El clima en Neuquén

icon
32° Temp
17% Hum

Los mensajes intimidantes del conductor a la mamá de Kayla para que "limpie" su imagen

Juan Sandoval, imputado por homicidio culposo, logró ingresar un teléfono al hospital donde está internada su pareja. Lo acusan de tratar de influir en su testimonio.

Mientras permanecía prófugo de la Justicia, Juan Antonio Sandoval, el conductor del Peugeot 206 que volcó y se incendió cuando regresaba de Las Grutas a Neuquén, y donde murió la pequeña Kayla de 8 años, se aseguró de hacerle llegar un teléfono celular a su pareja, Florencia Agustina Fernández, mientras ella estaba internada en estado grave por las heridas sufridas tras el vuelco. Y de esa forma, le envió numerosos mensajes directos “con claras intenciones de influir en su relato”.

Así lo reveló la Fiscalía, durante la formulación de cargos donde el camionero fue acusado de homicidio culposo y se le dictó prisión preventiva por cuatro meses, para evitar que entorpezca la investigación.

Te puede interesar...

Tal como se informó, en base a los estudios de laboratorio practicados y testimonios directos que ayer fueron expuestos, el hombre conducía con un alto grado de alcohol en sangre y a velocidad excesiva. “Iba a 190 kilómetros por hora” y “agarró una rotonda a más de 100 kilómetros por hora”, contó el acompañante que iba junto a la pareja y la niña en el asiento trasero del auto. Agregó que el acusado iba insultando y arrojando golpes a la mujer, pese al susto y llanto de la niña.

Además, se revelaron otras situaciones de violencia –incluso en el balneario de Las Grutas- previas al incidente vial, así como durante el trayecto.

accidente fatal ruta 22 victima nena neuquina

Sandoval permaneció oculto en la ciudad de Neuquén tras el hecho y se entregó recién varios días atrás, acompañado de sus abogados. En ese lapso y pese a que se había solicitado una prohibición de acercamiento a Fernández, el conductor del auto logró ingresar un teléfono celular al centro de salud para hacerlo llegar a la mujer “solo con dos números agendados: el de él y el de sus abogados”, narró la fiscal Graciela Echegaray.

La madre de Fernández, a cargo del cuidado de la mujer que aún sigue internada y requiere de varias operaciones y un largo tratamiento por múltiples traumatismos, fue la que exhibió a los fiscales las capturas de mensajes en tal teléfono.

“Fuerza mi amor, por vos y por mí”, “Se me está viniendo todo abajo y yo estoy acá por vos”, “Dios nos va a dar una segunda oportunidad”, le dijo.

También, “tratando de influir en su testimonio” –sostuvo Echegaray- le siguió mandando mensajes: “Es la segunda vez que te salvo de la muerte”, “Conmigo están muy enojados todos, seguro porque Renzo (un testigo que dio detalles sobre la situación previa de ingesta de alcohol y violencia de género) dijo muchas giladas”. “Vos sos la única que puede limpiarme…”.

La fiscal destacó que la estrategia del acusado, mientras permaneció oculto en la ciudad de Neuquén durante unos 10 días, fue “acercarse a la señora con claras intenciones de influir en su relato” hasta que se presentó ante la justicia “cuando quiso y en la oportunidad que quiso”. Por esos motivos se solicitó la prisión preventiva en un penal de la zona.

La niña, la víctima fatal

Este miércoles, la fiscalía de turno de Villa Regina imputó a Sandoval los delitos ocurridos en el marco del accidente donde falleció Kayla Jazmín Alejandra Fernández, de 8 años, y en el que otras dos personas resultaron heridas.

El hecho ocurrió el 2 de enero alrededor de la 1:30 de la madrugada, en el kilómetro 1136 de la Ruta Nacional N°22.

kayla fernandez victima accidente ruta 22

“El conductor, imputado, circulaba a bordo de un Peugeot, modelo 206 Compact, en sentido Este-Oeste, con un nivel de alcohol en sangre de 1.30 g/l, a exceso de velocidad, realizando maniobras de adelantamiento a los vehículos que lo antecedían, e incluso agrediendo a su pareja. Perdió el control del mismo, derrapando sobre la cinta asfáltica y saliendo de la calzada hacia la banquina norte donde produce un vuelco, quedando el vehículo sobre la subanquina”, detalló el fiscal adjunto.

“A consecuencia de su conducción imprudente y antirreglamentaria, puesto que no mantuvo el efectivo dominio del auto, produjo la muerte de Kayla Jazmin Alejandra, así como también fractura de fémur derecho, fractura de cadera derecha y politraumatismos respecto de la mamá de la nena, y politraumatismos respecto del otro hombre que también estaba en el auto”, explicó el representante fiscal.

Se lo imputó por homicidio culposo

Martín Sandoval, un familiar del conductor que viajaba en el Peugeot, fue el que narró que el sujeto conducía hasta a “190 kilómetros por hoa” y agregó que había conducido alcohol antes de tomar la ruta y siguió ingiriendo en el transcurso del viaje. Otros testigos, que fueron sobrepasados en la vía nacional, también dieron a conocer lo sucedido ante la policía.

La magistrada interviniente, Claudia Lemunao, resaltó el contexto de violencia de género que fue esgrimido por la fiscalía a través de la evidencia y alentó a todas las partes a tener en cuenta estos indicios considerados por ella como graves y que afectan a la mujer víctima que aún está internada. Aún se espera su declaración.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario