Los trabajadores de la planta de agua pesada reclaman el pago de sueldos

Hoy hicieron una panfleteada para visibilizar su situación y pedir la reactivación de la empresa que se encuentra paralizada desde mayo del 2017.

Los trabajadores de la Planta de Agua Pesada (PIAP) realizaron una panfleateada esta mañana en la ruta 22 en el puente de Arroyito, para reclamar el pago de sus sueldos de abril y la reactivación de la empresa estatal que se encuentra parada desde mayo del año pasado.

"Es importante que la gente sepa que no queremos molestar, por eso no hicimos corte de ruta. Sólo queremos que sepan lo que está pasando", dijo en diálogo con LMNeuquén Pablo Sosa, integrante de la junta interna de ATE en la planta -que pertenece al Estado Nacional (49%) y al Estado Provincial (51%)-.

Sosa señaló que en abril cobraron sus haberes en tres cuotas y que actualmente reina la incertidumbre entre los 454 empleados ya que no existe siquiera un cronograma de pago. Agregó que la situación afecta además a 700 trabajadores indirectos y proveedores.

Explicó que hace año se programó una parada técnica de la planta por orden del gobierno nacional. Pero el freno productivo que tendría que haber durado dos o tres meses se extendió hasta estos días con la complicación adicional de que desde enero las partidas de dinero para el pago de salarios y proveedores comenzaron a llegar con atraso.

"Nuestro mayor deseo es poner en marcha la planta. Queremos que tanto el gobierno provincial como el nacional tomen cartas en el asunto y aporten recursos porque clientes hay, solo falta decisión política"

"Nuestro mayor deseo es poner en marcha la planta. Queremos que tanto el gobierno provincial como el nacional tomen cartas en el asunto y aporten recursos porque clientes hay, solo falta decisión política", expresó Sosa y agregó que hasta mayo del 2017 PIAP trabajaba para abastecer a las centrales nucleares Atucha I, Atucha II y Embalse.

A su vez, Sosa remarcó que los trabajadores de PIAP esperan que se concrete la construcción de Atucha III.

"Aunque hubo intenciones de la empresa de mandar a la gente a la casa, por ahora no hubo despidos", contó Sosa.

"Sabemos que para el gobierno Nacional los trabajadores somos un costo, así que estamos con el paraguas abierto para evitar medidas en contra de algún trabajador", advirtió.

Mañana los trabajadores tendrán una audiencia en el Ministerio de Trabajo con las autoridades de la empresa para ver cómo continúa la situación.

piap.jpg

LEÉ MÁS

Buscan que Nación reactive el funcionamiento de la planta de agua pesada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído