Los nenes van inseguros cuando los llevan en auto

De los 30 accidentados en 2018, sólo 2 iban atados correctamente.

POR FRANCISCO CARNESE / carnesef@lmneuquen.com.ar

De los accidentes viales que se dieron este año dentro del conglomerado Neuquén-Plottier-Centenario, surge que la gran mayoría de los niños menores de 14 años no viajaba con las condiciones de seguridad adecuadas, vinculadas al uso de los sistemas de retención infantil (SRI). Los datos que maneja el Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN) sobre los tres primeros meses de 2018 muestran que sólo dos de estos niños tenían sillas apropiadas, 12 usaron cinturón de seguridad de adultos -que no sirve para chicos- y 16 directamente iban sueltos sin ningún tipo de dispositivo de seguridad.

Duras estadísticas

Los números en cuanto a víctimas fatales también son preocupantes: hasta abril se llevaban contabilizadas siete muertes de niños menores de 14 años, mientras que cuatro de esos casos involucraron a niños que no superaban los 5 años.

Desde el SIEN se advirtió respecto de la importancia de la sillita, no sólo por lo imprescindible que resulta su uso, sino también porque debe colocarse de una manera correcta para que sea efectiva. De no hacerlo así, el niño puede sufrir heridas en las zonas blandas del cuerpo o ser eyectado dentro o fuera del vehículo ante una frenada fuerte o un choque. Esto puede derivar en lesiones graves o en la muerte, según el caso.

La manera correcta de utilizar estos dispositivos pasa por la sujeción de los huesos y no siempre tiene que ver la edad sino la altura. Si un niño tiene 10 años y mide 1,5 metros debe usar un cinto que pase por la mitad de su clavícula, el esternón y ambas crestas ilíacas de la pelvis.

P03-F01d-accidentes-cinturones-chicos.jpg

Prevención

“El SRI no se utiliza de la misma manera que el adulto no usa el cinturón. La mayoría de la gente cree que no le va a ocurrir un accidente, no sabe la importancia de estas medidas de seguridad. Muchas veces esto se da por desconocimiento”, señaló Luciana Ortiz Luna, titular del SIEN.

“Nunca los bebés pueden ir en brazos de los adultos, ni siquiera una madre al salir de la clínica con su recién nacido. Hay un reflejo arcaico que es el para caída, que hace que abramos los brazos ante el peligro de manera instintiva. Si en ese momento yo estoy sosteniendo un bebé, el reflejo ante un choque o frenada hace poner las dos manos adelante, no se puede evitar. Con lo cual, todo lo que estaba sujeto hasta ese momento queda suelto”, explicó Ortiz Luna. “Por el otro lado, la velocidad a la que va un vehículo va a influir sobre la masa. Un bebé de tres kilos a 40 kilómetros por hora se volvería tan pesado que, ante un siniestro y aun sin soltar los brazos, nos sería imposible sostenerlo”, precisó.

Sin excusas

La responsable del SIEN advirtió que lo económico “no es una limitante porque una sillita sale lo mismo que un celular de gama media” y resaltó la preocupante relación de causa de muerte de niños en accidentes viales al comparar al mundo con Argentina. “De los fallecidos en el país la mayoría no son peatones, mueren como pasajeros dentro de los vehículos, mientras los datos a nivel mundial marcan que esto es al revés”, apuntó.

P03-PIEZA-OPI.jpg
P03-F01c-accidentes-cinturones-chicos.jpg

--> Neuquén aún no adhirió a la ley nacional

En el país existe una ley nacional que establece como obligatorio el uso de estos dispositivos de seguridad para niños de hasta 10 años, y tanto a nivel provincial como en la ciudad hay proyectos de adhesión a esta norma presentados que todavía no fueron sancionados.

En la Legislatura de la provincia de Neuquén esta iniciativa ya tiene despacho de comisión por unanimidad (el proyecto es del Movimiento Popular Neuquino) y entraría al recinto este mes para ser aprobado.

A su vez, en el Concejo Deliberante de la capital también el MPN elevó un proyecto de ordenanza de similares características al provincial pero que todavía no obtuvo tratamiento alguno por parte de los ediles.

En ambas iniciativas elevadas se exponen estadísticas respecto de la necesidad de que se implemente el SRI, cuyo uso, según esos datos, reduce en un 40 por ciento las lesiones mortales y un 70 por ciento la posibilidad de sufrir heridas graves.

Establecen los dos proyectos que los niños menores de 12 años o que no alcancen el metro cincuenta de estatura deben ir en el asiento trasero del vehículo y sujetados por esta silla de seguridad.

Tanto la ordenanza como el proyecto de ley prevén multas y sanciones para los conductores que no cumplan con la norma, como una forma de concientización de la gravedad del problema y del riesgo que corren los niños cada vez que se produce algún accidente en la vía pública.

P03-F01b-accidentes-cinturones-chicos.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído