Mató a su esposa en una maratón de sexo sadomasoquista

Fue en la luna de miel. El hombre le perforó los intestinos con un gancho.

Un hombre de Krefeld, Alemania, irá a juicio por la muerte de su mujer, ocurrida en circunstancias confusas después de una maratón de 48 horas de sexo. Ralph Jankus, el acusado, le explicó a la policía de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste de Alemania, que él y su mujer, Christel, se casaron y decidieron pasar su luna de miel en su hogar, dedicados a sus prácticas sadomasoquistas. Pero todo terminó de la peor manera.

Jankus, de 52 años, argumentó que tiene tres décadas de experiencia en la materia y que en ningún momento notó que su mujer no estuviera bien después de esa “luna de miel” tan particular, informó el sitio británico Mirror. Sin embargo, cuando este hombre llamó al servicio de emergencia porque la mujer se descompensó, ya era demasiado tarde: Christel, de 49 años, murió cuatro días después de la maratónica sesión debido a heridas internas producidas por un objeto que habría sido insertado en su cuerpo.

Te puede interesar...

Asesino-a-su-esposa-en-una-fiesta-sado-página-18-3.jpg

El hijo de Christel, un hombre de 30 años cuyo nombre no trascendió, les aseguró a los investigadores que su madre había sido sometida a conductas abusivas en su infancia, que no se encontraba mentalmente estable y que su flamante marido la controlaba. En su relato, el hombre llegó a denunciar que Christel se vestía con ropa que la cubría de pies a cabeza para que nadie viera las marcas de la actividad de Jankus.

Los médicos forenses determinaron que Christel murió por una perforación en su intestino, que podría haber sido provocada, por ejemplo, por un gancho clavado en su abdomen que luego fue retirado sin cuidado alguno. Todo eso, durante uno de los actos sadomasoquistas que tuvieron en esas 48 horas fatales.

Asesino-a-su-esposa-en-una-fiesta-sado-página-18-2.jpg

Horas después del hecho, se supo que la mujer había denunciado a Jankus por violencia doméstica en 2017 pero luego retiró la acusación y se internó en una clínica psiquiátrica. Una vez que recibió el alta por parte de los especialistas, retomó su relación con el hombre al punto de contraer matrimonio con él. De todos modos, semanas antes de la boda se había refugiado en un albergue para mujeres.

El abogado de Jankus intentó librarlo de la responsabilidad por la muerte de su mujer pero un portavoz de la corte en la ciudad de Krefeld, en el estado alemán occidental de Renania del Norte-Westfalia, confirmó que un informe psiquiátrico muestra que el acusado es plenamente responsable de sus acciones. Y de esa manera, consideran que el hombre está apto psicológicamente para responder por su negligencia. El fiscal del caso cree que Jankus debe haber estado al tanto de la condición en la que se encontraba su esposa y sabía que su vida estaba en peligro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído