana (5).JPG

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario