El clima en Neuquén

icon
25° Temp
21% Hum
LMNeuquen emprendimiento

Madre e hija crean amigos nuevos con sus agujas de crochet

Lanzaron un emprendimiento de muñecos tejidos que imita con gran destreza personajes animados y hasta celebridades de la cultura popular. El vínculo de las dos se fortaleció gracias a las tardes de tejido.

Como una seña particular, hay una característica que se transmite de generación en generación en la familia de Ana: casi todas las mujeres del clan son hábiles con la mano izquierda. Por eso, las mayores se apuran a enseñarles a las más jóvenes cómo hay que adaptar las artes y oficios al mundo de los zurdos. Y en ese traspaso, dos generaciones se unieron para crear un nuevo emprendimiento, que sirvió como excusa para compartir tardes eternas de tejido.

“Patricia, mi mamá, aprendió a tejer de su abuela; las dos eran zurdas, igual que yo, y por eso mi abuela le quiso enseñar cómo hacer manualidades adaptadas para zurdos, que hacemos todo al revés”, dice Ana, estudiante de Psicología y cocreadora de Amigos Tejidos Nqn, un emprendimiento de muñecos de crochet que nació en plena pandemia de coronavirus.

Te puede interesar...

Si bien Ana es muy cercana a su mamá, no recuerda que tuviera una inclinación especial hacia el tejido. “Creo que alguna vez la vi hacer un apoyapavas, pero no mucho más que eso”, explica la joven de 22 años. Aunque su mamá se había interesado en aprender la actividad, parecía haberla dejado olvidada con el tiempo.

Emprendedoras hacen muñecos tejidos a crochet (6).JPG

Las lanas y las agujas no eran una constante en la vida de la familia hasta que Patricia y su mamá, la abuela de Ana, se anotaron en un curso de tejido de prendas. “Compraron hilos de colores y tejieron algunas prendas para mí y para mi hermanita, que ahora tiene 11 años, pero después llegaron las vacaciones de verano y dejaron el taller”, recuerda la emprendedora.

facebook">
https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCGiHZz0n61b%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABO7geiXCrMfxETWZBG8Jr1sFQkCSyyo3ROZAumFobueFQqvi0rPNcLaS3SwY7z4RyDPjIP82Oqdytt4SaWyx9WXm6LRUO0F2DH5sGrkDfh2JCVjR56ZBSU7FfpCV2MYKQ1a4tZAD7pmzg2AEnInR3cZAgXTiZAwZDZD

Otra vez, el tejido se puso en pausa. Y otra vez, regresó a sus vidas casi de casualidad. “Una amiga de mi mamá le dijo que había hecho amigurumis, que son muñecos tejidos al crochet”, señala Ana y agrega que su mamá quedó impresionada con el mundo de posibilidades que se abrían ante sus ojos.

“Su amiga le dijo que podía aprender por Internet y ella empezó a mirar videos y a investigar sobre los amigurumis”, aclara Ana. Entre las dos, desempolvaron la caja con hilos de colores que habían comprado para el curso de tejido y se pusieron a practicar. La joven no tenía experiencia con las agujas, y su mamá sólo había hecho algunas prendas básicas, pero disfrutaban de sentarse tardes enteras a compartir historias y acompañar las agujas con su mano hábil.

Entre las dos, aprendieron un mito japonés que acompañar la filosofía de los amigurumis. “Son muñecos tejidos en japonés, y hay una creencia japonesa que dice que cada uno tiene un alma que acompaña a su dueño”, relata Ana.

Como cada alma es única e irrepetible, Ana y Patricia quisieron ganar cada vez más herramientas para dotar a cada creación de un detalle que lo hiciera único, algún elemento inigualable que convirtiera a cada muñeco en un alma nueva, con la misión de acompañar a una persona en particular.

Emprendedoras hacen muñecos tejidos a crochet (3).JPG

Un negocio familiar

Al principio, madre e hija sólo tejían para premiar a sus seres queridos. Elegían un diseño y le daban forma con la aguja para homenajear a un amigo o un familiar con algo hecho por sus propias manos. Sin embargo, pronto se corrió la voz del talento que imprimían en cada una de sus creaciones.

“Una amiga de mi mamá nos hizo el encargo de un muñeco para un bebé que iba a nacer, y fue recién ahí que pensamos en vender”, dice Ana. Se pasaron algunas tardes tejiendo juntas y se hicieron de un stock de muñecos para vender en una feria, prevista para el mes de marzo.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCGI8X-EHsbF%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABO7geiXCrMfxETWZBG8Jr1sFQkCSyyo3ROZAumFobueFQqvi0rPNcLaS3SwY7z4RyDPjIP82Oqdytt4SaWyx9WXm6LRUO0F2DH5sGrkDfh2JCVjR56ZBSU7FfpCV2MYKQ1a4tZAD7pmzg2AEnInR3cZAgXTiZAwZDZD

Con la llegada de la pandemia, la feria se suspendió, por lo que Ana decidió crear una cuenta de Instagram para compartir las fotos de los muñecos y venderlos a través de las redes. “Le pusimos Amigos Tejidos en referencia a su origen japonés, y porque no hacemos dos modelos iguales, a cada uno le agregamos un detalle especial”, explica la joven.

Con el paso de los meses, la habilidad de las dos mujeres con las lanas causó su impacto. Ganaron un puñado de seguidores en Instagram y cada semana entregan entre 5 o 10 pedidos de amigurumis, que incluyen personas famosas, personajes animados y diseños creativos para los más chicos.

Emprendedoras hacen muñecos tejidos a crochet (4).JPG

“Una vez nos pidieron un diseño de Freddy Mercury y cuando publicamos la foto, mucha gente nos lo pidió”, afirma Ana. El líder de Queen tejido al crochet es el líder de la marca, pero también se destacan otras creaciones: primero, una evocación de Harry Potter y, de forma más reciente, un Papá Noel que se convirtió en la estrella de fin de año.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCIoJKIeHduo%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABO7geiXCrMfxETWZBG8Jr1sFQkCSyyo3ROZAumFobueFQqvi0rPNcLaS3SwY7z4RyDPjIP82Oqdytt4SaWyx9WXm6LRUO0F2DH5sGrkDfh2JCVjR56ZBSU7FfpCV2MYKQ1a4tZAD7pmzg2AEnInR3cZAgXTiZAwZDZD

Ana y Patricia se animan a todo. Hacen una cara alegre para un mono, un mago adolescente hasta con anteojos y los rasgos delicados del hada Campanita. Tejen ídolos del rock, personajes de Disney, simpáticas llamas y hasta unicornios. Con cada alma que nace de sus agujas, aprenden cosas nuevas para repetir en los modelos por venir.

A pesar del éxito del emprendimiento, las mujeres no quieren quedarse sus secretos guardados. Así como ellas aprendieron a hacer los muñecos gracias a tutoriales en línea, su próximo proyecto es crear una revista virtual para compartir todos los patrones que han diseñado hasta ahora, y que surgen en muchos casos a partir de pedidos específicos de clientes.

“Es algo muy a futuro”, aclara Ana sobre esta nueva propuesta, que busca que cualquier persona pueda sumergirse en el mundo de los amigurumis y descubrir junto con ellas el amor por el tejido al crochet.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCDPo7PbHyq0%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABO7geiXCrMfxETWZBG8Jr1sFQkCSyyo3ROZAumFobueFQqvi0rPNcLaS3SwY7z4RyDPjIP82Oqdytt4SaWyx9WXm6LRUO0F2DH5sGrkDfh2JCVjR56ZBSU7FfpCV2MYKQ1a4tZAD7pmzg2AEnInR3cZAgXTiZAwZDZD

Las fiestas de fin de año las encontraron con una intensa producción, y Ana afirma que ya tienen más de 15 encargos para el 6 de enero, cuando lleguen los Reyes Magos. Pero, más allá de la respuesta del público, la llama que mantiene encendido al negocio son todas esas tardes de charlas compartidas que encontraron gracias al tejido.

“Cada una tiene su vida, pero cuando nos sentamos a tejer, es el momento de conexión”, dice Ana y aclara que siempre tuvo una buena relación con su mamá, pero que Amigos Tejidos las hizo fortalecer su vínculo desde la raíz. Así, madre e hija se unen en un vínculo de familia, de zurdas, de artesanas, de creativas, de emprendedoras y, sobre todo, de fervientes creyentes en el alma detrás de cada una de sus creaciones.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.4516129032258% Me interesa
83.870967741935% Me gusta
2.4193548387097% Me da igual
3.2258064516129% Me aburre
4.0322580645161% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario