"Me separé, si hace eso es porque está enfermo"

Lo aseguró la docente de Centenario tras el allanamiento por pedofilia.

Gretel Olivares
policiales@lmneuquen.com.ar

Centenario
Conmocionada, aturdida y quebrada. Así dice sentirse Liliana luego de que una comitiva de la Policía Federal allanara su casa, en la que vivía con su pareja, por una causa en la que se investiga una red de pornografía infantil con conexiones en varias provincias y en el exterior.

“Nunca pensé que me iba a pasar una cosa así. Hace 30 años que trabajo con chicos en Centenario y nunca tuve ningún problema. Todavía no puedo creer lo que me toca vivir”, le manifestó Liliana a LM Neuquén.

La mujer aseguró que el martes, el día del allanamiento, fue ella la que les abrió la puerta de la casa a los efectivos y fue por eso y por su condición de conviviente que acudió a la sede policial en Neuquén.

“Fuimos después de que secuestraran cosas de la casa. Se llevaron mi celular y mi computadora, la de él estaba en su trabajo. Yo creí en todo momento que se trataba de una equivocación, que se habían confundido”, relató desconsolada Liliana.

La sorpresa e incertidumbre del allanamiento fue pasando a medida que transcurrían las horas, hasta que cerca de las 22 del martes escuchó lo peor, una confesión. “Me quedé a solas con él y me reconoció que hace cuatro años había descargado material de ese tipo. Algo se quebró en mí”, recordó con la voz entrecortada.

Luego de una pausa, pareció juntar fuerzas y siguió: “Me pidió que no lo odiara, me aseguró que nunca imaginó que esto me podía salpicar a mí: ‘Me da vergüenza mirarte a la cara’, me dijo”.

De acuerdo con la información recabada por este medio, la orden de allanamiento venía a nombre del hombre de 50 años. “Nunca usé su computadora, ni compartió eso conmigo. Yo no tengo nada que ver, tampoco me imputaron ningún delito. Lamentablemente me toca vivir con esto”, confió angustiada.

Liliana relató que al día siguiente del operativo, tomó sus pertenencias y se fue de la vivienda de Los Mayas al 500, del barrio Devi. “Estoy tratando de procesar todo esto, y no pude quedarme ahí, me fui a la casa de una amiga. Mi familia y allegados me están conteniendo y me cuidan, recibí muchos llamados de apoyo. Lloramos todos juntos”, expresó angustiada.

Y condenó de manera tajante esas prácticas: “Es muy feo, es horrible. Yo tengo una nieta. Además sé el daño que provocan los abusos en los niños, y la pornografía infantil es un abuso público que se hace de los niños”.

Pornografía infantil
La alerta se recibió desde Alemania y tuvo impacto local

El allanamiento en la casa sobre calle Los Mayas al 500, realizado el martes al mediodía, provocó conmoción en Centenario. Efectivos de la Delegación Neuquén de la Policía Federal secuestraron de la vivienda donde vivían la docente y el municipal varias computadoras, teléfonos y CD.

“Yo no lo podía entender. Hasta las 22 de ese día yo creí que todo se trataba de una equivocación”, aseguró Liliana, quien agregó que ya se retiró de ese domicilio porque decidió separarse de su pareja, el principal involucrado en la causa federal que investiga una red de pornografía infantil con conexiones en el exterior y en diferentes provincias.

FRASES
“Esto me manchó a mí y a mi familia. Estoy muy conmovida, jamás pensé que me iba a pasar algo así. No puedo estar con una persona que haga estas cosas. Me separé”.
“Estoy dispuesta a colaborar con la Justicia lo que sea necesario. Yo sé el daño que le provoca a un niño el abuso. La gente que consume esas cosas está enferma”.
Liliana Docente de Centenario, ex mujer del municipal

Había sido denunciado por abusar de su hija

Centenario
La causa que investiga la Policía Federal sobre la participación de un municipal en una red de pedofilia que operaba en diferentes provincias argentinas -entre ellas Neuquén- y tenía conexiones en el exterior provocó conmoción en Centenario y generó sospechas sobre una causa de abuso cuya denuncia contra el municipal fue realizada por la madre de su hija, hace 24 años.

En este sentido, Laura García, ex mujer del municipal con la que tuvo una hija, declaró a la prensa que hace 24 años denunció al hombre por haber manoseado a su propia hija cuando la niña tenía apenas 3 años.

“Yo denuncié situaciones de violencia hasta que logré separarme. Un día después de la separación, este hombre se encontró con la criatura y al volver, la nena me dijo que él le había tocado la cola; no sólo dice eso, sino que hay otras personas que en ese momento escucharon. Además de la gravedad del hecho, hoy tenemos una sociedad cómplice de estas cosas”, disparó Laura luego de que se haga pública la investigación federal que lo involucra en una red de pedofilia.

La mujer cuestionó a la Justicia y a la jueza que en su momento archivó la causa. “No sólo archivaron la causa, sino que revincularon a mi hija con su padre”, indicó.

García, al ser consultada sobre si su hija -hoy mayor de edad- volvería a denunciar a su padre, indicó que será la joven la que tras asesorarse tomará la decisión.

Por otro lado, la ex mujer del municipal instó a que la gente se anime a denunciar si fue víctima de hechos de abuso en estos más de 20 años. “Sabemos que es un camino penoso y que la Justicia tiende a revictimizar a las víctimas, pero es necesario”, aseguró.

Las declaraciones públicas realizadas se dieron en el marco de la investigación que llevó adelante la Policía Federal y que tomó estado público el martes tras un allanamiento en la casa del empleado municipal.

FRASE
“Hace 24 años que denuncié a este hombre por haber abusado de mi hija cuando tenía 3, la denuncia no prosperó. Y encima ordenaron una revinculación”.
Laura García Ex mujer del municipal investigado por la Justicia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído