Manzanas y peras: cóctel extraordinario de nutrientes

Por Silvana Salinas

Tienen mil y un propiedades. Se las puede comer de todas las formas posibles: crudas, cocidas, ralladas, convertidas en jugo, agregando sabor y color a comidas y postres. Y además, en nuestra región valletana, basta con estirar una mano para conseguirlas. Pero entonces, ¿por qué el consumo de peras y manzanas sigue sin remontar?

Te puede interesar...

Mientras que en algunos países europeos por persona y por año se consumen más de 9 kilos, en nuestro país el consumo aparente se ubica en los 6,5 kilos de manzana por persona y por año, cuando hace apenas un par de décadas atrás llegaba a casi el doble.

¿Los precios? ¿La calidad de la fruta que se destina al mercado interno? ¿Costumbres? ¿Gustos? ¿Falta de información? ¿Fallas en la distribución? Uno de estos factores, todos o tal vez muchos más, pueden llegar a ser los 'culpables'.

Sin embargo, es una realidad que no deja de preocupar dado que se trata de dos de las frutas que presentan mejores y mayores propiedades nutricionales. Las cuales, sin duda, traen enorme bienestar si se las incorpora a una dieta diaria.

La especialista en Nutrición natural, Gabriela Di Leandro, destacó que "la composición de la manzana es un cóctel extraordinario de nutrientes".

"La manzana es rica en pectina, un tipo de fibra soluble que no se absorbe en el intestino. Retiene el agua y se convierte en un gel que actúa como una emulsión que absorbe desechos en el intestino y facilita la eliminación de toxinas con las heces", mencionó, entre sus principales propiedades y también resaltó su contenido en ácidos orgánicos. "Representan entre el 1% y el 1,5% del peso de la manzana. Estos ácidos producen al metabolizarse un efecto alcalinizante en la sangre y los tejidos. Además, renuevan la flora intestinal, evitan las fermentaciones". (Ver Recuadro)

Cáncer gastrointestinal

La Organización Mundial de la Salud advierte que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales.

Por eso recomienda ingerir como mínimo de 400 gramos de frutas y vegetales diarios mientras que las Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan el consumo de 700 gramos, que incluyen 300 de frutas y 400 de verduras.

En los valles irrigados de los ríos Negro y Neuquén, se producen entre el 80 y 90% de las peras y manzanas que se consumen en Argentina cuya comercialización moviliza la economía de toda una región.

En un escenario mundial donde se proponen cambios de hábitos alimenticios y donde el consumidor está ávido de productos diferenciados por su calidad y beneficios nutricionales, en nuestro país se observa una baja del 33% en el consumo manzanas, pasando de 9.84 a 6.56 kg/habitante por año solo entre 1996 y 2011; y un incremento del 6% en el consumo de peras, pasando de 2.21 a 2.33 kg/habitante por año en el mismo periodo, según datos de un informe del INTI. De ahí en adelante, los niveles de consumo siguen en picada.

Argentina consume menos del 30% de manzanas que la Unión Europea, la mitad que Nueva Zelanda y un 40 % menos que Chile.

Ofertas para todos los gustos y paladares

Rojas, verdes, bicolor, dulces deliciosas, semiácidas, ácidas, crujientes, firmes... Si hay algo en lo que hay coincidencia entre los especialistas de la salud, es que la manzana es una de las frutas más saludables y, particularmente en esta región, está al alcance de la mano todo el año. Y tiene propiedades “chequeadas”. (ver recuadro)

El turno de la pera

"La pera es agua pura, y destaca de ella la fibra que nos aporta y minerales como el potasio. A la hora de comprarlas, tenemos que saber su punto de maduración, para ello las presionamos con el dedo y si notamos que están un poco blanditas es que están en su punto. Si están muy duras es que aún están verdes y les quedará un poquito. Su textura, su dulzura y su agua, hacen que sean perfectas para fortalecer nuestras defensas en los momentos más duros del año", explican expertos en nutrición.

La pera tiene propiedades antioxidantes, ayuda a controlar el colesterol, contiene ácido fólico, y es perfecta para dietas por su gran contenido en agua.

Cualidades

Según un antiguo aforismo: “una manzana al día aleja al médico” y en nuestro Valle somos afortunados de disfrutarlas, sostiene la nutricionista Gabriela Di Leandro.

"La composición de la manzana es un cóctel extraordinario de nutrientes", agrega, y estas son sus principales cualidades:

La fibra más sana

La manzana es rica en pectina, un tipo de fibra soluble que no se absorbe en el intestino. Retiene el agua y se convierte en un gel que actúa como una emulsión que absorbe desechos en el intestino y facilita la eliminación de toxinas con las heces.

Ácidos orgánicos

Representan entre el 1% y el 1,5% del peso de la manzana. Estos ácidos producen al metabolizarse un efecto alcalinizante en la sangre y los tejidos. Además, renuevan la flora intestinal, evitan las fermentaciones.

Taninos y flavonoides

La manzana es, después del membrillo, una de las frutas con un mayor contenido en taninos, que son astringentes y antiinflamatorios.

En cuanto a los flavonoides –presentes en muchas frutas y hortalizas– impiden la oxidación del colesterol “malo” LDL, lo que evita que se deposite en las paredes las arterias.

Contiene aminoácidos como cisteína y arginina que intervienen en la eliminación de toxinas.

Vitaminas y minerales

Contiene pro Vitamina A. vitaminas del grupo B: B, B2,B3, Vitamina E y P. Entre sus vitaminas destaca la C: una manzana puede cubrir el 30% de las necesidades diarias.

El fósforo que contiene mejora el estrés y cansancio mental.

Es rica en boro, mineral que interviene en numerosas funciones del organismo.

Las manzanas también contienen además ácido málico que la convierte en un depurativo hepático natural.

Cómo consumirla y para qué

Cruda, pelada y bien masticada. Puede usarse la cáscara si es orgánica.

Pelada y cocida aumenta los mucílagos, conveniente para las dispepsias, gastritis, úlceras gastroduodenales, diarreas.

Cruda, rallada y oxidada es ideal en diarreas.

Su agua de cocción es depuradora, nutritiva y digestiva.

Licuado de manzana ¡ultrasaludable!

Es depurativo/remineralizante

Ingredientes: 1 manzana, jugo de medio limón, 1 hoja chica de kale o un puñado pequeño de perejil y 1 vaso de agua para licuar.

Preparación: colocar todo en una licuadora y licuar por 2 a minutos. Consumir en ayunas.

"Pueden agregarse otros ingredientes según los beneficios que estemos buscando y -aclaró la experta en Nutrición Natural- no todas las personas toleran los mismos alimentos. Por lo tanto puede comenzar simplemente con un batido o licuado de manzana con limón y agua para probar tolerancia".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído