Durante una audiencia realizada el viernes, el juez Gustavo Ravizzoli les impuso a los acusados prisión domiciliaria. La medida cuenta con la autorización de salidas destinadas para cumplir con la restitución económica o de bienes a las víctimas.

Cuando los Machado y sus cómplices fueron acusados el 13 de noviembre, sólo se tenía conocimiento de 14 denuncias por estafas que alcanzaban los 9 millones de pesos. Sin embargo, la fiscalía avanzó y sumó 15 víctimas más.

En total, las 29 denuncias rondan los 20 millones de pesos, que son los que la banda debe restituir a las personas que estafaron con la venta de vehículos.

El acuerdo al que se llegó entre la fiscalía, la defensoría y la querella prevé que cada una de esas personas obtenga el bien que les fue ofrecido, uno similar o el dinero que les entregaron a los Machado.

La banda, liderada por Fernando Machado, estaba compuesta por su hijo Mauro, su esposa, dos hombres que se hacían pasar por gestores y la empleada doméstica de la familia que era testaferro. Los seis fueron acusados de integrar una asociación ilícita en la que se dedicaban a la estafa mediante venta de vehículos.

Hace poco menos de un mes, por pedido de la Justicia fueron restituidos a los Machado cuatro inmuebles y ocho vehículos que habían sido secuestrados en el marco de la investigación.

El modus operandi de la banda consistía en publicar en distintas páginas web, como Mercado Libre u OLX, vehículos en venta. Los posibles compradores se veían atraídos por los precios accesibles, se contactaban por teléfono y realizaban los depósitos de dinero. El problema era que al momento de buscar el vehículo, la banda lo desaparecía y se quedaba con el dinero.

29 personas fueron estafadas y aceptaron que los acusados les restituyan el bien o el dinero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído