El clima en Neuquén

icon
14° Temp
43% Hum
La Mañana diseño

Mikal, la primera neuquina en ser creadora de Canva

Tiene 26 años y es la primera diseñadora gráfica de la provincia en ingresar a esta plataforma, que ofrece plantillas gratuitas para los emprendedores.

Si Mikal Reyes eligió el diseño gráfico como profesión es en parte porque la creatividad fluía libre en su casa de Chos Malal. Sus padres son diseñadores de indumentaria y su hermana se dedica a producir alta costura, por lo que creció en un ambiente donde los colores y las formas se combinaban en cuidadas estéticas que la inspiraban a soñar con un horizonte un poquito más allá.

Mikal, de 26 años, estudió en la primera escuela secundaria neuquina con orientación en medios de comunicación. Desde primer año tomó clases de diseño gráfico, pero se fascinó todavía más cuando entró al laboratorio de medios del colegio y la dejaron experimentar a sus anchas con el diseño y la producción radial y televisiva.

Te puede interesar...

“Mi amor por el diseño fue lo que me sacó de Chos Malal”, explica. En esa localidad del norte neuquino, la mayoría de los jóvenes encontraban en la docencia o la Policía las salidas laborales más obvias, pero la joven sabía que su vocación pasaba por otro carril. En cada hobby que emprendía, como los instrumentos musicales o la pintura, demostraba que tenía una veta artística que tenía que pulir más y más.

Entre todos sus familiares reunieron el dinero necesario para que ella se pudiera mudar a General Roca. Allí estudió la Licenciatura en Diseño Visual, en la recién estrenada Universidad Nacional de Río Negro (UNRN). Mikal y otros diez compañeros fueron la primera camada de graduados de esa facultad, y ella se instaló en Neuquén capital, la ciudad donde nació, para ganarse la vida de la mano de su gran pasión.

ON - Diseñadora grafica - Canva (12).jpg

Ahora, con un trabajo como creadora de contenidos en una empresa internacional, Mikal afirma que es posible vivir, y vivir bien, con un trabajo vinculado al arte. Por eso, niega que todos los artistas tengan que morirse de hambre para cumplir algo que parece una profecía inexorable, porque asegura que “la creatividad se puede provocar” y se puede poner empeño y trabajo duro para cumplir metas en el mundo del diseño.

Después de trabajar dos años en un multimedio neuquino como diseñadora, la joven se abrió paso de manera independiente. Se especializó de forma autodidacta en el diseño corporativo y usó sus redes sociales para asesorar a empresas y emprendedores que querían proyectarse y vender más.

En plena pandemia de coronavirus, aprovechó el tiempo libre para tomar cursos y expandir sus horizontes hacia otros mundos del diseño, al tiempo que nutría sus redes sociales para crear una vidriera virtual de lo que mejor sabía hacer: diseñar. “Yo creo que hoy en día el CV son las redes, y por eso lo quería tener impecable. Gracias a eso no tuve que hacer ninguna publicidad para tener clientes”, señala.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCYKlYvdJ3ER%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPJrRDifduItvyYVtZBJNZBr6ZCxGZABwifrefE156uDhp3iSgwP82AxdkaxFg6U55AMB5sYI3schZBA4DkkZAZAZB4znEMx3DMDdNwxY11vwBzZCkglyjUZAVqVulVOByIpvPMOCkRZABZCvfRvIlb0545y7XcI7Dr1UOTwbFUsO1qaFdQCaPM1mQkZD

Como nunca se detiene, se animó a asesorar y a brindar cursos gratuitos para emprendedores. Quería ayudarlos a diseñar para que tuvieran una mejor presencia en redes y mayor rentabilidad con sus proyectos. Cada trabajo le servía también para crear un portfolio y abrirse camino en su propia carrera.

Así llegó a Canva, una aplicación digital que brinda herramientas de diseño gratuito para personas que no saben diseñar. La firma, basada en Australia, buscaba diseñadores latinoamericanos para sumar nuevos puntos de vista y así generar más innovación. Mikal no dudó en postularse para ser parte de una gran cruzada del diseño a nivel mundial.

“Primero mandé un portfolio con todos mis trabajos vinculados al multimedios, pero nunca me llamaron, y como realmente tenía muchas ganas de entrar a Canva, me puse a armar cosas nuevas para tener un portfolio diferente”, explica. Así, volcó toda su creatividad en nuevos bocetos, que ensayaba junto a emprendedores de la región. Les ofrecía hacer sus marcas de cero o diseñarles logos y publicaciones en redes con el sólo fin de tener algo nuevo para mostrar.

ON - Diseñadora grafica - Canva (11).jpg

Su empeño por fin vio la recompensa. “Enseguida me llamaron de Canva y me dijeron que les había interesado mi perfil”, dice un mes más tarde, sin disimular la alegría por ser parte de una de las plataformas de diseño más grandes del mundo.

Mikal empezó a trabajar a los pocos días, junto a otros 130 diseñadores de América Latina, que fueron parte de la primera camada de empleados de esta parte del mundo. “De Argentina somos sólo cinco, de Córdoba y Buenos Aires, yo soy la única de Neuquén”, detalla sobre el grupo nacional, que ya organizó encuentros a través de Zoom y sueña con una reunión para verse cara a cara.

Aunque Mikal escuchó por primera vez de Canva como si fuera una mala palabra, considera que la plataforma no es una competencia para los diseñadores. “Muchos lo ven así porque hay quienes usan Canva y no contratan un diseñador, pero detrás de Canva hay muchos diseñadores haciendo plantillas”, explica. “Está pensado para las personas que necesitan hacer diseño gráfico para sus emprendimientos y no saben nada de diseño”, agrega.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCRJ0cRnn8dL%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPJrRDifduItvyYVtZBJNZBr6ZCxGZABwifrefE156uDhp3iSgwP82AxdkaxFg6U55AMB5sYI3schZBA4DkkZAZAZB4znEMx3DMDdNwxY11vwBzZCkglyjUZAVqVulVOByIpvPMOCkRZABZCvfRvIlb0545y7XcI7Dr1UOTwbFUsO1qaFdQCaPM1mQkZD

A un mes de haberse iniciado en esta mega compañía, la joven disfruta de una rutina con mucha libertad. Cada mañana, calienta el agua para el mate y revisa sus tareas pendientes. Como en la empresa premian a las plantillas más elegidas, no olvida comprobar cuáles son las tendencias de los usuarios, para diseñar exactamente lo que están buscando. Entonces, pone manos, o mouse, a la obra.

Aunque admite que las ideas no llegan siempre con facilidad, Mikal tiene una serie de estrategias para despertar su lado más creativo. Cuando se frustra frente a una hoja en blanco, se aboca a pintar o a tocar instrumentos, porque el arte y la música consiguen inspirarla. Si no, sale a caminar, se conecta con personas de otros ámbitos o mantiene conversaciones con amigos que nutren sus ideas. Así, encuentra tierra fértil para producir sus plantillas.

Por ahora, no sabe mucho de inglés, pero sueña con aprender el idioma para visitar otras geografías y conocer la sede australiana de la compañía, que tiene una metodología de trabajo inspirada en Google, con espacio para la recreación y otras herramientas para despertar el costado más creativo de cada empleado.

ON - Diseñadora grafica - Canva (6).jpg

“Muchos prefieren quedarse trabajando en una gráfica de acá, pero yo siempre soñé con ser parte de una empresa grande y me gustaría vivir en otros lugares”, se aventura. Y su espíritu inquieto parece marcarle un sendero en esa dirección, abriéndose paso en el diseño internacional gracias a su esfuerzo cotidiano.

Además de ofrecer sus servicios para la firma de Australia, con plantillas que están disponibles para usuarios de todo el mundo, la joven diseñadora sigue asesorando marcas y poniendo mucho foco en su cuenta de Instagram, siempre abierta a las nuevas oportunidades que puedan surgir.

Hoy, la plataforma Canva se ofrece como una alternativa para solucionar las necesidades de los que no saben diseñar, pero también como la primera chispa para despertar el amor que Mikal siente por el diseño gráfico. De haber contado con esta herramienta durante su adolescencia en Chos Malal, se hubiera sumergido en océanos creativos desde mucho antes de empezar la facultad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario