Los mil y un dramas para entrar y salir de la ciudad

Las vías alternativas están señalizadas, pero prima la ley de la selva.

Adriano Calalesina / adrianoc@lmneuquen.com.ar

Son las 6:45 y Paula tiene que adelantar 15 minutos el despertador para llegar a trabajar a tiempo a Neuquén. Es un camino tedioso el de la Ruta 7 desde Centenario, pero aún más con la obra del nuevo nodo vial.

Te puede interesar...

Trabaja en el Centro Administrativo Ministerial y sabe que fallar en cinco minutos le puede costar una llegada tarde por un embotellamiento. “Estoy acostumbrada, pero es una lotería, a veces a todos se les ocurre ir por el mismo camino a la misma hora”, explica la mujer, que no ve la hora de que la obra se termine este año.

Los que están más acostumbrados pueden sortear decenas de obstáculos de tránsito y tomar la mejor decisión para llegar a tiempo al trabajo, por las cuatro vías alternativas que hay disponibles, al estar cortado el acceso de la rotonda Dr. Horacio Forni.

Según explicaron ayer funcionarios de la Municipalidad de Neuquén, el caos inicial de la obra del nodo vial (puente elevado) ya se estabilizó y la gente hizo el hábito de transitar sin mayores inconvenientes.

El trastorno del camino a Neuquén se genera en el tramo del barrio Parque Industrial, con los giros en los semáforos y los cientos de vehículos que no alcanzan a pasar los turnos. Se generan bloques de vehículos que no circulan por varios minutos y por momentos algún que otro choque en cadena.

AM Obra Rotonda Dr Ramon y Ruta 7 (21).jpg

22.000 vehículos transitan todos los días por la Ruta 7 de acuerdo a los cálculos de Vialidad

Pero en los caminos alternativos hay puntos grises, donde a pesar de los controles y la señalización, la situación se parece a la ley de la selva. Cada cual puja con su vehículo, a los bocinazos y, a veces, con invitaciones a pelear en la calle.

Esta situación se da en la pendiente de la calle Chrestía, una de las arterias de ingreso (pasa frente al Portal de la Patagonia y el Metrobús) donde suele haber largas filas de vehículos detenidos. Muchos cruces y malas maniobras a la vista.

Esa calle es de doble mano y de noche no hay iluminación en una colectora que pasa debajo del barrio Gama, que conecta con la salidas del barrio Alta Barda y que, finalmente, deriva en la Ruta 7.

trafico

Algo similar pasa en el acceso por Parque Norte, con los vehículos que cruzan los puentes de un lado a otro de la calzada. Después de las 8 cruzar se torna caótico y hay que tomar recaudos. Hay vehículos que suben a toda velocidad por la colectora de la ruta de ingreso a Alta Barda y otros que intentan cruzar el puente. No hay inspectores y todo se resuelve en la práctica, ya que nadie parece tener prioridad de paso en la zona.

Por ahora, los conductores ya les han tomado el tiempo a los nuevos obstáculos. Se levantan más temprano pero aún quedan más de siete meses de esquivar obstáculos.

secretario de Obras Públicas, Guillermo Castejón

Imparable: una obra con un ritmo de seis días a la semana

La obra del nodo vial de la Ruta 7, que pretende elevar la calzada y suprimir la rotonda Dr. Horacio Forni, avanza a pasos agigantados al menos en una primera etapa.

El intendente Horacio “Pechi” Quiroga aseguró que hay al menos ocho meses de trabajo continuo y hasta ahora las máquinas no se han frenado, en un obra que tiene bloqueado el acceso principal a Neuquén y tres derivaciones alternativas para el tránsito.

La obra está a menos del 20% de avance pero se hizo parte de los desagotes pluvialuvionales en el acceso a lo que era la rotonda y se armarán los estribos del puente elevando en estas semanas.

De acuerdo a lo informado a este diario por el secretario de Obras Públicas, Guillermo Castejón, el tránsito después de un mes, con los caminos alternativos, “ya está estabilizado”, debido a las señalizaciones constantes que ponen la empresa y la comuna a toda hora.

“Todos se están adaptando al tránsito, ya no hay tantos problemas. Con esta obra vamos a mejorar porque las rotondas ya no existen más en el mundo, esta es un obra que tiene dos niveles y ya no habrá más interferencias”, indicó el funcionario municipal.

Si bien la obra generó en un principio algunos trastornos, e incluso la rotura de un caño de gas frente al shopping de la calle Leloir, los trabajos no se detienen.

“Están trabajando casi a tiempo completo, de lunes a sábado, y el domingo en el mantenimiento de algunas máquinas en el equipo técnico del obrador. Los plazos de obra no se modificaron y el primer mes que fue este se llevó bien el plan de avance”, dijo Castejón.

Por la Ruta 7 pasan miles de vehículos por día y en las horas pico el tránsito se hace insoportable para los automovilistas. Se generan choques en cadena y se detiene el flujo en algunos tramos.

LEÉ MÁS

Las obras del nodo de Ruta 7 avanzan más de lo previsto

La Ruta 7 no será apta para impacientes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído