Mansilla criticó a Pinedo por la extrajerización de tierras

El diputado del Frente Neuquino se refirió al proyecto ley que modifica la manera de adjudicación.

El diputado del Frente Neuquino, Mariano Mansilla alertó sobre las consecuencias que tiene para Neuquén el proyecto presentado por Federico Pinedo ante el Senado de la Nación y que pretende la derogación de la Ley 26.737 que establece un Régimen de Protección de la Tierra Rural en todo el territorio nacional.

"La pretensión del oficialismo representada en el proyecto de Pinedo modifica un esquema de defensa y resguardo de los bienes estratégicos -tierra y agua-, por un sistema express de entrega del patrimonio, los recursos y bienes comunes de todos los argentinos", expresó el legislador a través de un comunicado.

Te puede interesar...

Mansilla recordó que esta iniciativa no es aislada sino que en el año 2016 el Gobierno de Mauricio Macri inició una embestida contra la Ley 26737, cuando dictó el Decreto 820/16, "mediante el cual se establecieron una seria de modificaciones al espíritu de la ley con el claro objetivo de favorecer a los grupos económicos extranjeros y tras nacionales que ostentan el dominio sobre ingentes extensiones de tierra rural en la Argentina", agregó.

"En aquella oportunidad nos opusimos al Decreto 820/16 con una acción de amparo que tenía por objeto impedir el desguace de un sistema que estaba pensado para ponerle un freno al tremendo proceso de extranjerización que vivimos en la Patagonia y especialmente en la Provincia del Neuquén", sostuvo.

"El dato que aún nos escandaliza es que en la región de mayor concentración de recursos hidricos de la Provincia, -los Departamentos Collon Cura y Lacar-, la tierra rural en manos de grupos económicos extranjeros alcanza al 56%, cuando la Ley establecía un limite por Zona Núcleo de 15%", añadió.

"A esta brutal avanzada del centralismo porteño extranjerizante, debemos oponerle una respuesta federalista desde la Patagonia profunda", concluyó.

Emergencia en materia de Tierras Rurales.

El referente de UNE destacó también que como parte de las iniciativas del Frente Neuquino, se presentó ante la Legislatura Neuquina un pedido de Emergencia en materia de Tierras Rurales, con base en el alarmante porcentaje de extranjerización de la tierra rural, especialmente, de las que contienen los cuerpos de agua dulce de la Provincia. El objeto de la Ley es frenar todo proceso de transferencia de inmuebles rurales que directa o indirectamente tenga entre las partes a personas fisicas o juridicas extranjeras.

Los puntos críticos de la Ley Pinedo:

  • La Ley que se pretende derogar tienen por Titulo: "Regimen de Protección del Domino Nacional sobre la Propiedad, Posesión y Tenencia de Tierras Rurales”, mientras que el Proyecto Pinedo cambia el enfoque: "Régimen de titularidad y uso extranjero de tierras rurales".

  • El fundamento de la Ley 26737 es la protección de la tierra rural y el agua, como bienes y recursos estratégicos frente al poder de los grupos trasnacionales que acumulan tierras ricas en biodiversidad y recursos de toda índole: mineros, forestales, acuiferos, etc.

    "El fundamento de su derogación es la equiparación contenida en nuestra constitución entre ciudadanos extranjeros y argentinos; de esta manera, se utiliza como excusa la igualdad ante la Ley para favorecer intereses -no ya de simples ciudadanos extranjeros-, sino y fundamentalmente, a los grupos economicos trasnacionales, hacia quienes esta dirigida toda la legislación vigente", indicó Mansilla.

  • La Ley vigente establece un limite insuperable del 1000 (mil hectáreas) para las personas físicas o jurídicas extranjeras, sin excepción. En cambio, la Ley Pinedo habilita a la autoridad de aplicación a superar dicho limite siempre y cuando se den lo siguientes requisitos:

    a) que se trate de personas con “antecedentes relevantes”; en este caso, depende del Poder Ejecutivo determinar quien posee antecentes relevantes y en que puedan consistir estos antecedentes, de manera tal que los autoricen a regularizar u obtener mas tierra de la permitida.

    b) que la inversión comprometida con el fin de adquirir la tierra implique una mejoría relevante en materia de producción, productividad y generación directa o indirecta de empleos; de este modo, se legaliza lo que se denomina “fidelización” de las poblaciones locales: como Lewis o Ted Turner generan algunos puestos de trabajo, les permitimos quedarse con miles y miles de Tierra Rural.

    c) que el proyecto que se presente resulte favorable para la protección del medio ambiente y la biodiversidad; el proyecto es explicito en cuanto a favorecer las estrategias de estos grandes grupos económicos que bajo la fachada de la protección ambiental, se quedan con la administración y apropiación privada de nuestras riquezas naturales y bienes comunes.

En este sentido, Mansilla adelantó que presentaron ante la Legislatura de Neuquén, una Comunicación dirigida al Senado de la Nación mediante la cual se expresa el repudio a esta iniciativa toda vez que vulnera gravemente el art. 124 de la Constitución Nacional por favorecer la entrega de la tierra rural a los grupos económicos extranjeros, violentando el dominio originario de las Provincias sobre los recursos naturales existentes dentro de nuestro territorio, al mismo tiempo que perfecciona la estructura de saqueo y despojo sobre nuestras riquezas y bienes comunes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído