"Me dicen que profeso la liberación de la mujer"

Soledad Gennari. Es vocal del TSJ neuquino. Asumió el cargo el año pasado. Hoy se propone revisar la estructura el Poder Judicial para adecuarla a la perspectiva de género.

Javier Cantarini
cantarinij@lmneuquen.com.ar


La Oficina de la Mujer en Neuquén fue creada por un lineamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Empezó a funcionar el 17 de febrero pasado, por Acuerdo 5431/15. Y no es casualidad que se haya materializado con la incorporación de María Soledad Gennari como vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la provincia. Una mujer que tiene entre sus objetivos dentro del Poder Judicial incorporar la perspectiva de género, tanto en las relaciones interpersonales como en las propias sentencias judiciales. Una tarea para nada sencilla si se tiene en cuenta que la magistrada con cada acción se propuso rever una estructura tan rígida como acorde al mandato que siempre impusieron los hombres, como una suerte de "patriarcado judicial".

La vocal que se muestra dispuesta a aplicar el derecho internacional que la asiste, como la Convención para Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (conocida como Belem do Pará) y la Convención sobre la Eliminación de las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), para buscar la equidad entre todos los géneros.

¿Qué objetivos persigue la Oficina de la Mujer del Poder Judicial en Neuquén?
Es fundamental incorporar la perspectiva de género, no sólo en la prestación del servicio hacia afuera, sino en la estructura del Poder Judicial y en todos los procesos. Abordamos el lenguaje inclusivo adaptado a las nuevas realidades sociales que promueve la tolerancia, el respeto y la inclusión. Está comprobado que cuando se incorporan determinados vocablos inclusivos y con perspectiva de género eso queda en la persona y no hay una regresión.

¿Dentro del Poder Judicial, qué nota en relación con la inequidad de género?
Hay una marcada desigualdad de género por cuestiones culturales e históricas. Es evidente y se marca en el mapa de género del Poder Judicial. Se ven en la Cámara, en el Tribunal y en los fiscales jefes donde la mayoría son varones (ver recuadro). Por eso promovemos la remoción de obstáculos que vayan en contra de esa igualdad.

¿En el trato cotidiano siente que hay desigualdad?
Desde que pensé en este proyecto, el apoyo fue importante. Lo armamos rápido, y no sería real decir que sentí alguna desigualdad. Siempre hubo apoyo. La Oficina de la Mujer es un proyecto institucional porque hay una comunicación con el resto de los vocales del Tribunal.

¿La estructura patriarcal influye en los denominados fallos sexistas?
Todos los poderes están integrados por personas que viven en una sociedad. Y si esa sociedad tiene determinadas escalas de valores, mandatos y estructuras culturales de comportamiento, lo normal es que esas conductas se reproduzcan en todos los estamentos. Hay un grado de conciencia progresivo respecto de la perspectiva de género y eso se comienza a notar en la calidad de las sentencias. Y a su vez vemos cada vez más citada en los fallos la Convención de Belem do Pará. Se usan preceptos que antes estaban alejados.

¿Observa que hay dificultad de las mujeres para acceder a los puestos de jerarquía o poder, ya sea en el sector público como privado?
La ONU Mujeres, en un comunicado sobre el avance en el mundo corporativo empresarial de la mujer, daba un ejemplo en Emiratos Árabes de una mujer accionista mayoritaria de una empresa de explotación y exploración petrolera. El ejemplo da cuenta de que no es la regla, pero significa que hay un cambio. La mujer es altamente competitiva y puede estar en condiciones de paridad respecto del desempeño. Siempre se asoció que una mujer no puede estar al frente de una empresa por su ciclo reproductivo, o porque las tareas de crianza o cuidado le iban a impedir desarrollarse familiarmente. Por eso no es casual que muchas mujeres retomen la carrera después que tuvieron hijos. Hoy ese concepto está en crisis.

¿Tuviste algunos planteos de este tipo al asumir como vocal en el TSJ?
En mi vida privada me dicen que profeso la liberación de la mujer, en el sentido de que la mujer no puede estar siempre condicionada a cumplir el mismo rol. Yo siempre digo: cumplí el rol que elijas, pero lo importante es que elijas. Si una mujer quiere tener un perfil competitivo-corporativo y altamente profesionalizado, lo puede hacer. Lo que no quita que pueda ser una excelente madre o esposa, eso en el caso de la mujer. A mí me preguntaban, una vez que asumí en el cargo de vocal, qué iba a hacer con mi hijo. Era gente conocida, hombres y mujeres de todo tipo de edad. Y la realidad es que a mí me resulta llamativo porque tengo incorporadas otras formas de ver las cosas y me siento plenamente capacitada para poder asumir las dos tareas. Y para poder hacer eso es importante compartir las tareas de cuidado con la pareja.

Teniendo en cuenta la importancia de los medios de comunicación en la sociedad, ¿cuál es o debería ser su rol en temas que se enmarcan dentro de la noción de perspectiva de género?
El rol que tienen que cumplir es fundamental. Porque son formadores de opinión y tienen la responsabilidad enorme de divulgar ciertas situaciones y no reproducir otras. Un medio que maltrate a una víctima o que comunique indebidamente o que estigmatice genera un daño muy profundo. Tal es el daño que como en las actuaciones administrativas judiciales que eventualmente se puedan producir de manera equivocada. Los medios que aplican la perspectiva de género son aliados estratégicos para ayudar a un propósito. Es una responsabilidad social.


Pocas jefas y muchas agentes

De acuerdo con el Mapa de Género realizado por la Oficina de la Mujer en Neuquén, el Poder Judicial está integrado en un 67% de mujeres sobre un total de 1816 personas. Si se tiene en cuenta los puestos de mayor poder, en el TSJ, de cinco cargos, cuatro son ocupados por varones. Y entre los camaristas de un total de 24, 16 son varones, es decir, más del 70%. En tanto, en el personal administrativo es donde mayor cantidad de mujeres hay en este sector estatal: representa el 72% sobre un total de 735 personas que trabajan.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído