El clima en Neuquén

icon
Temp
77% Hum
La Mañana materiales

Los materiales para la construcción se comercializan en Neuquén pero con aumentos

Se había frenado la venta por "la falta de precios", producto de la suba del dólar. Ahora salen con incrementos de entre el 30 y un 50%.

Con algunos incrementos, los corralones y negocios de materiales comenzaron a vender productos para la construcción en Neuquén, después de lo que fue el descalabro que generó la disparada del dólar blue hace algunas semanas atrás.

Esas subas, en el caso de hierro y cemento, alcanzan el 50 y el 30 por ciento, respectivamente y, a diferencia de lo que ocurría, ahora hay disponibilidad. Es decir, existe stock para responder a la demanda, fundamentalmente para las grandes obras y desarrollos.

Te puede interesar...

“Los ladrillos aumentaron menos porque no se quiere perder mercado y los formadores de precios son locales. En cambio, el valor del cemento y el hierro lo fijan las grandes distribuidoras que no son de la región”, explicó Diego López de Murillas, presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén.

En cuanto al hormigón elaborado, el incremento en esta última semana fue del casi el 10 por ciento y lleva un acumulado desde la suba del dólar paralelo de alrededor de un 40.

Respecto a otros materiales para la construcción, como sanitarios, pisos y grifería, desde la firma Sakura se indicó que el abastecimiento “va lento pero se está normalizando”, a partir de que son varias las fábricas que proveen de estos productos, que tuvieron aumentos de entre un 10 y un 15 por ciento.

La actividad de la construcción privada registró un parate a principios del mes pasado, donde al menos tres proyectos de edificios en la ciudad se frenaron. Estos estaban proyectados en Illia y Avenida San Juan y otros dos sobre la calle Roca.

En esos días los corralones de materiales habían dejaron de vender insumos básicos como el hierro porque “no tenían precio”, al que se agregaba un problema económico y financiero que afectaba a estos desarrollos.

En ese entonces, desde el Colegio de Arquitectos se indicó que los edificios que ya están en marcha seguirán con sus obras, aunque a otro ritmo, pero que los que estaban en carpeta quedaron a la espera de que mejore la economía o que al menos se vea un horizonte más claro.

“Ahora la situación no cambió mucho, sigue la incertidumbre pero no somos pesimistas porque el ladrillo es un refugio y porque en Neuquén lo que se construye se vende”, aseguró López de Murillas.

“Los proyectos que se paralizaron no están descartados pero, obviamente, estamos debajo del 2021 en cuanto a permisos de construcción”, indicó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario