El clima en Neuquén

icon
15° Temp
47% Hum
La Mañana Sueño

Mauri, el guitarrista de El Chocón que cumplió su sueño

Tiene 13 años y admira a la artista Sele Vera, con quien cantó hace unos días. Conocé esta historia.

En la vida hay historias que se construyen por casualidades del destino. En los lugares y momentos menos esperados se puede dar el inicio de alguna de ellas. Esta es una historia de talento, amor incondicional y ganas de perseguir un sueño.

Es la historia de Mauricio Ibáñez, un niño de 13 años de esta localidad, y de Sandra Arévalo, la portera de la escuela a la cual concurre el pequeño artista en potencia. Mauri, como todos lo llaman, es un intérprete de guitarra autodidacta desde sus primeros años de vida. Luego, durante la extensa cuarentena decretada por la pandemia de COVID, dedicó el mayor tiempo posible a incrementar sus conocimientos en la materia.

Te puede interesar...

Así fue que en algún momento del confinamiento su madre le mostró un video de la artista de Bariloche, Sele Vera, y se maravilló con su voz y sus canciones. El niño, con la guitarra un poco averiada que tenía en su casa, comenzó a sacar todos los temas de la cantante. Allí también fueron los momentos en los que comenzó a acunar el sueño de cantar con ella.

Así es que por esas cosas del destino, a Mauri se le cruzó por el camino quien después de alguna manera sería el "alma mater" de sus sueños realizados. Se trata de Sandra Arévalo (conocida como Sandrita debido a su baja estatura). Ella es portera del CPEM 9. "Al comenzar las clases presenciales este año, un día en un recreo escuché cantar a alguien en un aula de la escuela, me acerqué y vi que era Mauri el que cantaba con tan hermosa voz. Lo felicité en ese momento", contó Sandra.

Sele vera.jpg
Sele Vera cumplió otro sueño.

Sele Vera cumplió otro sueño.

A medida que pasaron los días, Mauri y Sandra comenzaron a entablar una linda amistad hasta que lo invitó a su casa y junto con su marido lo animaron a grabar un video para subirlo a las redes sociales tocando sus canciones favoritas.

Pronto se comenzaron a viralizar esas canciones, así como su sueño de conocer a Sele Vera. "Yo no sé por qué este nene se cruzó en mi camino, yo tengo una sola hija (Karen Rocío) de 24 años. Así que me dije ‘le tengo que cumplir el sueño sea como sea’, y gracias a Dios y a mucha gente que me ayudó, ya pudo cumplirlo", contó Sandra.

Hace unas semanas, la artista de Bariloche dio un recital en la Cerámica Neuquén y allí pudo sacarse fotos, subirse al escenario y cantar con ella.

Embed

El reencuentro con su abuelo

Previo al show central en el escenario, se pudieron fundir en un abrazo Mauricio (y su hermano) con su abuelo Juan Ibáñez (69 años), pastelero de profesión y amante de la música. El hombre vive en Neuquén y desde que comenzó la pandemia no se veían personalmente. “Fue una noche tan feliz ya que pude lograr ver a mi querido abuelo y además tener la posibilidad de conocer a Sele Vera gracias al esfuerzo de Sandra y a su esposo Orlando Vázquez y de otras tantas personas que me ayudaron sin ningún interés, entre ellos Edgardo Pino de RTN”, dijo Mauricio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario