Matan de 85 puntazos a un boy scout chileno por celos

Una pareja fue detenida por el atroz crimen del joven de 17 años.

Un chileno asesinó a un joven de 85 puñaladas por haber tenido un vínculo amoroso con su novia, quien también está acusada de participar en el hecho. Amor, venganza y muerte: el caso que tiene en vilo a los chilenos en las últimas horas. Tomás Acevedo, un boy scout de 17 años, fue hallado sin vida en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua.

De acuerdo a la información divulgada por los medios locales, el asesino Ulises Labrín (23), que conocía a la víctima, lo citó en el sector de Estero Zamorano. El motivo, de acuerdo a la hipótesis oficial, fue que Labrín se enteró de que Acevedo habría mantenido relaciones con su novia, de 15 años. También, trascendió que el boy scout habría abusado de ella.

Te puede interesar...

El diario La Cuarta informó que Labrín usó guantes quirúrgicos y atacó al joven con una daga mientras su novia observaba el hecho. Después, limpiaron la sangre, destruyeron el celular de la víctima y quemaron su ropa. En total, el cuerpo presentaba más de 200 lesiones cortopunzantes. La policía local los detuvo por el delito de homicidio calificado: el asesino está con prisión preventiva, mientras que su novia quedó con internación provisoria. El fiscal de la causa, Claudio Riobo, afirmó, según La Tercera: “Hasta el momento, (los detenidos) son los autores intelectuales y materiales de la comisión del delito”.

“Respecto de ambos se decretó la medida cautelar más gravosa respecto de cada uno de ellos. El adulto, la prisión preventiva, y respecto de la adolescente, la internación provisoria, por estimar el tribunal que la libertad de ambos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”, señaló la magistrada del Juzgado de Garantía de San Vicente, Yesica Hidalgo Parra.

Un detalle escalofriante es que la novia estuvo presente en el funeral del boy scout: saludó a la mamá, escoltó el féretro y le dio el pésame: “Cómo puede haber tanta maldad en el mundo, con 15 años. Ella es la autora intelectual de los hechos”, aseguró la madre de Acevedo, Beatriz Olea. Por otro lado, el padre de la menor de edad dijo que ella “estaba manipulada” por Labrín y que su hija “no es una psicópata”.

Era un chico muy querido y amable

Tomás Ignacio Acevedo tenía 17 años, era muy querido y formaba parte de un grupo de scouts. Sus amigos y familiares perdieron su rastro después de que el joven asistiera justamente a una reunión con su grupo en el colegio España. Paula Mora, miembro de la agrupación scout Rucalhue, lo definió en conversación con Chilevisión Noticias como “un chico muy simpático, muy servicial, siempre estando con los niños más chicos, jugando, pasándolo bien, ayudando en todo”. En tanto, desde el Jardín El Principito Valiente de la comuna de la región de O’Higgins, donde estuvo de pequeño, lo recordaron como un niño “muy alegre, atento, caballero y responsable”. Tomás hacía trucos de magia en sus tiempos libres y además cantaba, compartiendo videos de sus dotes en sus redes sociales. Su cuerpo apareció con más de 80 heridas cortantes en el cráneo, cuello y tórax. El fiscal adjunto de San Vicente, Claudio Meneses, informó además que estaba sin algunas de sus pertenencias, como su celular.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído