El clima en Neuquén

icon
26° Temp
16% Hum
LMNeuquen radio

LU5, la radio que le cambió el ritmo a Neuquén

En el cumpleaños 75 de la emisora neuquina, un homenaje a tres mujeres en el día de la Madre.

El 10 de abril de 1945 se inauguraba en Neuquén capital LU5 Radio Neuquén, con una vasta zona de alcance en la región del Comahue. La Red Argentina de Emisoras Splendid en la década del ‘40 realizaba sus primeras transmisiones para cubrir de información y entretenimiento a todo el país.

Las entregas experimentales se concretaron el 2 de abril de 1945 desde la Planta Transmisora, ubicada en Colonia Confluencia y la Primera emisión desde estudios se concretó el 16 de abril entre las 22 y las 23.

Te puede interesar...

Martín Guevea, operador en la mencionada Planta Transmisora, tenía que realizar peripecias cuando el viento cortaba la conexión con los estudios centrales de las calles Alberdi. Con una caña seguía el recorrido del cable, desenredándolo de un lugar a otro para que no se interrumpiera la transmisión.

lu5j.jpg

Cuando en 1958 el río creció desmesuradamente hasta llegar a la Ruta 22, la planta transmisora de LU5, situada en Ricchieri y Linares, quedó aislada. Héctor Sainz, otro hombre de la radio, utilizaba su canoa para ir a trabajar y para llevar alimentos a la familia Guevea, que vivía allí.

El primer director de la radio Germán Zan antes de partir de viaje le dejó a Osvaldo Arabarco –locutor y autor de la letra del Himno Provincial- una carpeta con toda la historia de la radio LU 5, incluyendo las primeras invitaciones que se hicieron con motivo del aniversario.

lu5l.jpg
 Planta transmisora Barrio Confluencia.

Planta transmisora Barrio Confluencia.

Un histórico 25 de mayo

Zan atesoraba, entre otros documentos, el programa de festejos de la Semana de Mayo en aquel histórico 1945. Dentro de una serie de eventos, que comenzaron a llevarse a cabo el 22 de abril con una velada teatral en el Cine Teatro Español, protagonizada por el grupo Amancay, le tocó a LU 5 el día y el horario central.

El 25 de mayo, a partir de las 19:30, anunciaban la “Audición especial de LU5”, cuya enumeración de participaciones era: Himno Nacional, Conjunto Puntano de música folklórica, declamación a cargo de la Sra. Nélida de Álvarez, disertación a cargo del gobernador don Bartolomé Peri y la transmisión a partir de las 22 de un baile social organizado por el Club Pacífico en adhesión a las Fiestas Patrias.

lu5i.jpg
Avisos de LU5.

Avisos de LU5.

Rita Salto, primera Locutora Oficial de LU5.

Doña Rita Salto, que utilizaba el seudónimo de Silvia Salgado, nació en Plaza Huincul debido a que su papá, Cipriano Salto, santiagueño de pura cepa y casado con la rubia María Martinelli, se había trasladado allí por su trabajo en el petróleo. Fue uno de los últimos sobrevivientes de aquella falange de valientes hombres que integraron el equipo descubridor y perforador del Pozo Uno del Yacimiento de Plaza Huincul.

En 1943, cuando don Cipriano se jubiló, se asentaron en Neuquén capital, en una casa de calle Mendoza, vendida por Segundo Faustino Chávez. “Cuando se creó la emisora radial, debían elegir la locutora. Hicimos pruebas para salir al aire, para que la radio eligiera su locutora”, contó Rita.

Tres jóvenes fueron citadas para la prueba de voz. “Fui elegida, pero esto ocasionó disgusto en mis padres porque al año siguiente me recibía de maestra”, agregó Salto.

lu5h.jpg
Osvaldo Arabarco, Adela Galán con Enrique Pinti.

Osvaldo Arabarco, Adela Galán con Enrique Pinti.

Rita continuó trabajando en la radio hasta que a fines de 1949 se fue a vivir- con su esposo- a Mendoza por ofrecimientos laborales en la filial de Radio El Mundo. Se trasladó por dos años y se quedaron alrededor de 20.

Debido a esta situación, se llamó a concurso para cubrir la vacante de Rita: su puesto lo terminó ocupando Antonia Bassolino –bajo el seudónimo Magda Byrne- que también se había casado con un hombre de la radio: don Oscar Lavalle, bahiense.

Tras dos años en tierras cuyanas, Rita y su esposo se sumaron al cuerpo de locutores de LV10 Radio de Cuyo Mendoza. Retornaron a Neuquén a principios de los años ‘80 para reincorporarse al relato radial.

lu5e.jpg
Sr. Vanoli, Milton Aguilar, Orejas, Jacob, Del egido, Alvarado, Vega, Morosani, Sander entre otros.

Sr. Vanoli, Milton Aguilar, Orejas, Jacob, Del egido, Alvarado, Vega, Morosani, Sander entre otros.

Su esposo: Luis López Castagnous

Periodista bahiense, llegó a nuestras tierras y se casó con Rita cuando esta tenía 21 años de edad, tuvieron dos hijos, ocho nietos y un bisnieto.

Este periodista y relator deportivo vino con Miguel Ángel del Guercio director de la emisora.

López Castagnous es considerado pionero del relato deportivo en nuestra región, los medios locales lo recordaron cuando falleció, destacando sus transmisiones de boxeo. Retirado de la actividad radial, Luis pasó a desempeñarse como colaborador en la agencia publicitaria Línea Directa.

Los recuerdos

Rita y su esposo integraron el grupo Amancay, aquella compañía pionera que inicio las obras teatrales en la capital neuquina. También, en la misma época, realizó presentaciones benéficas con la emisora como recolección de juguetes para los niños carenciados, por ejemplo.

“En 1948 fue elegida Reina del Club Pacífico y luego Reina Regional del Básquet”, recordó Rita. En su estadía en Mendoza se vinculó con grandes figuras de la escena nacional, como Luis Sandrini, Iris Laínez y Sergio Malbrán, Hugo del Carril, Amelita Vargas, entre otros.

Entre sus recuerdos aparece una foto de la emisora LU5 con el personal, entre los que estaban el Gobernador Peri, Rita Salto, don Alfredo De Martín, Sr. Evaristo Del egido, entre otros, fotografías tomadas por la prestigiosa Foto Bazzana.

lu5c.jpg

Magda Byrne

Antonia Bassolino es una neuquina nacida el 15 de agosto de 1932 en la calle Ministro Alcorta al 200, según su relato, que se ganó un lugar en corazón de los valletanos bajo el seudónimo Magda Byrne.

Su madre era Luisa Sánchez, rionegrina, y su padre Santos Bassolino, que se desempeñó como Jefe de Taller de la gobernación del Neuquén y chofer de diferentes gobernadores -como Carlos H. Rodríguez, Félix San Martín, Pilotto, Peri, Belenguer.

Antonia vivió con su familia en la propiedad de su abuelo paterno, José Bassolino, en la esquina de San Luis y Alcorta, hoy sucursal del Banco de la Provincia del Neuquén. Realizó el ciclo primario en la Escuela N° 121 cuando estaba ubicada en la calle Perito Moreno, en la segunda cuadra, y terminó desde 4to grado a 6to. grado en la Escuela N° 2, aquella de la Avenida Argentina y Carlos H. Rodríguez.

Estudió en la vieja escuela Profesional de Mujeres de la calle Laínez en la década del ’40, y en el anexo de la calle Santiago del Estero, perteneciente a la Escuela General San Martín.

En la radio acompañó a figuras como Dante Lombardo en "Radio hogar", en "Dos de la mañana", entre los '50 y los '60.

lu5b.jpg
Magda Byrne con Dante Morosani y Hugo Díaz.

Magda Byrne con Dante Morosani y Hugo Díaz.

Pioneras de parteras

Su abuela paterna Antonia Reynoso de Bassolino fue una de las primeras parteras que ejerciera en el viejo territorio del Neuquén; por ello es que siempre le contaba a Magda que “ella era una niña estrella porque había nacido envuelta en un velo”.

Su familia

Magda se casó muy joven, a los 17 años, con Mario Byrne, piloto de Aeronáutica, con el que tuvo tres hijos. De su segundo matrimonio con Oscar Lavalle, también hombre de radio cuyo verdadero nombre era Gabriel Ángel Bravo de Laguna, tuvo una hija, Mónica. De todos ellos tiene nietos y bisnietos.

Clelia Valmer

Clelia Griselda Teresa Morales nació en Sancti Spiritu (Santa Fe) el 4 de setiembre de 1931. Su infancia transcurrió junto con los años de la escuela primaria, en las localidades santafesinas de Elortondo y San Urbano. Pasaba las vacaciones con su hermana en el campo de sus abuelos maternos, en Sancti Spriritu.

Una casa grande, un patio inmenso rodeado de un jardín y la huerta con los frutos más ricos que recordaba haber comido en su vida.

Su amor por el teatro y los libros fue herencia de su padre, quien siguiendo un circo que había pasado por Rosario, llegó a Sancti Spiritu donde conoció a su mamá. Se enamoraron, se casaron y llegaron sus dos hijas.

“Todos decían en mi familia que su papá era un gran bohemio: por las tardes, reunía a los chicos de la cuadra con sus hijas en el patio de la casa, y les leía cuentos, mientras mi mamá seguía con los quehaceres hogareños o preparando ricas mermeladas para merendar”, recordó.

Su tío Pepe era un gran lector, y por él conoció desde muy chica muchas obras de la literatura universal. La música siempre los acompañaba, había un piano en la casa de los abuelos, que tocaba la tía Flora y también un violín que en algún momento su madre empezó a estudiar.

lu5clelia.jpg
Clelia con Aníbal Forcada.

Clelia con Aníbal Forcada.

Tuvo una hermosa infancia que después cambió, porque también cambió la vida de abuelos y tíos. Compraron una casa en Venado Tuerto (Santa Fe) y se mudaron, donde hizo los tres primeros años del secundario, en el Colegio Hermanas de la Misericordia. Los dos últimos períodos los hizo ya en Rosario, en el Colegio de Señoritas Bernardino Rivadavia.

Luego vivieron en San Miguel (Buenos Aires) con su mamá y su hermana, desde donde viajaban de lunes a viernes a Capital, ya que trabajaban en empresas privadas. Tomó lecciones de teatro, se anotó en un concurso de radioteatro de radio El Mundo, donde salió finalista y apareció en Radiolandia.

Trabajó con Eduardo Rudy e Hilda Bernard en “El Castillo de Dragonwich”, con Rosa Rosen en “Cárcel de Mujeres”. En teatro hizo “El Milagro” de Raúl Urtizberea (el periodista de tevé del programa “El Abogado del Diablo”) y tuvo un rol protagónico en “Sinfonía de Colores” de un autor cordobés.

A todo esto, ya estaba casada con Osvaldo Américo Alabarce (Osvaldo Malbrán), a quien no le agradaba mucho su vocación por el teatro. Cuando Osvaldo volvió a su ciudad de origen, Rosario, Clelia comenzó a trabajar en LT3 Radio Cerealista, como locutora. Luego lo contrataron a Osvaldo en Radio Colonia (Uruguay) donde vivieron dos años y donde también trabajó Clelia, aprendiendo también a operar, ya que allí se trabajaba así. En ese entonces, el director de Radio Colonia era Ariel Delgado y su dueño Héctor Ricardo García, propietaria del multimedio Crónica.

Volvieron a Rosario y continuaron con sus respectivas profesiones, pasaron por LT8 radio Rosario, LT3, LT2, y por Canal 5 y Canal 3 de Rosario.

En 1985, Osvaldo fue contratado por LU5 Radio Neuquén y lo acompañó primero Pablo, su único hijo que en ese entonces tenía 22 años y estaba en Río de Janeiro. En julio de ese año viajó Clelia, que en agosto comenzaría a trabajar en el programa central matutino con Dante Lombardo y Adela Galán.

Desde allí se sucedieron programas importantes, con compañeros inolvidables. “De vez en cuando la vida”, “Un toque de emoción”, “El otro lado de la tarde”, “Línea abierta”, “Más allá del horizonte”, “Tres a la deriva”, y “Tan tarde, tan temprano”, programa que hizo más de un año de 2 a 6 de la mañana.

Desde el primer día, los oyentes neuquinos y de más allá la aceptaron plenamente. La comunicación diaria y constante la gratificó profesional y emocionalmente.

lu5a.jpg

En su despedida, Clelia escribió: “Palabras de agradecimiento hacia ellos, son las que acompañan mis recuerdos. Lo mismo para los ejecutivos de LU5 y para todos mis compañeros que siempre me trataron con mucho respeto y cariño. Desde diciembre del año pasado (2004), vivo con mi hijo (Pablo, 42 años, publicitario) y mis dos nietos (Tammy, 17 y Seba 19) en Capital Federal. Mis pasiones siguen siendo leer, jugar al Scrabble (aunque extraño a mis amigas neuquinas de los viernes) y las palabras cruzadas”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
72.222222222222% Me gusta
0% Me da igual
5.5555555555556% Me aburre
16.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas