Los Malbec de hasta $200 para celebrar la Independencia

Mañana se celebran 202 años de la independencia argentina. Te damos siete muy buenas opciones para acompañar el asado, el locro o las empanadas.

POR JOAQUIN HIDALGO / Especial

Los feriados son días para comer y juntarse. Cada vez que se puede, además, en fechas patrias alguno de los amigos se planta y propone una comida para muchos: locros, asado o empanadas no fallan, aunque también están los que van por las pastas, los choripanes y las picadas. Cualquiera sea el caso, mañana 9 de Julio, si el plan es juntarse a comer entre muchos, nada mejor que comprar algunos de estos malbec accesibles, en plan de ponerle gusto local a la cosa hasta 200 pesos. Y, de paso, con dos pesos redondeás el número patrio con la celebración de los 202 años de la independencia. Los vinos son:

Estancia Mendoza Malbec 2017 ($122). En la góndola de los accesibles, Estancia Mendoza ofrece este ejemplar que propone un combo festivo: buena fruta roja, con paladar simple y frutado, de frescura moderada. No hay en su precio un vino que le haga sombra para las reuniones de muchos.

Te puede interesar...

La Vuelta Malbec 2017 ($135). Si la Vuelta de Obligado fue de alguna manera el episodio que consolidó la movida patria, La Vuelta Malbec es una botella perfecta para conmemorarlo. Aporta aromas sencillos de fruta roja, con un paladar cordial, de estructura media. Perfecto para unas empanadas recién salidas del horno.

Portillo Malbec 2017 ($140). El padre de la patria es San Martín, quien, entre otras muchas hazañas de su cruce de los Andes, atravesó portillos entre cerros nevados. A uno en particular rinde homenaje este vino: al Portillo Argentino, por donde las huestes del general distrajeron a los realistas en 1817. Con ese cuento, este tinto le pondrá sabor frutal y frescura jugosa a cualquier encuentro, además de un lindo relato.

Eugenio Bustos Leyenda Malbec 2017 ($142). Existió. Es verdad. Se llamó Eugenio Bustos el fundador de la región que hoy se conoce con su nombre en el corazón del valle de Uco. Y si tiene una leyenda es la de haber creado grandes vinos, desde Finca La Celia, cuando allá no había nada, a fines del siglo XIX. Eso es hacer patria. Y esta Leyenda le pone sabor frutal, con taninos jugoso y de largo sabor a una comida, sea locro o empanadas.

Novecento Raíces Malbec 2017 ($175). Bodega Dante Robino elabora este malbec con uvas de Mendoza. Un tinto que se las trae por su perfil de fruta roja, con ciruela fresca como descriptor básico. Boca carnosa, de paladar suave y amplio, la frescura moderada es el secreto para su buen desempeño. De paso, nada como echar raíces en un día que se celebra la independencia.

Chacabuco Reserve 2017 ($150). Elaborado por Familia Falasco, este tinto con su camión ilustrado en la etiqueta rinde homenaje a la saga de los Falasco: se iniciaron como comerciantes en Chacabuco, Buenos Aires, con un solo camión. Luego construyeron un imperio en vinos cotidianos. ¿El secreto? La buena relación calidad-precio. Algo que en este vino es la regla.

Saurus Malbec 2017 ($192). La Argentina es mucho más que lo evidente. Y eso es justamente lo que resulta con este vino, nacido de un dinosaurio escondido en las entrañas de la Patagonia, que se revela hoy como un delicioso gigante de la góndola: tinto frutal y delicado, con paladar carnoso y lleno de sabor. Ideal para darse un gusto sin extinguir la billetera.

--> Los vinos para las comidas patrias

Nada de madera. El truco con los vinos para la cocina patria, desde locros a empanadas, está en el sabor frutal y la frescura moderada. Así funcionan bien sin entorpecer el desempeño de los platos. Justo lo que se encuentra en la góndola de los accesibles. El asunto es elegir bien, porque en ese mismo segmento hay vinos buenos y no tan buenos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído