El clima en Neuquén

icon
Temp
84% Hum
La Mañana +Salud

Mes de la Mujer: consejos esenciales para una vida plena y saludable

Qué controles deben son propios de cada momento de la vida de las mujeres.

En 1977, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer. Queremos aprovechar este día para concientizar sobre los cuidados de la mujer, principalmente acerca de su salud, considerándola un pilar básico de la estructura social.

La mujer fue ganando espacio y reconocimiento, hoy se desempeña en todos los ámbitos y las acciones por la salud son una tarea diaria y cotidiana de todos.

Te puede interesar...

En el marco de la campaña +Salud, que llevan adelante la Legislatura de Neuquén, junto a LU5 AM600 y LM Neuquén, te invitamos a conocer los cuidados y controles recomendados para cada etapa en la vida de la mujer.

Sabemos que en el cuidado de la salud, la prevención y detección precoz son fundamentales en hombres y mujeres pero es importante reconocer que tenemos cuerpos y hábitos diferentes, existen diversos factores de riesgo inherentes al solo hecho de ser mujeres, como por ejemplo la hipertensión arterial y diabetes durante el embarazo, antecedentes de partos prematuros, o enfermedades autoinmunes, artritis, lupus que aumentan el riesgo cardiovascular en el futuro.

Cada etapa en la vida de una mujer necesita de un acompañamiento especial, nos obliga a estar atentas a las señales que el cuerpo nos da y darnos el tiempo para consultar ya que sólo una mirada clínica puede promover acciones adecuadas antes de que sea tarde.

En cuanto a la prevención, son las recomendaciones generales que debemos adquirir como hábitos de vida, alimentarse de manera saludable, mantener un peso adecuado, realizar actividad física regularmente, no fumar, limitar el consumo de alcohol, mantener relaciones sexuales seguras, conocer tus valores habituales de glucemia, presión arterial, etc y realizar los controles médicos recomendados para cada etapa.

Hablemos entonces de los controles propios de cada momento de la vida de las mujeres.

Entre los 11 y 20 años

Control clínico para realizar una historia clínica detallada con sus antecedentes personales y familiares, realizar un ECG, conocer las cifras de presión arterial son importantes también en esta etapa. En cuanto al control ginecológico es importante realizarlo ya que en esta etapa hay cambios hormonales, en el cuerpo, primera menstruación o menarca, inicio de relaciones sexuales, entre otros.

Otro aspecto a tener en cuenta son las inmunizaciones, por ejemplo a los 11 años la vacuna contra el virus papiloma humano (HPV).

Entre los 20 y los 35 años

A los 20 el control médico periódico ya debe formar parte de tu rutina. En esta etapa, salvo que el médico indique lo contrario, el control puede realizarse cada dos años.

En esta consulta además de recopilar información sobre antecedentes de salud en tu familia, se interroga sobre tus propios antecedentes clínicos: Enfermedades o cirugías previas, Inicio de relaciones sexuales, embarazos interrumpidos o llevados a término, fecha de la primera menstruación, regularidad de los ciclos menstruales, dolores menstruales, ingesta de anticonceptivos, etc

Dentro del examen físico se incluye peso, altura y presión arterial.

Análisis de orina y sangre.

Electrocardiograma y una evaluación cardiovascular.

Control ginecológico que incluye un examen mamario, papanicolau y una colposcopía para verificar la salud de tu aparato reproductivo.

Según tus hábitos y características físicas, es posible que te pidan una radiografía de tórax (especialmente si fumás o fumaste), un ecocardiograma (si hay antecedentes de afecciones cardíacas o se ausculta algún soplo) o un examen de piel y lunares (si hay riesgo de melanoma u otro tipo de afección), entre otros.

Entre los 36 y los 65 años

En esta etapa se producen en el cuerpo de la mujer cambios hormonales más o menos profundos, que culminarán con la menopausia, el final de la edad fértil, aproximadamente a los 50 años. Se recomienda que los controles indicados comiencen a realizarse una vez por año.

Es habitual que se realicen algunos estudios complementarios.

La evaluación cardiovascular, además de la consulta y el electrocardiograma, puede incluir una prueba de esfuerzo o ergometría cada dos años y un ecodoppler cardíaco y carotideo, según tus antecedentes personales y familiares.

En el control ginecológico, además del autoexamen mamario, test de HPV, Papanicolaou y colposcopia, se suman la mamografía y ecografía mamaria (para detección precoz del cáncer de mama) y una densitometría ósea (para detección precoz de osteoporosis).

Se agrega un control gastroenterológico anual, a fin de realizar los exámenes recomendados para detección del cáncer colo-rectal.

Suele recomendarse en esta etapa una ecografía abdominal y transvaginal para evaluar órganos como el hígado, páncreas, riñones, cuello, útero y ovarios.

No te asustes por la cantidad de estudios!!! Parece mucho pero es cuestión de organizarnos para una vez al año realizar los estudios recomendados y detectar a tiempo posibles complicaciones. Como dice un viejo refrán, “mejor prevenir… que curar”.

A partir de los 65 años

Hoy en día, las mujeres somos cada vez más activas y vivimos intensamente cada momento de nuestra vida. Lo que antes era considerado “tercera edad” es hoy una etapa más de la vida, en la que la actividad laboral puede mantenerse a la par incluso de otras actividades.

Los controles en esta etapa no se limitan a chequeos rutinarios, como en las etapas anteriores, incluyen ahora estudios específicos según las características de cada una en particular.

Con la edad, aumentan el riesgo de ciertas enfermedades, sobre todo cardiovasculares, oncológicas y gastrointestinales, que pueden detectarse y tratarse a tiempo siendo conscientes y responsables en nuestras elecciones diarias.

En fin… cada etapa en la vida tiene sus propios controles y riesgos, pero hay algunos consejos que se repiten en cada etapa y se trata de nuestro día a día, de nuestras elecciones, de cómo queremos vivir y de cómo nos desarrollamos y nos relacionamos con nuestro entorno.

Mantener una alimentación sana y realizar actividad física es fundamental en cada momento de la vida.

También debemos estar atentas a aspectos intelectuales y psicológicos; nuevos aprendizajes y vínculos interpersonales nos ayudan a mantener nuestra mente despierta y joven.

Una actitud positiva, conservar el buen humor y el control sobre el estrés, respetar nuestros tiempos, mimarnos, hacer actividades que nos gustan, juntarnos con amigas, reírnos a carcajadas, abrazar fuerte, son ingredientes imprescindibles para una vida plena y saludable.

* Dra. María José Castro, médica cirujana especialista en Cardiología y Diagnostico Vascular no invasivo. M.P.NQN: 5933 M.E NQN: 3244

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

58.333333333333% Me interesa
33.333333333333% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
8.3333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario