Los universitarios se vuelcan a la comida saludable

Por cuestiones económicas y de tiempo, consumen carnes, verduras y cereales.

POR ALEJANDRO OLIVERA / olivera@lmneuquen.com.ar

Los estudiantes universitarios neuquinos prefieren la comida de elaboración casera y saludable antes que el delivery. Por cuestiones de tiempo y económicas, predomina el consumo de carnes, verduras y cereales de cocción rápida y evitan las frituras.

Si bien años atrás era común que llamaran a los locales de comidas para pedir empanadas, pizzas o sándwiches, ahora se preocupan más por comer sano y rico. Además, muchos de ellos se toman el tiempo de prepararse las viandas para llevar a sus trabajos o a la facultad.

Te puede interesar...

Malena Rigalli tiene 20 años y es estudiante de Licenciatura en Nutrición. En diálogo con LM Neuquén, comentó que prefiere cocinar antes pedir comida e indicó que consume preferentemente verduras, carnes y legumbres. “Trato de hacer comidas sanas y variadas. Algunas veces pido comida porque llega rápido, pero por lo general todo lo que como es casero”, detalló.

Nicolás Morgado, de 24, cursa Tecnicatura en Petróleo. Con la mirada puesta en mantenerse bien físicamente, pudo combinar su entrenamiento y una alimentación equilibrada y saludable con las horas de estudio. A pesar de que el horario más complicado de su rutina es el mediodía, se dedica desde temprano a cocinar su almuerzo. “Generalmente tardo 40 minutos en terminar la comida, que suele ser pechuga de pollo con arroz integral y alguna ensalada”, comentó.

p12-f01-comedor-universitario-unco.jpg

Joaquín Cerrato tiene 25 años y estudia Ciencias Geológicas, además de trabajar en la pyme de su familia. Por sus horarios complejos, sólo tiene tiempo para cocinar por la noche. “Con mi novia hacemos cosas no muy elaboradas por falta de tiempo. Principalmente, comemos verduras y harinas, todo al horno, nada frito”, aseguró.

En tanto, Alejandro Mora, de 31 años, trabaja de día y por la noche estudia Programación a distancia, por lo que dispone de poco tiempo. “Si estoy solo hago comidas simples como fideos, bifes o alguna que otra tortilla. Cuando está mi novia siempre hago algo más elaborado. No llamo al delivery porque no hay nada como el sabor de lo hecho en casa”, manifestó.

p12-pieza.jpg

Los precios del delivery suelen engrosar considerablemente el precio de los platos, por lo que ya no conviene como en otras épocas. De cualquier manera, los jóvenes aseguraron que los fines de semana suelen darse un gusto y piden comida a domicilio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído