LMNeuquen Rusia

Microsoft y una universidad descubrieron a los hackers de Putin

La compañía norteamericana dio con los piratas digitales del Ministerio de Defensa ruso.

Tras una intensa investigación, Micosoft y el Instituto Tecnológico de Massachusetts lograron identificar que un ejército de hackers del Servicio de Inteligencia de Rusia vulneró la seguridad de varias empresas norteamericanas, utilizando algunos de los dispositivos que tenían conectados a la “Internet de las cosas”, para acceder a informaciones gubernamentales, militares, médicas, educativas y de ingeniería.

De acuerdo a la acusación de la compañía norteamericana y la prestigiosa facultad, la más importante a nivel tecnológico, los piratas realizaron sus infiltraciones en las compañías por orden directa del gobierno de Vladimir Putin y habrían perpetrado más de 1400 ataques. El grupo que ejecutó las delitos virtuales fue identificado a lo largo del tiempo con diferentes nombres como Fancy Bear, Strontium y APT28. Sus integrantes tienen probados vínculos con la G.U. Generalnogo Shtaba, la Dirección General de Inteligencia de Rusia, también conocida como GRU, a las órdenes del comando militar y del Ministerio de Defensa, y dedicada a operaciones de todo tipo en el extranjero.

Te puede interesar...

Los hackers lograron penetrar en aquellos aparatos que permanecen conectados entre sí pero que por sus características poseen menos protección contra malwares. Así, el gobierno ruso consiguió meterse en firmas de los Estados Unidos a través de teléfonos VOIP, cámaras de seguridad, decodificador de video, dispositivos activados por voz e incluso impresoras.

Microsoft, una de las empresas que más invierte en seguridad a través de su Centro de Inteligencia contra Amenazas, sección en la que trabajan más de 3500 técnicos, consiguió distinguir que algunos de sus softwares habían sido violentados por estos atacantes y que de esta forma podrían “invadir” el resto del sistema informático de las corporaciones seleccionadas por el Kremlin. Así, estuvo monitoreándolos durante más de un año para tratar de establecer un patrón en sus acciones. Como consecuencia del estudio y el seguimiento que realizó, descubrió que el 80 por ciento de sus blancos estaba destinado a intentar penetrar en oficinas vinculadas con el gobierno de Estados Unidos, organismos militares, instituciones médicas, educativas y de ingeniería. El resto eran asociaciones vinculadas con think tanks o de afiliación políticas.

Ese grupo dedicado a la piratería digital, impulsado por Putin, se cree que está activo desde 2007.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario